ASIA/BANGLADESH – “Encuentro matrimonial”: los esposos cristianos redescubren la riqueza del Sacramento

 12 total views,  1 views today

Dhaka – La vida matrimonial es una vida de paciencia, de perdón y de escucha. Es una vida de enriquecimiento mutuo, gracias a la presencia y la fuerza que da Jesucristo. Es un largo viaje juntos, iluminado y sostenido por la gracia de Dios.
Así lo han madurado muchos matrimonios cristianos de Bangladesh gracias a la presencia y la acción apostólica del “Worldwide Marriage Encounter”, un movimiento internacional presente en 100 naciones, que trabaja en el país desde 1995.
Liton Gomes, un empresario católico de 55 años que vive en Dhaka, dice a la Agencia Fides: “Sufrí problemas de entendimiento con mi mujer durante nueve años después de casarnos. Gracias a la hermana Pauline Nadeau participamos en los seminarios del Worldwide Marriage Encounter. Me ayudaron a comprender mejor a mi mujer, a superar trampas y obstáculos en nuestra relación interpersonal, y ahora vivimos una vida matrimonial feliz”.
Agnes Gomes, ama de casa de Gazipur, también comparte su historia con la Agencia Fides: “Mi marido tenía actitudes violentas e impositivas hacia mí. Una hermana nos propuso participar en el fin de semana organizado por Worldwide Marriage Encounter. Nos volvimos a encontrar de nuevo. Pasamos de ser cónyuges infelices a un camino de serenidad, escucha y alegría”.
Agnes Gomes y Liton Gomes están muy agradecidos a la misionera canadiense de la Santa Cruz, la Hna. Pauline Nadeau, que falleció de cáncer en Montreal, Canadá, el pasado 30 de agosto, a la edad de 92 años. La religiosa, que llegó a Pakistán Oriental en 1955, realizó su labor misionera en el país durante 54 años. Descubrió los problemas de los matrimonios católicos y buscó la manera de ayudarlos, iniciando el Worldwide Marriage Encounter en Bangladesh.
Mons. Gervas Rozario, obispo de Rajshahi y vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Bangladesh , explica a Fides: “La Hna. Nadeau comenzó por primera vez a asesorar directamente a las parejas católicas en el Centro de Pastoral Familiar. Promovió y organizó el movimiento de los Encuentros Matrimoniales también en este país, invitando a parejas de Filipinas e India”.
Monseñor Gervas trabajó con la Hna. Nadeau en el movimiento Worldwide Marriage Encounter y pudo constatar lo importante que era para ella estar al servicio de las parejas: “Se preocupaba por las parejas con dificultades y quería ayudarles a tener una vida matrimonial feliz. La recordaremos durante muchos días”. La Hna. Nadeau creó un equipo de Encuentro Matrimonial en Bangladesh, llevando este apostolado por todo el país: “Cientos de parejas se han beneficiado de él”, señala el obispo. Además de los matrimonios, también los religiosos y el clero que participa en los seminarios del Encuentro Matrimonial aprenden a gestionar mejor las relaciones interpersonales en su vida religiosa y comunitaria.
Desde 1979, la Hna. Pauline Nadeau se ha implicado en la pastoral familiar de la Iglesia y se ha convertido en un punto de referencia. En 1991, desempeñó un papel fundamental en la organización del primer Seminario Nacional de la Familia en Dhaka, que atrajo a 150 parejas católicas de todo el país. Tras años de consultas y trabajo pastoral, Worldwide Marriage Encounter Bangladesh comenzó oficialmente en 1995, seleccionando a una pareja y a un sacerdote como primer equipo promotor de los seminarios de formación y experiencia para los cónyuges, con el objetivo de ayudar a las parejas casadas a redescubrir la profundidad y la gracia del Sacramento recibido y la felicidad en la vida matrimonial y familiar.