ÁFRICA/SUDÁN DEL SUR – Más de 15.000 desplazados internos en la ciudad de Tombura necesitan desesperadamente ayuda humanitaria

 45 total views,  1 views today

Tombura – La situación de 15.000 desplazados internos sólo en Tombura es cada vez más grave, ha declarado Kia Moses, representante de la Organización Católica para el Desarrollo y la Paz que, junto con otros representantes de organizaciones humanitarias, ha pasado cinco días en la ciudad del Estado de Ecuatoria Occidental para evaluar la situación tras los continuos enfrentamientos tribales.
En la nota recibida por la Agencia Fides de la Diócesis de Tombura-Yambio se lee sobre los ataques, saqueos, asesinatos, incendios y violaciones que han obligado a muchos residentes a huir de sus hogares. “La situación es también arriesgada en términos de salud e interferencia educativa, ya que las aulas de la escuela primaria de St. Mary son utilizadas por los desplazados por la noche para dormir y durante el día por los alumnos para las actividades de aprendizaje”.
El equipo humanitario aún no ha llegado a Rii-Yubu Payam, a tres millas de la frontera con la República Centroafricana y a 24 millas en el oeste del condado de Tombura. La ciudad se ha visto gravemente afectada al igual que Tombura, y los grupos armados han asaltado los pueblos de Akpa, Mabenge, Gbatanzere y Kpatanayo. Más de 30 miembros de la comunidad de la zona han sido secuestrados por el grupo armado y hasta la fecha se desconoce su paradero.
“No está claro qué soluciones concretas han ideado los gobiernos local, estatal y nacional para sofocar la inseguridad actual en el condado de Tombura; sin embargo, la situación en este momento es terrible”, subraya el representante del CODEP.
El CODEP, brazo humanitario de la diócesis católica de Tombura-Yambio, junto con otras organizaciones humanitarias y no gubernamentales nacionales, han podido constatar la situación, que mostraba que el número total de desplazados internos en Tombura era de 15.512, divididos en tres lugares diferentes: 5.074 en la iglesia católica de Santa María de Tombura y en la escuela primaria de Santa María; 2.874 en el complejo del grupo Adeesa y 7.564 alojados en Gamunakpe.
Como se desprende de la nota recibida por la Agencia Fides, el 7 de julio de 2021, el gobernador del Estado de Ecuatoria Occidental, el teniente general Alfred Futuyo Karaba, acusó a cuatro políticos de Juba de alimentar la inseguridad en el Estado. La respuesta del vicegobernador del estado, Gaaniko Kennedy, no hizo esperar, el cual denunció públicamente lo dicho por el gobernador Futuyo en la radio, calificando las acusaciones de falsas.
Este clima acusador no hace sino aumentar la preocupación de los ciudadanos que no ven solución al problema.