Julián, Madrid: “El mundo en 1953 era más pequeño, pero también más grande”

El exilio y el retorno tras el exilio son los nexos de unión de los distintos vídeos que conforman un único documental del realizador Ramón Costafreda: ‘Europa, el sueño de Homero’, una visión desde dentro de lo que es la realidad de muchos jóvenes europeos de la mano de cuatro españoles, una ateniense y un portugués.

Julián, pintor, es un octogenario entre tantos jóvenes, pero su testimonio es relevante. Sus vivencias y sus recuerdos cuando tuvo que exiliarse a Francia en los años cincuenta siguen estando vigentes. En parte es como mirar en una bola de cristal el futuro para muchos jóvenes que podrían ser sus nietos y que están ahora abriéndose camino por Europa.

“En París, cuando llegué allí y me vi en la Place du Tertre, viendo los pintores como pasaban miseria, pintándose, haciendo cosas de chichinabo…  dejé los pinceles“, cuenta Julián. “Me vine obligado, no por capricho, por la enfermedad de la mujer. Si hubiera trabajado más tiempo y me hubiera jubilado a los 65 años en vez de a los 22 de artesano que tuve aquí, que no me ha servido para nada apenas… “.

Y tras conocer a Julián, a Matina en Atenas, a Marta en París, a Andrea que acaba de regresar desde Londres a Barcelona y a Martín trabajando en Düsseldorf, queda encontrarnos con Joao en una Lisboa en la que falta su hermano, emigrado en Londres; y, por último, a Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, un alemán en Estrasburgo, reconociendo que debemos reformar las instituciones europeas.

Lascia un commento