AMÉRICA/CANADÁ – Oración y participación por la Misión, tras las huellas de San Juan Pablo II y Pauline Jaricot

 321 total views,  1 views today

Montreal – “El Mes Misionero de octubre y la Jornada Mundial de las Misiones ofrecen a los bautizados dos extraordinarias vacunas para tener éxito en la Misión: la oración y el compartir. ¡Feliz mes misionero y feliz domingo del compartir el 24 de octubre! ¡Feliz anuncio en todo momento y en todo lugar de lo que hemos visto y oído con Jesucristo!” Este es el deseo del padre Yoland Ouellet, O.M.I., Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias del Canadá francófono, al presentar el material para la animación misionera. “Durante el mes misionero de octubre, oremos al Espíritu Santo para que nos dé nuevas fuerzas para continuar con nuestro testimonio en todo momento y en todo lugar. Juntos, en comunidades cristianas vivas, continuamos la Misión de anunciar lo que hemos visto y oído, ¡os lo anunciamos! . Unidos a hombres y mujeres de buena voluntad, la Misión nos llama a ser signos de fe, amor y esperanza”.

En cuanto al material preparado y disponible para la animación misionera, hay 31 reflexiones sobre la vida de Pauline Jaricot, fundadora de la Pontificia Sociedad para la Propagación de la Fe y del Rosario Viviente, cuya beatificación está próxima, además de una “Novena misionera” a San Juan Pablo II ya que Juan Pablo II fue el primer Papa que visitó numerosos países, utilizando medios de transporte modernos. Durante sus 26 años de pontificado realizó 104 viajes fuera de Italia, visitando 127 países diferentes y, repitiendo visita en algunos de ellos. Respondió al deseo de Cristo que quería que todos lo conocieran. Dio el ejemplo de cristianos que tomó muy en serio la Misión.

“Durante el Mes Misionero, el 22 de octubre, celebraremos a este Santo que ha marcado a nuestra Iglesia misionera. Haremos una novena recordando algunos de estos viajes para comprender su celo y misión universal. Visitó países cristianos y otros que no lo eran en absoluto. En cada ocasión, ofreció un mensaje de amor, justicia y paz. Ha hecho mucho. Oremos para que interceda ante el Señor de la mies para que todos los discípulos descubran su vocación misionera y la abracen con celo y amor”.