AMÉRICA/NICARAGUA – El 31 de julio una Jornada de silencio y oración, por la paz y la reconciliación de los nicaragüenses

 306 total views,  1 views today

Managua – El cardenal Leopoldo José Brenes, arzobispo de Managua, ha exhortado a los fieles a vivir una “Jornada de silencio y oración”, el sábado 31 de julio, fecha en que se conmemora el primer aniversario del acto de sacrilegio y profanación de la Imagen de la Sangre de Cristo, guardada en la capilla de la Catedral Metropolitana de Managua.
De 8 a 16 horas, las puertas de la catedral estarán abiertas. Respetando las normas sanitarias, algunos fieles podrán participar en la celebración de la Eucaristía, el rezo del Santo Rosario y la Corona de la Divina Misericordia. Todos los demás podrán unirse a la oración a través de los medios de comunicación de la Iglesia. “Toda la jornada estará encomendada a la paz y a la reconciliación de los nicaragüenses”, ha dicho el cardenal. Además, las campanas de la catedral sonarán a cada hora y se invitará a todos a rezar con el rezo de un Padre Nuestro, lo mismo se hará en todas las parroquias y capillas de la arquidiócesis de Managua.
El viernes 31 de julio de 2020, a las 11 de la mañana, una persona no identificada entró en la capilla de la catedral de Managua, donde se guarda la venerada imagen del Crucifijo de madera conocido como la ‘Sangre de Cristo’, y el Santísimo para la adoración eucarística continua, y le prendió fuego. Todos los nicaragüenses tienen una especial devoción por esta imagen desde hace más de 300 años. “Un acto de sacrilegio y profanación, por el que debemos permanecer en constante oración, para pedir que las fuerzas del mal sean derrotadas”, se lee en el comunicado emitido por la Arquidiócesis de Managua tras el atentado .