AMÉRICA/EL SALVADOR – El arzobispo Escobar Alas: no a la reforma de la Constitución según un proyecto internacional sobre aborto y eutanasia

 27 total views,  1 views today

San Salvador – El Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, desaprobó este domingo 26 de septiembre, las propuestas de reformas a la Constitución donde se hace referencia al aborto y eutanasia. “Es triste que se está queriendo presentar a la Asamblea un proyecto donde siguiendo los patrones, bien sabemos de una agenda internacional impulsada por la ONU y por otros organismos internacionales, para imponernos el aborto, la legalización del aborto, que ni le llaman así, sino ‘salud reproductiva’ o ‘interrupción del proceso gestatorio’, y cosas así que han inventado para confundir a la gente” ha dicho Mons. Escobar Alas.
El arzobispo ha asegurado que los políticos son conscientes de que “la Constitución política tiene fallos”, c como la protección al enriquecimiento ilícito, el negar “una democracia participativa” en donde se ordena, bajo el análisis del sacerdote a la representación “por el único vehículo que son los partidos políticos”, y el proteger a funcionarios.
La Iglesia confía, ha continuado Mons. Escobar Alas, en que el presidente Bukele cumplirá su palabra, ya que el 17 de septiembre se comprometió a no aceptar reformas que apoyen el aborto y la eutanasia. “He decidido, para que no quede ninguna duda, no proponer ningún tipo de reforma a ningún artículo que tenga que ver con el derecho a la vida , con el matrimonio o con la eutanasia”, publico Nayib Bukele, presidente de El Salvador, a través de sus redes sociales. El arzobispo espera que se cumpla este compromiso del presidente, pues de lo contrario se cometerá “un gran error”.
Las reformas a la Constitución pueden ser aprobadas a través del artículo 248 de la misma Carta Magna, donde se señala que estas reformas podrán acordarse por la Asamblea Legislativa con 43 votos . Para que esta reforma sea decretada deberá ser ratificada por la siguiente Asamblea Legislativa, con el voto de dos tercios de los diputados, es decir 56 votos, además la reforma puede ser propuesta por no menos de 10 diputados.