AMÉRICA/PARAGUAY – Tras el último atentado, los obispos decretan tres días de oración, ayuno y gestos cotidianos por la paz y el respeto a la vida

di | 05/21/2022

Asunción – Una semana después del asesinato del Fiscal Marcelo Daniel Pecci Albertini , se ha producido un nuevo atentado en la ciudad de Pedro Juan Caballero, donde ha resultado gravemente herido el alcalde, José Carlos Acevedo. Ha recibido siete disparos y en estos momentos está luchando por su vida. La Conferencia Episcopal Paraguaya expresó su solidaridad con el alcalde, su familia y las personas que lo acompañan. En un comunicado titulado, “La paz os dejo, mi paz os doy”, expresan su condena y rechazo a “este y todos los ataques a la vida humana”, escriben los obispos insistiendo en que “nuestro Dios es un Dios que ama la vida y su mandamiento es claro y preciso, no matarás”. Por eso, piden “a las fuerzas de seguridad y la fiscalía que identifiquen y lleven ante la justicia a los responsables de estos horrendos crímenes”. Exhortan además a autoridades y ciudadanos “a promover con valentía y coherencia el respeto a la institucionalidad, las leyes y la Constitución de nuestro país, para que podamos vivir.en un ambiente de paz y seguridad”. Los obispos piden la intercesión de la Patrona de la patria, Nuestra Señora de los Milagros de Caacupé, “para que cese la violencia y podamos vivir en paz y armonía”.

La Conferencia Episcopal propone del 20 al 22 de mayo, tres días de oración, ayuno y un gesto cotidiano por la paz y el respeto a la vida: “Todas las personas están invitadas a ofrecer estas acciones como expresión de dolor, penitencia, súplica y compromiso por la verdadera paz entre hermanos y hermanas. En estos días en cada Misa rezaremos por la paz y el respeto a la vida”. El viernes 20 de mayo los obispos convocan al ayuno, “expresión de nuestra fe y comunión con toda la Iglesia para demostrar el primado de lo espiritual sobre lo material”, y signo de “solidaridad con los que carecen del pan de cada día”. El sábado 21 de mayo invitan a encender una vela en casa, en el barrio o en la parroquia “para indicar que solo Cristo Resucitado puede sacarnos de las tinieblas de la violencia y de la muerte”. El domingo 22 de mayo animan a portar una bandera o un pañuelo blanco en señal de paz. “La paz es un don de Cristo Resucitado y al mismo tiempo es compromiso de todos”, subrayan finalmente los obispos, invitando a no permanecer indiferentes o en un silencio cómplice, “comprometámonos para ser constructores de paz”.

En un extenso mensaje publicado con motivo del 211 aniversario de la independencia nacional, el Presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya, monseñor Adalberto Martínez Flores, citó el brutal asesinato del Fiscal Pecci Albertini: “Este abominable crimen no debe ser considerado como un hecho aislado, es una herida mortal en el corazón de todos los paraguayos… La Iglesia sostiene que no se debe dar prioridad solo al incremento de las medidas legislativas o de las fuerzas del orden, sino también a la adecuada atención a la población y a las condiciones de vida, salud, educación y trabajo” .

Read More

I contenuti del sito fides.org sono pubblicati con Licenza Creative Commons Attribuzione 4.0 Internazionale

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.