ÁFRICA/COSTA DE MARFIL – Reunión entre Gbagbo y Alassane Ouattara: un paso importante hacia la reconciliación

 33 total views,  1 views today

Abiyán – “El Presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, recibirá a su predecesor Laurent Gbagbo el 27 de julio en el palacio presidencial”, ha declarado el portavoz del gobierno marfileño, Amadou Coulibaly, en una conferencia de prensa difundida por varias cadenas de televisión del continente.
“Es un gesto fuerte que estos dos hombres, enemigos acérrimos de ayer, envían no sólo a la comunidad nacional, sino también a la comunidad internacional”, comenta a la Agencia Fides el P. Donald Zagore, sacerdote marfileño de la Sociedad de Misiones Africanas. “El anuncio ha sido acogido con gran emoción, es un paso importante hacia la reconciliación tan deseada por el pueblo marfileño que tiene sed de reconciliación”.
Sin embargo, explica el misionero, debemos ser cautos en vista de la trágica historia del país. “Este es sin duda un paso importante, pero está lejos de sellar definitivamente la reconciliación. Toda la población confía en que estos grandes actores de la vida política marfileña vayan más allá, abrazando juntos los valores que constituyen una verdadera y auténtica reconciliación. El camino hacia la democratización de nuestro país sigue siendo peligroso y difícil”.
“El miércoles 21 de julio de 2021, la población marfileña se manifestó en una sencilla marcha pacífica para decir no a la carestía de la vida”, concluye Zagore, “para pedir a las autoridades que investiguen el sufrimiento de un pueblo cada vez más asfixiado en su miseria”. Una crisis desencadenada por la excesiva inflación de los precios de los productos de primera necesidad, que precariza aún más la vida de las personas.
El 10 de julio, Gbagbo se reunió con otro ex presidente y antiguo rival, Henri Konan Bédié, junto con quien expresó su voluntad de lanzar “un proyecto de reconciliación” y subrayaron “la urgencia de trabajar por el retorno de una paz definitiva y duradera en Costa de Marfil”.
La reunión con Ouattara será la primera desde los comicios presidenciales de 2010, seguidos de violencia postelectoral por los controvertidos resultados.
Gbagbo, presidente del país desde el año 2000, fue detenido en abril de 2011 tras meses de violencia provocada por su negativa a reconocer a Ouattara como ganador. El ex presidente regresó a su país en junio, tras su absolución ante la Corte Penal Internacional .