ÁFRICA/UGANDA – Dos atentados, contra la Policía y contra el Parlamento: “La gente está consternada, pero mantiene la fe”

 20 total views,  1 views today

Kampala – “En Kampala la situación es muy tensa, se ha pedido a los residentes que eviten el centro de la ciudad y se queden en casa si es posible. Las fuerzas de seguridad intentan recuperar el control de la situación, pero se está extendiendo el temor de que se eleve el nivel de enfrentamiento y se desate un baño de sangre. Por el momento hay 33 heridos y 3 muertos ; algunos de los heridos, cinco según las últimas estimaciones, están en estado crítico”. Así lo dice hablando con la Agencia Fides desde la capital de Uganda la hermana Lilly Driciru, de las Hermanas Misioneras de María Madre de la Iglesia, directora de la Conferencia de Personas Consagradas en Uganda. El país se ha visto sacudido por una ola de violencia que ha golpeado los lugares simbólicos de las instituciones políticas y de la seguridad con dos atentados.
La hermana Lilly continúa: “Las explosiones tuvieron lugar en la mañana del 16 de noviembre cerca de la comisaría y del parlamento. La gente tiene esperanzas en las fuerzas de seguridad y en su capacidad para controlar pronto la situación. Hace quince días, la policía interceptó y desactivó 47 bombas y evitó daños incalculables, pero al mismo tiempo los ciudadanos se preguntan qué está pasando y cómo es posible que se produzca un atentado tan grave justo delante de la policía y frente al Parlamento. El miedo se está extendiendo rápidamente. Además, Uganda acababa de salir de un periodo de bloqueo debido a Covid, que había provocado una grave depresión económica y muchas dificultades entre la población. Por lo tanto, en este momento, los ugandeses son especialmente vulnerables, y están desesperados por la pérdida de empleos y la pobreza generalizada. Por lo que un acontecimiento así aumenta el nivel de ansiedad. Afortunadamente, somos un país cristiano y la gente sigue teniendo esperanza y fe, lo que nos da fuerzas para seguir adelante”.
El doble atentado se produce menos de un mes después de otros dos atentados: el 23 de octubre, una primera explosión en un autobús en las afueras de Kampala hirió a muchos pasajeros, mientras que otra explosión en un club de la capital mató a una mujer. En ese caso, los actos terroristas fueron reivindicados por las “Fuerzas Democráticas Aliadas” , un grupo terrorista ugandés vinculado al Isis , acusado de matar a miles de personas en las regiones orientales de la República Democrática del Congo. En cuanto a los actos de violencia de ayer, la pista principal conduce a los terroristas de las “Fuerzas Democráticas Aliadas”, que han hecho pública una primera reivindicación de estos actos.
La religiosa concluye: “El motivo de los atentados sigue siendo completamente oscuro y las investigaciones tratarán de arrojar luz sobre los responsables y los que lo llevaron a cabo. Sin embargo, el hecho de que haya tenido lugar en el centro de la ciudad, mientras había mucha gente y en un momento en el que la población se esforzaba por volver a la vida normal, es muy molesto para todos. Hoy, la fe y la oración son un refugio seguro para nosotros”.