AMÉRICA/BOLIVIA – “Dios quiera que no haya más derramamiento de sangre, ambas partes se sienten a dialogar”: los obispos ante la violencia

 19 total views,  1 views today

Cochabamba – “Dios quiera que no haya más derramamiento de sangre; nuestra posición es invitar a ambas partes a que se sienten a dialogar, que no hayan posturas de enfrentamiento, y tengamos que lamentar más muertes, ustedes saben que cada vida humana es única e irrepetible, que se privilegie el diálogo, exponer ideas y llegar a acuerdos, no optar por la violencia y enfrentamiento”: lo ha declarado el padre Diego Plá, Secretario General Adjunto de la CEB durante una conferencia de prensa en vísperas de la Asamblea de los obispos.
Los grupos de oposición al Movimiento Al Socialismo del gobierno, han convocado un paro nacional indefinido a partir del 8 de noviembre, contra la Ley 1386 sobre la “Estrategia Nacional de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y la Financiación del Terrorismo”. El gobierno ha definido la huelga como un intento de desestabilizar la gobernanza de la nación, y ha desplegado grandes fuerzas policiales en todo el país para garantizar el libre paso de mercancías y personas. En algunos departamentos se han producido enfrentamientos violentos entre manifestantes y fuerzas policiales. La Defensoría del Pueblo ha informado que en los incidentes ocurridos en Potosí, un joven campesino ha fallecido y otras 63 personas han resultado heridas.
“Lamentamos que haya un fallecimiento en Potosí, lo Obispos siempre están pidiendo que haya la posibilidad de sentarse a dialogar, creemos que la violencia no es el camino” ha dicho el padre Diego Plá, según la nota de la Conferencia episcopal recibida en la Agencia Fides. El sacerdote ha reiterado que la Iglesia siempre tendrá una posición de facilitadora, siempre y cuando ambas partes lo soliciten: “la Iglesia está al servicio del pueblo de Dios, tanto los sacerdotes, como los Obispos, somos servidores de nuestro pueblo, y si el pueblo nos solicita un servicio ahí estaremos para ayudar y colaborar”.
En cuanto a las intervenciones policiales, insta a la policía a evitar cualquier tipo de violencia, para que no haya más pérdidas humanas: “que cada institución ejerza siempre su servicio de manera correcta, coherente, responsable y siempre les digo, mirando que todos somos hermanos, somos bolivianos, y en ambos lados hay padres, hermanos y familia, pedirles siempre esa actitud de paz, no confrontación y violencia, la vida es un bien que hay que cuida”.
La 109 Asamblea Plenaria de Obispos de Bolivia se realiza del 11 al 16 de noviembre en la Casa “Cardenal Clemente Maurer” de la Arquidiócesis de Cochabamba. Como siempre, los obispos se reúnen para analizar y reflexionar sobre la situación social, política y religiosa del país, “porque queremos ser una Iglesia encarnada en la realidad de su pueblo y no una Iglesia alejada de la realidad”, ha dicho el padre Plá. Durante esta Asamblea, los obispos también procederán a la elección de las autoridades para el próximo trienio.