AMÉRICA/PERÚ – Los jóvenes profetas del Bicentenario: en noviembre la primera Jornada Nacional de la Juventud

 28 total views,  1 views today

Lima – “¡Joven, levántate! Eres Profeta del Bicentenario”. Es el lema de la primera Jornada Nacional de la Juventud que se celebrará en Perú del 19 al 21 de noviembre. El evento se inspira en la celebración del 200 aniversario de la independencia del país, el 28 de julio. Según la nota de la Conferencia Episcopal enviada a la Agencia Fides, la Comisión Episcopal para los jóvenes y laicos, presidida por monseñor Alfredo Vizcarra, obispo del Vicariato de Jaén, organiza la jornada con el objetivo de “reflexionar y reconocer la importancia de los jóvenes del país a la luz del bicentenario de la independencia”.

Desde principios de 2021 se han creado varios grupos de trabajo, cada uno dedicado a los diversos aspectos del evento como la liturgia, la espiritualidad y la comunicación. El logo del evento presenta tres letras grandes “JNJ”, por “Jornada Nacional de la Juventud”, pintadas con colores brillantes y vivos para simbolizar la alegría y el espíritu de celebración que anima el encuentro, su lema “Joven, ¡levántate! ¡Tú eres profeta del bicentenario!”. El himno y la oración de la convocatoria fueron elegidos en un concurso entre artistas católicos. Ganaron José Luis Vallejos Arias, autor del himno, y Eddy Alex Juárez Vergara, autor de la oración. Ambas composiciones hacen referencia al testimonio de Santa Rosa de Lima, Patrona del Perú.

Nacida en Lima el 20 de abril de 1586, en el seno de una familia noble de origen español, fue bautizada con el nombre de Isabel. Una cariñosa sirvienta, de origen indio, que ejercía de nodriza, impresionada por la belleza de la niña, le puso el nombre de una flor, Rosa. Cuando su familia cayó en la ruina, Rosa puso su granito de arena y empezó a ayudar en casa. Desde temprana edad aspiró a la vida monástica, teniendo como modelo de vida a santa Catalina de Siena. Como ella, vistió el hábito de la Tercera Orden Dominica a los veinte años. En la casa de sus padres creó un hogar para personas necesitadas donde asistió a niños abandonados y a ancianos, especialmente a los de origen indígena. A partir de 1609 se recluyó en una celda de dos metros cuadrados, construida en el jardín de la casa, donde pasaba la mayor parte de sus días orando y en estrecha unión con el Señor. Tuvo visiones místicas. En 1614 fue obligada por su familia a trasladarse a la casa de la noble María de Ezategui, donde murió, destrozada por las privaciones, tres años después. Era el 24 de agosto de 1617. Fue beatificada en 1668 y canonizada el 12 de abril de 1671, y así se convirtió en la primera santa del continente sudamericano. Es patrona de las Américas, Filipinas y las Indias Occidentales.

La Comisión Episcopal para los jóvenes y laicos ha organizado una serie de actividades para el 19 de cada mes, el mismo día del inicio de la Jornada Nacional de la Juventud, que será un 19 pero de noviembre. Se lanzarán tres tandas de la Ayuda espiritual para los meses de agosto, septiembre y octubre. Según Álvaro Salazar, Secretario Ejecutivo de la Comisión Episcopal, las ayudas que se publicarán “nos permitirán preparar nuestro corazón y nuestro ánimo para reflexionar sobre nuestra realidad antes del mes de noviembre”. “Esta Jornada nos ayudará a conocer qué quieren los jóvenes del Perú para el futuro del país desde la perspectiva del Bicentenario”, concluye Álvaro Salazar.