Francisco de Quevedo – A UN CRISTIANO NUEVO JUNTO AL ALTAR DE SAN ANTÓN

Aquí yace Mosén Diego,
A Santo Antón tan vecino
Que huyendo de su cochino
Vino a parar en su fuego.