ÁFRICA/GHANA – El presidente de la Conferencia Episcopal: “Sobre la financiación de la catedral nacional pensamos de forma diferente al ministro de hacienda”

 693 total views,  1 views today

Accra – “Aunque los cristianos son los que más se beneficiarán de la construcción de la catedral, no se debe esperar que hagan donaciones para sostenerla. Creo que la forma de financiar el proyecto debería haber sido diferente”, ha dicho Su Excelencia. Mons. Philip Naameh
arzobispo metropolitano de Tamale y presidente de la Conferencia Episcopal de Ghana , reaccionando a la propuesta del ministro de finanzas, Ken Ofori-Atta, de pedir a la población que apoye la construcción de la Catedral Nacional con una contribución mensual de 100 GHC .
Monseñor Philip Naameh recuerda que “no hace mucho el ministro de hacienda presentó la propuesta y nos pareció que había que consultar a las iglesias del país. También tengo una opinión diferente sobre la financiación de la construcción de la Catedral Nacional”. Según él, esta decisión debería haberse tomado junto con las distintas confesiones que podrían haber propuesto una alternativa al proyecto del ministro.
El arzobispo Tamale, que apoya con entusiasmo la construcción de la catedral, señala que dentro de unos días la Conferencia Episcopal presentará una forma alternativa de financiar el proyecto.
Durante la lectura de la revisión del presupuesto de mitad de año, el ministro dijo que el objetivo es conseguir una contribución de alrededor de un millón de ghaneses y que la catedral debería estar terminada en 2024.
“Las obras de la Catedral Nacional avanzan rápidamente y siguen el calendario del contratista. Está previsto que la Catedral Nacional se entregue oficialmente el 6 de marzo de 2024. Una vez terminada, la Catedral Nacional proporcionará un espacio para las actividades religiosas oficiales del Estado y simbolizará la enorme contribución de la fe a la construcción de la nación”, ha declarado el Ministro.
La catedral, situada junto al edificio del parlamento en el centro de la capital, fue propuesta por el gobierno en marzo de 2017 como parte de la celebración del 60 aniversario de la independencia de Ghana.
La recaudación de fondos para su construcción comenzó en 2018. El presidente Nana Akufo-Addo dijo entonces: “La catedral llenará el eslabón que faltaba en la arquitectura de nuestra nación al proporcionar una iglesia nacional. Será una casa de culto y oración interconfesional, además de servir como lugar de celebración de actos oficiales del Estado de carácter religioso, como inauguraciones presidenciales, funerales de Estado y oraciones nacionales de acción de gracias”.