ÁFRICA/COSTA DE MARFIL – La política no es guerra: esta es la democracia que queremos

 14 total views,  1 views today

Abiyán – “El lanzamiento del Partido de los Pueblos Africanos-Costa de Marfil , promovido por el ex presidente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo, puede considerarse tanto una lección magistral de política como una semilla sembrada en terreno fértil con la intención de generar una renovación para un mañana mejor”. Así lo es lo que escribe a la Agencia Fides el padre Donald Zagore, teólogo marfileño de la Sociedad para las Misiones Africanas, hablando sobre la reciente constitución del Ppa-CI que cuenta con el nombramiento de Gbagbo como su primer presidente.
“Se trata, quizás, del tipo de democracia con el que sueñan los pueblos africanos. Una política hecha con elegancia pero con otros tantos retos – añade Zagore -. Como si se dijera que todavía hay que trabajar mucho, pero que la política no es la guerra. Es un impulso político que coincide plenamente con los que dicen que en política es posible reunirse sin estar necesariamente de acuerdo, discutir sin insultar, oponerse sin acabar en la cárcel, celebrar estos ideales sin rozar el derramamiento de sangre, simplemente hacer política sin violencia”.
El misionero de la SMA cree que esta es la forma de hacer política, la base de una verdadera democracia. “Es la levadura para un nuevo comienzo político no sólo para Costa de Marfil, sino para toda África. Sin duda, se está escribiendo otra historia de la política marfileña, muy diferente de la que hemos conocido durante años”.
Con la creación del Ppa-ci, Gbagbo da una vuelta de tuerca al Front Populaire Ivoirien , la anterior formación política que fundó en 1982, que se dividió en dos facciones por la crisis de 2010-2011 y dejó 3.000 muertos. En el Fpi, por un lado, se encontraba el grupo de Pascal Affi n’Guessan, presidente del llamado Fpi “legal” debido al reconocimiento por parte de las autoridades judiciales de su cargo como presidente del partido en 2015, y por otro el grupo Fpi “GoR” del ex presidente.
Detenido en abril de 2011 y luego trasladado a la Corte Penal Internacional por crímenes contra la humanidad tras la violencia relacionada con las elecciones presidenciales de 2010, Gbagbo fue finalmente absuelto el pasado mes de marzo y regresó a Costa de Marfil el 17 de junio de 2021.