ÁFRICA/GUINEA – Golpe: “Situación de calma en Conakry; a la espera del encuentro entre los golpistas y los ministros depuestos”

 12 total views,  1 views today

Conakry – “La situación en Conakry es tranquila. El tráfico de la ciudad es normal y la gente ha ido a trabajar como todos los días”, dicen fuentes eclesiásticas a la Agencia Fides desde la capital de Guinea, donde ayer, domingo 5 de septiembre, un golpe militar depuso al presidente Alpha Condé. “En Conakry, ante la noticia de la destitución del Presidente, se produjeron escenas de júbilo. La población se echó a la calle para celebrarlo”, continúan nuestras fuentes. “La junta militar llamó a la calma y pidió a la población que fuese normalmente al trabajo”.
“La junta militar ha sustituido a los ministros por los jefes administrativos de los distintos departamentos, pero ha convocado una conferencia con los ministros depuestos y los gobernadores regionales a las 11 de la mañana, hora local, en el edificio del Parlamento”, añaden las fuentes. El golpe ha sido dirigido por el teniente coronel Mamady Doumbouya, jefe del Grupo de Fuerzas Especiales del ejército guineano.
Doumbouya ha aparecido en la radio y televisión nacional, RTG, para anunciar la detención de Alpha Condé, la disolución de las instituciones y la suspensión de la Constitución. El país, ha dicho, estaría dirigido por un Comité Nacional de Reunificación y Desarrollo , compuesto por personal militar. Además, ha justificado el golpe para acabar con “la mala gestión financiera, la pobreza y la corrupción endémica”.
En la mañana del 5 de septiembre, el GFS irrumpió en el palacio presidencial, enfrentándose a la guardia presidencial. “No sabemos si se ha producido víctimas en el golpe y, de ser así, cuántas. Han corrido rumores sobre el asesinato del Ministro de Defensa, pero no hay confirmación de ello”, dicen fuentes de Fides.
El Grupo de Fuerzas Especiales, al igual que la guardia presidencial, es una formación de élite del ejército guineano. Se formó en torno a 2018, a instancias del propio presidente Condé, con la tarea oficial de luchar contra el terrorismo, pero según los comentaristas independientes con el objetivo de reprimir las revueltas e insurrecciones callejeras. Mamady Doumbouya, antiguo soldado de la Legión Extranjera francesa, que se formó no sólo en la Escuela de Guerra de París, sino también en Israel, Senegal y Gabón, ha sido llamado a formar y dirigir la nueva unidad.
Algunas interpretaciones sugieren que Doumbouya ha actuado prematuramente, dando el golpe para evitar su detención, después de que los círculos presidenciales empezaran a albergar sospechas sobre sus ambiciones de poder.
El presidente Alpha Condé, en el poder desde 2010, ganó las elecciones para un tercer mandato en octubre, tras modificar la Constitución para poder presentarse de nuevo, lo que desencadenó violentas protestas de la oposición.
El golpe ha sido condenado por varios países.