ÁFRICA/TANZANIA – “Todos los sacerdotes deben estar vacunados contra el COVID-19”, afirma el arzobispo de Dar es Salaam

 18 total views,  3 views today

Dar es Salaam – “Todos los sacerdotes deben vacunarse. Dejad de jugar con el coronavirus. Esta es una enfermedad que nos afecta profundamente, porque se lleva la vida de nuestros seres queridos. Seamos serios en este asunto”, dice monseñor Jude Thaddaeus Ruwai’chi OFM, arzobispo de Dar es Salaam, al ordenar que todos los sacerdotes de la archidiócesis reciban la vacuna contra el COVID-19. Monseñor Ruwaiçhi lo anunció durante el Ceremonia de entierro del ex director de Tumaini Media, el padre Paul Haule, en la peregrinación de Pugu en la archidiócesis de Dar es Salaam.

El arzobispo reprendió a quienes minimizan el coronavirus e insistió que es un virus peligroso y una tragedia que está haciendo mucho daño. También advirtió contra quienes, con argumentos poco creíbles, se oponen a la vacunación.

“Hemos orado pidiéndole a Dios que nos traiga la vacuna contra el coronavirus y ahora que la tenemos, nos oponemos. ¿Qué queremos que Dios haga por nosotros? La voluntad de Dios es que vivamos así que ignoremos las voces de quienes se oponen a la vacuna. Vacunaos y seguid pidiendo a Dios que nos salve de esta enfermedad”, subrayó monseñor Ruwaiçhi quien invitó a las personas a seguir los consejos de los profesionales de la salud para seguir protegiéndose del virus.

Al comienzo de la misa de sufragio por Paul Haule en la parroquia de St.Peter Osterbay en Dar es Salaam, el vicepresidente de la República Unida de Tanzania, Philip Mpango, instó a los fieles a hacer todo lo posible para proteger a los sacerdotes y religiosas de la infección por el coronavirus. Al enviar trasladar los saludos del presidente Samia Suluhu Hassan, presidente de Tanzania, Mpango expresó la tristeza del gobierno por la muerte del padre Haule recordando que era un sacerdote bueno y humilde, que predicaba la paz y la ética en la sociedad.

Él también instó a todos los creyentes y líderes religiosos a continuar protegiéndose a sí mismos y a los demás del virus usando siempre mascarillas y tomando las precauciones oportunas según las indicaciones de los profesionales de la salud.

Desde que el gobierno de Tanzania lanzó el programa de vacunación el 3 de agosto de 2021, se ha vacunado a un total de 304.603 personas vulnerables. Tanzania planea vacunar al menos a 35 millones de personas o al 60 por ciento de la población.