AMÉRICA/CHILE – En tiempos de cambio social, las radios católicas deben reforzar su compromiso de construir una comunidad mejor, basada en el Evangelio

 24 total views,  1 views today

Santiago – “La radio es, desde hace varios años, una de las instituciones que más confianza ha recibido de los ciudadanos. En este tiempo de cambio social, debemos reforzar nuestro compromiso con los valores que nos guían hacia la construcción de una comunidad mejor, basada en el Evangelio y la transmisión de la Buena Noticia”. Estas son las palabras de saludo que el Presidente de la Asociación de Radiodifusoras Católicas de Chile, ARCA, Marcelo Barrera, ha dirigido a todos los hombres y mujeres que trabajan en el sector radiofónico del país, especialmente a los que integran los equipos de la red ARCA.
Con motivo del 21 de septiembre, Día del Trabajador de la Radio, Barrera ha expresado un afectuoso saludo a quienes trabajan en las emisoras de la red ARCA, al tiempo que les ha animado en sus retos presentes y futuros. “Los esfuerzos por mantener los servicios que nos conectan con nuestro público son, sin duda, nuestra mayor preocupación”, ha subrayado el presidente, que ha deseado que este 21 de septiembre sea “una jornada de reflexión y descanso en la que, en la medida de lo posible, recuperemos las fuerzas para seguir haciendo crecer nuestro servicio y, por tanto, el de toda nuestra comunidad”.
ARCA cuenta actualmente con más de 33 emisoras católicas asociadas, con presencia en las 13 regiones del país, y un gran número de emisoras digitales en la web. La región andina de América Latina, especialmente Chile, siempre ha privilegiado la radio como medio de comunicación e información. Las radios católicas nunca han dejado de trabajar con el objetivo de promover la comunión y la cooperación, y actualmente se enfrentan a un período difícil desde el punto de vista económico, tras las restricciones debidas a la pandemia.