AMÉRICA/BRASIL – Los obispos: “Volvemos a alzar la voz para denunciar la violencia y clamar juntos por la paz”

di | 06/24/2022

Brasilia – “Ante tantas situaciones que nos avergüenzan, nosotros, obispos del Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Brasileña, levantamos de nuevo la voz para denunciar la violencia y clamar juntos por la paz. Nos unimos a todas las personas y realidades que, con corazón sincero, se esfuerzan en esta dirección”. Así lo afirma el Consejo Permanente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil , que en la tarde de ayer, 22 de junio, aprobó por unanimidad un mensaje al pueblo brasileño titulado “Un grito por la paz”.
Los obispos afirman que en estos tiempos “es urgente escuchar las voces de tantos que, víctimas de diversas formas de violencia, claman por la justicia y la paz”. “Es imposible aceptar el exterminio de hermanos y hermanas. Sus cuerpos sin vida exigen justicia y responsabilidad. Su memoria y sus sueños de paz deben permanecer vivos entre nosotros”.
En la apertura del mensaje recuerdan que la paz es “un don precioso de Dios” y el deseo de todo ser humano, desgraciadamente hoy el mundo escucha “el estruendo de la guerra, los gemidos del hambre, el ruido ensordecedor de los disparos”, a lo que se añade “la indiferencia, que cierra los ojos y los corazones, las excusas para no hacer nada y las fake-news, en su esfuerzo por cubrir todo con una cortina de humo”.
Los obispos denuncian que las guerras se multiplican cruelmente en diversas regiones del mundo y, entre otras formas de violencia, citan la desigualdad social generada por la concentración de la renta, los conflictos religiosos, el ataque sistemático a los territorios de los pueblos tradicionales, el desprecio y el rechazo a los migrantes y la plaga del hambre. “Es urgente que no cerremos los ojos ante la locura de la carrera armamentística en Brasil”, continúan, recordando que el número de cazadores, tiradores y coleccionistas de armas ha aumentado un 325% de 2018 a 2021.
Citando al Papa Francisco, que afirma en la encíclica “Hermanos todos” que “¡la vida es el mayor don! Cuidar responsablemente la vida implica trabajar como artesanos de la paz”, los miembros del Consejo Permanente de la CNBB, “en la responsabilidad de su misión de pastores”, dirigen una palabra de esperanza a los que sufren, para que no se desanimen, a los que tienen el poder de promover el bien común, para que no se echen atrás, y a los que directamente hieren y destruyen la paz, para que se conviertan.
El mensaje concluye con esta exhortación: “¡Unámonos por la verdadera paz! ¡No nos rindamos! No nos desanimemos. El buen Dios escucha los gritos de su pueblo. Que la Santísima Virgen María, Reina de la Paz, interceda siempre por Brasil y por el mundo”.

Read More

I contenuti del sito fides.org sono pubblicati con Licenza Creative Commons Attribuzione 4.0 Internazionale

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.