AMÉRICA/COLOMBIA – Los obispos eligen a su nueva presidencia, y rinden homenaje a los 148 agentes de pastoral fallecidos por Covid

 97 total views,  3 views today

Bogotá – El arzobispo de Bogotá, monseñor Luis José Rueda Aparicio, ha sido elegido presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia para el trienio 2021-2024. La elección ha tenido lugar este martes 6 de julio, en el marco de Asamblea Plenaria que se celebra de manera presencial en Bogotá. Monseñor Rueda Aparicio sucede en el cargo al arzobispo de Villavicencio, monseñor Óscar Urbina Ortega.
Los obispos colombianos, además, han elegido como vicepresidente a monseñor Omar Alberto Sánchez Cubillos, arzobispo de Popayán, y como secretario general a monseñor Luis Manuel Alí Herrera, obispo auxiliar de Bogotá.
Tras la elección, el presidente y el secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano , mons. Miguel Cabrejos Vidarte OFM y mons. Jorge Edoardo Lozano, enviaron un mensaje al arzobispo de Bogotá expresando sus felicitaciones “por el nombramiento y por la confianza que los obispos colombianos han depositado en él”, confiando en su “importante contribución a la Iglesia que peregrina en Colombia”. Extendiendo sus felicitaciones a los demás elegidos, la presidencia del CELAM les asegura sus oraciones para el cumplimiento de esta importante responsabilidad.
La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal de Colombia tiene lugar del 5 al 7 de julio de 2021, en la ciudad de Bogotá, de forma presencial, siguiendo las recomendaciones sanitarias vigentes. Son tres los objetivos que marcan el caminar de la asamblea: Hacer un discernimiento del camino que se ha recorrido en los últimos años y poner en común diversos aspectos de la realidad que ya han sido reflexionados en las regiones; elegir las nuevas directivas de la CEC para el trienio 2021-2024, y escoger los obispos que presidirán las comisiones episcopales que se ocuparán de los diversos aspectos pastorales para la misión de la Iglesia a nivel nacional y proyectar y definir las líneas de acción que marcarán la marcha de la Iglesia para los próximos tres años.
Durante la Asamblea, los obispos colombianos han rendido homenaje póstumo a todos los consagrados – obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas – que han fallecido en el país a causa de la pandemia de Covid-19. Una sección del sitio web de la Conferencia Episcopal presenta sus rostros, las circunscripciones o congregaciones a las que pertenecían, las fechas de su fallecimiento y sus edades.
Aunque, como señala la CEC, “no se tiene una cifra precisa de los miembros de la Iglesia fallecidos por Covid en Colombia, el reporte hasta la fecha ofrecido por las jurisdicciones eclesiásticas y las comunidades religiosas suma 148 fallecidos”. Se trata de 4 obispos, 69 sacerdotes, 30 religiosos y 45 religiosas en todo el país.
De este modo, “con esperanza cristiana y la certeza de la resurrección, la Iglesia quiere recordar a cada uno de ellos recogiendo sus nombres y reconociendo la labor de entrega que tuvieron con la Iglesia y la sociedad”.