ASIA/COREA DEL SUR – “El amor nutre”: solidaridad y alegría al servicio de los pobres

 15 total views,  1 views today

Seúl – “El amor nutre” es el lema y el título de un libro en el que el misionero de los Oblatos de María Inmaculada, el padre Vincenzo Bordo cuenta su extraordinaria historia y experiencia de proximidad a los pobres en Corea. El misionero ha fundado y dirige en Seongnam, un suburbio de Seúl, la “Casa de Anna”, un centro de acogida para personas sin hogar y adolescentes sin familia, así como un comedor que da de comer a 800 personas sin hogar cada día desde hace 30 años. Además de ofrecer alimentos, también “reparte comida, abrazos y oraciones”, dicen a la Agencia Fides los voluntarios que trabajan con él. El padre Vincenzo es la encarnación de la “Iglesia del delantal” y su nombre en coreano es padre Kim Ha-jong, o “Siervo de Dios”. “Con un corazón amoroso se ocupa de la dignidad de los seres humanos, de los más pobres”, dicen sus colaboradores a Fides. La comida en el comedor se desarrolla en un ambiente amistoso, en el que “el amor es el primero que nutre, a todo ser humano”, dice el padre Bordo, que ha publicado el texto en coreano, en el que relata su experiencia, desde su llegada a Corea como misionero en 1990 hasta hoy. Toda la recaudación de la venta del libro se donará a los pobres y a los sin techo. “Cada vez que se vende un libro, se ofrece una comida a una persona sin hogar. Es el amor lo que nutre, junto con el pan”, señala.
La mayor sensibilidad de la Iglesia coreana hacia los pobres ha sido mostrada claramente en la “Jornada Mundial de los Pobres” proclamada por el Papa Francisco, y que se ha celebrado el 14 de noviembre en todas las diócesis. La archidiócesis de Seúl ha previsto una serie de actos para celebrar el Día de los Pobres, anunciando que no serán gestos aislados ni se llevarán a cabo sólo un día al año.
“Espero que este servicio sea una oportunidad para que todos nos demos cuenta de que somos pobres y vulnerables ante Dios. Nosotros, como familia humana, estamos llamados a ser solidarios con los pobres, compartiendo y tendiendo la mano a los necesitados”, ha dicho el arzobispo electo de Seúl, monseñor Peter Chung, quien, junto con el cardenal Andrew Yeom Soo-jung y otros obispos de Seúl, ha servido comidas a los sin techo en el comedor social “Myeongdong Babjib”, en el complejo de la catedral de Seúl, en esta jornada especial. Los obispos han expresado su agradecimiento a los voluntarios que han preparado las comidas desde primera hora de la mañana. 874 voluntarios inscritos, entre ellos 72 no católicos, se han turnado para trabajar en el comedor. El cardenal Yeom ha dicho al respecto: “En este día todos estamos invitados por el Espíritu Santo a reunirnos como hermanas y hermanos. Esta ocasión especial nos recuerda el hecho de que somos verdaderamente Hermanos todos, llamados a caminar juntos como una sola familia”.
‘Myeongdong Babjib’ es un comedor de beneficencia dirigido por el movimiento ‘One Body One Spirit’, con sede junto a la catedral de Myeongdong. Todos los miércoles, viernes y domingos se ofrecen comidas gratuitas a las personas sin hogar. Según los datos registrados, más de 70.000 personas sin hogar han visitado la mesa hasta el 30 de octubre de 2021. Junto a la mesa se encuentra la ‘Clínica Raphael Nanum’, gestionada por la Fundación Raphael Nanum, un centro médico gratuito que inició su actividad el 13 de junio de 2021 en colaboración con el ‘Myeongdong Babjib’. La Clínica ha prestado servicios sanitarios a 2.160 personas sin hogar en los últimos 4 meses.