AMERICA/PERU’ – "Acogiendo a Cristo en los refugiados": no nos dejemos llevar por las voces que alientan la xenofobia, la discriminación y el miedo.

Lima – “Los refugiados son personas que huyen de conflictos y persecuciones, ellas se encuentran protegidas por el derecho internacional, por su particular condición de vulnerabilidad, y no deben ser expulsadas o devueltas a situaciones en las que sus vidas y sus libertades corran riesgo”: así inicia el mensaje de la Conferencia Episcopal Peruana para la Jornada Mundial del Rifugiado, el 20 de junio. “Acoger a Cristo en el refugiado” es el título del mensaje, enviado a Fides, que citando al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados , recuerda que en el mundo existen 25,4 millones de personas refugiadas y 3,1 millones son solicitantes de refugio.
Los obispos presentan la realidad peruana: “Nuestro país, durante muchos años, protege a las personas con estos requisitos, garantizándoles el estatus de refugiado. Actualmente tenemos refugiados de diferentes nacionalidades, incluidos venezolanos, cubanos, colombianos, palestinos, sirios, Bengalíes, ciudadanos de Sri Lanka y varios países africanos: las personas que necesitan refugio están expuestas a múltiples situaciones, como la agresión, el tráfico de migrantes, el fraude y otras violaciones de sus derechos humanos, por lo que la Iglesia Católica en Perú ante este desafío presta especial atención a brindar asistencia y protección a estas personas, a pesar de que la Asamblea General de las Naciones Unidas el 17 de diciembre de 2018 adoptó el Pacto Mundial para los Refugiados, con el fin de fortalecer la cooperación y la solidaridad con los refugiados y los países anfitriones interesados. de este fenómeno, queda mucho por hacer en favor de los refugiados, para enfrentar la “globalización de la indiferencia “.
La CEP, siguiendo el ejemplo de Jesús, invita a tomar medidas concretas hacia quienes se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, siguiendo al Papa Francisco, quien propuso cuatro verbos para aplicar al trabajo pastoral con los refugiados: acoger, proteger, promover e integrar.
“Con motivo del Día Mundial del Refugiado, la Conferencia de Obispos del Perú quiere alentar a los diversos estados de la región, en particular al nuestro, a fortalecer los mecanismos de acceso al refugio y aplicar una definición adecuada de refugiado, que garantice plenamente los derechos. de las personas en movilidad. Al mismo tiempo, instamos a la sociedad peruana a que no se deje llevar por las “voces” que fomentan la xenofobia, la discriminación y el miedo, sino a construir la cultura del encuentro”, concluyen los Obispos.
El mensaje enviado a la Agencia Fides está firmado por el Presidente de la Conferencia de Obispos del Perú y el CELAM, Mons. Miguel Cabrejos, y por el responsable de la pastoral de la movilidad humana, Mons. Daniel Turley.

da: www.fides.org
I contenuti del sito sono pubblicati con Licenza Creative Commons Attribuzione 4.0 Internazionale