AMERICA/PERU’ – Los obispos: “la Iglesia cree en la democracia, defiende el sistema democrático, apoya los resultados electorales”

 862 total views,  2 views today

Lima – A tres semanas de las elecciones presidenciales en Perú, Pedro Castillo ya se desempeña como presidente virtualmente electo, pendiente de su proclamación oficial, demorada por la insistencia de su oponente, Keiko Fujimori, de no reconocer los resultados y denunciar el presunto fraude, sin tener pruebas. Aunque el fraude ha sido descartado por la comunidad internacional, por expertos, observadores electorales y los tribunales, Fujimori persiste en su postura, apoyado por la derecha más conservadora, incluido un grupo de militares retirados que piden a las Fuerzas Armadas no reconocer a Castillo el evento de proclamación como presidente. Con el 100% de los votos, Castillo venció a Fujimori por unos 44.000 votos en la votación del 6 de junio. El maestro y dirigente sindical de izquierda peruano ganó al obtener el 50,12% de los votos válidos. La justicia peruana el pasado sábado 26 de junio rechazó la solicitud de repetir las elecciones.
En este contexto de incertidumbre, la presidencia de la Conferencia Episcopal Peruana emitió una nota en la que lanza un llamado a “fortalecer la democracia”, llamando a la creación de “puentes de paz y armonía en el país”. “La Iglesia cree en la democracia – escriben los obispos – porque es el sistema que mejor protege y promueve los derechos y la participación de los ciudadanos”. Por eso “la Iglesia defiende el sistema democrático, alienta los esfuerzos realizados para perfeccionarlo y apoya los resultados señalados por los órganos electorales”, se lee en el documento enviado a Fides.
Al mismo tiempo, la CEP defiende “el derecho de toda la ciudadanía a expresar su opinión sobre la situación nacional”, pero al mismo tiempo destaca que “este derecho debe ejercerse sin recurrir a la violencia, ni física ni verbal”. “El futuro del Perú depende de todos nosotros”, prosigue la nota episcopal, “por eso actuamos con serenidad, discernimiento y vigilancia, para proteger la vida democrática”. De cara al Bicentenario de la Independencia Nacional, que se celebrará el 28 de julio, los obispos esperan que este aniversario “encuentre un Perú democrático, una democracia que se ha defendido con gran compromiso en las últimas décadas”, concluyen.