Andrea, Barcelona: “Aquel que regresa a su casa habiendo sido feliz será un nostálgico siempre”

El exilio y el retorno tras el exilio son los nexos de unión de los distintos vídeos que conforman el documental ‘Europa, el sueño de Homero’, una visión desde dentro de lo que es la realidad de muchos jóvenes europeos de la mano de cuatro españoles, una ateniense y un portugués.

“Lo que está claro es que el que regresa a su casa habiendo sido feliz será un nostálgico siempre” comienza diciendo Andrea, que ha estado siete años en Londres y no ha regresado a Barcelona hasta hace muy poco tras haber conseguido un trabajo “sorprendentemente, tal y como están las cosas era extraño”.

Andrea recuerda una conferencia de prensa de De Gaulle en 1961, después de que el nuevo gobierno conservador inglés de Harold McMillan anunciara que el Reino Unido presentaría su candidatura a entrar en la CEE:

 El Reino Unido no tiene sitio en Europa, porque es, en efecto, un estado insular, marítimo, vinculado a través de su comercio, los mercados y el suministro de alimentos a países muy diversos y a menudo muy distantes.

Están cansados de la inmigración, tanto polaco, tanto español, tanto italiano, se les nota” cuenta Andrea. “Pusieron una nueva ley ahí en Inglaterra en la que solo podías hacer prácticas durante cuatro semanas sin cobrar y te pagaban comida y transporte. ¿Qué hacen las empresas? Coger cuatro semanas a uno y luego coger cuatro semanas a otro y así van… Yo trabajé tres meses a media jornada gratis y ahí me quedé”.

Ya conocemos a Andrea, Matina en Atenas, Marta en París y Martín en Dusseldorf. Aún queda por ver las historias de Julián, un pintor que tuvo que tuvo que emigrar a Francia en los años 50, a Joao en una Lisboa en la que falta su hermano, y a Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, reconociendo que debemos reformar las instituciones europeas.

Lascia un commento