ÁFRICA/SUDÁN DEL SUR – La brecha en el movimiento del vicepresidente debilita el acuerdo de paz

 22 total views,  1 views today

Juba – Al menos 20 soldados han muerto el pasado 13 de septiembre durante la reanudación de los combates entre las facciones rivales del Ejército de Liberación del pueblo sudanes /Movimiento de Oposición , el principal grupo de la oposición en Sudán del Sur dirigido por el primer vicepresidente Riek Machar. El enfrentamiento ha tenido lugar en las regiones de Morjala y Gazal del Alto Nilo. Los combates ya habían estallado entre facciones del SPLM-IO los días 7 y 8 de agosto, después de que los rivales de Machar afirmaran haberle depuesto como jefe del partido y de sus fuerzas militares el 4 de agosto.
El enfrentamiento se produce entre el ala política del Movimiento, liderada por Machar, y el ala militar, dirigida por el teniente general Simon Gatwech Dual, y el general de brigada William Gatjiath Deng, que acusan a Machar de nepotismo, dictadura y abandono de la visión del partido. En junio, Machar intentó sin éxito destituir a Dual de su puesto de jefe de gabinete.
La lucha interna en el seno del SPLM-IO tiene fuertes reflejos en el proceso de paz en Sudán del Sur, destrozado por la guerra civil que estalló en diciembre de 2013. Según el acuerdo de paz de 2018, que establece los términos del gobierno de transición, Machar es nombrado específicamente como la persona del SPLM-IO para ocupar el puesto de primer vicepresidente en el gobierno de transición. Dentro de la facción de Machar, han surgido sospechas de que la rebelión interna en el movimiento que lidera puede haber sido planeada por otros miembros del gobierno de unidad nacional para fortalecer la posición del presidente Salva Kiir.
Otros señalan el intento de “golpe” como una señal de la frustración generalizada con el gobierno de unidad nacional y la congelación de la aplicación del plan de paz.
La guerra civil se ha cobrado hasta ahora unas 400.000 vidas y más de 4 millones de personas desplazadas, entre ellas 2,5 millones de refugiados en los países vecinos, especialmente Uganda y Sudán.
El 11 de abril de 2019, al concluir el retiro espiritual, en la Domus Sanctae Marthae del Vaticano, de los líderes políticos de Sudán del Sur , el papa Francisco se había arrodillado ante ellos lanzando un llamamiento a la paz besando los pies del presidente de la República Salva Kiir Mayardit, y de los vicepresidentes designados presentes, entre ellos Riek Machar y Rebecca Nyandeng De Mabior .