ÁFRICA/COSTA DE MARFIL – La educación es la clave del desarrollo: inaugurados los Estados Generales de la Educación Nacional y la Alfabetización

 54 total views,  1 views today

Abiyán – “Repensar el entorno escolar marfileño es necesario para ofrecer a las jóvenes generaciones una educación de calidad y este es precisamente el objetivo de la Asamblea General de la Educación Nacional y la Alfabetización inaugurada el lunes 19 de julio por el Primer Ministro, Patrick Achi”. Así lo escribe a la Agencia Fides el padre Donald Zagore, teólogo marfileño de la Sociedad para las Misiones Africanas, hablando sobre la iniciativa.
“No es ningún secreto que el sistema educativo marfileño está en malas condiciones – explica el misionero-. Los programas escolares son pobres en contenido. Nuestras escuelas y universidades, generalmente están saturadas, funcionan muy mal. Se trata de una iniciativa muy bienvenida y esperanzadora, dado el estado de degradación en el que está sumido el sistema educativo marfileño desde hace varias décadas. Los estados generales consistirán en hacer un balance de la situación, con el fin de trazar vías a través de propuestas concretas para salvar la escuela marfileña”.
El padre Zagore subraya cómo la educación es la clave de todo verdadero desarrollo: “No se puede aspirar a un desarrollo auténtico y holístico si se relega a un segundo plano la formación humana integral. Cualquier proyecto debe partir de la base educativa. No podemos construir carreteras, hospitales y puentes apelando siempre a los emigrantes. Es en las escuelas donde nuestros jóvenes deben formarse. La educación debe ser la prioridad absoluta. El gran reto para combatir realmente la pobreza en África reside en una educación auténtica y holística”.
“La sociedad marfileña del mañana, nacida de conciencias forjadas por la educación”, concluye Zagore, “se convertiría en el lugar donde la vida humana es respetada, salvaguardada, protegida desde la concepción hasta la muerte. El lugar donde los jóvenes ya no se ven obligados a buscar la ilusión de la felicidad entre las drogas y el gansterismo, sino donde la justicia, la verdad, el amor, la solidaridad y el servicio brillan y se hacen realidad. Nuestra sociedad debe convertirse en un lugar donde se destierre la corrupción”.