classicistranieri.com / Vicente Blasco Ibanez – El maniqui

Skip to content

Tag Archives: Blasco Ibanez

Vicente Blasco Ibanez – El maniqui

01-dic-11

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); Nueve años habían transcurrido desde que Luis Santurce se separó de su mujer. Después la había visto envuelta en sedas y tules en el fondo de elegante carruaje, pasando ante él como un relámpago de belleza, o la había adivinado desde el paraíso del Real, allá abajo, en un palco, [...]

Vicente Blasco Ibanez – La barca abandonada

01-dic-11

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); Era la playa de Torresalinas, con sus numerosas barcas en seco, el lugar de reunión de toda la gente marinera. Los chiquillos, tendidos sobre el vientre, jugaban a la carteta a la sombra de las embarcaciones; y los viejos, fumando sus pipas de barro traídas de Argel, hablaban de la [...]

Vicente Blasco Ibanez – El ogro

01-dic-11

En todo el barrio del Pacífico era conocido aquel endiablado carretero, que alborotaba las calles con sus gritos y los furiosos chasquidos de su tralla. Los vecinos de la gran casa en cuyo bajo vivía habían contribuido a formar su mala reputación. ¡Hombre más atroz y malhablado! ¡Y luego dicen los periódicos que la policía [...]

Vicente Blasco Ibanez – Un Funcionario

01-dic-11

Tendido de espaldas en el camastro y siguiendo con vaga mirada las grietas del techo, el periodista Juan Yáñez, único huésped de la sala de políticos, pensaba que había entrado aquella noche en el tercer mes de su encierro. Las nueve… La corneta había lanzado en el patio las prolongadas notas del toque de silencio; [...]

Vicente Blasco Ibanez – Lobo de mar

01-dic-11

Retirado de los negocios después de cuarenta años de navegación con toda clase de riesgos y aventuras, el capitán Llovet era el vecino más importante del Cabañal, una población de: casas blancas de un solo piso, de calles anchas, rectas y ardientes de sol, semejante a una pequeña ciudad americana. La gente de Valencia que [...]

Vicente Blasco Ibanez – Un silbido

01-dic-11

El entusiasmo caldeaba el teatro. ¡Qué debut! ¡Qué Lohengrin! ¡Qué tiple aquella! Sobre el rojo de las butacas destacábanse en el patio las cabezas descubiertas o las torres de lazos, flores y tules, inmóviles, sin que las aproximara el cuchicheo ni el fastidio; en los palcos silencio absoluto; nada de tertulias y conversaciones a media [...]

Vicente Blasco Ibanez – Hombre al agua

01-dic-11

Al cerrar la noche, salió de Torrevieja el laúd San Rafael, con cargamento de sal para Gibraltar. La cala iba atestada, y sobre cubierta amontonábanse los sacos, formando una montaña en torno del palo mayor. Para pasar de proa a popa, los tripulantes iban por las bordas, sosteniéndose con peligroso equilibrio. La noche era buena; [...]

Vicente Blasco Ibanez – En el mar

01-dic-11

A las dos de la mañana llamaron a la puerta de la barraca. —¡Antonio! ¡Antonio! Y Antonio saltó de la cama. Era su compadre, el compañero de pesca, que le avisaba para hacerse, a la mar. Había dormido poco aquella noche. A las once todavía charlaba con Rufina, su pobre mujer, que se revolvía inquieta [...]

Vicente Blasco Ibanez – Golpe doble

01-dic-11

Al abrir la puerta de su barraca encontró Sènto un papel en el ojo de la cerradura… Era un anónimo destilando amenazas. Le pedían cuarenta duros y debía dejarlos aquella noche en el horno que tenía frente a su barraca. Toda la huerta estaba aterrada por aquellos bandidos. Si alguien se negaba a obedecer tales [...]

Vicente Blasco Ibanez – El parasito del tren

01-dic-11

—Sí—dijo el amigo Pérez a todos sus contertulios de café—; en este periódico acabo de leer la noticia de la muerte de un amigo. Sólo le vi una vez, y sin embargo, le he recordado en muchas ocasiones. ¡Vaya un amigo! Le conocí una noche viniendo a Madrid en el tren correo de Valencia. Iba [...]

Vicente Blasco Ibanez – Primavera triste

01-dic-11

El viejo Tòfol y la chicuela vivían esclavos de su huerto, fatigado por una incesante producción. Eran dos árboles más, dos plantas de aquel pedazo de tierra—no mayor que un pañuelo, según decían los vecinos—, y del cual sacaban su pan a costa de fatigas. Vivían como lombrices de tierra, siempre pegados al surco, y [...]

Vicente Blasco Ibanez – La condenada

01-dic-11

Catorce meses llevaba Rafael en la estrecha celda. Tenía por mundo aquellas cuatro paredes, de un triste blanco de hueso, cuyas grietas y desconchaduras se sabía de memoria; su sol era el alto ventanillo cruzado por hierros que cortaban la azul mancha del cielo; y del suelo de ocho pasos apenas si era suya la [...]