ASIA/COREA DEL SUR – La archidiócesis de Seúl celebra el envío de sacerdotes misioneros a Francia y Japón.

 13 total views,  1 views today

Seúl – La Iglesia de Seúl ha celebrado una solemne Eucaristía con el mandato misionero a los sacerdotes que ofrecerán su servicio pastoral y llevarán el anuncio del Evangelio al extranjero, al servicio de la Iglesia universal. Según ha informado la oficina de comunicación de la archidiócesis, la comunidad de Seúl enviará este año a dos sacerdotes, uno a la diócesis de Luçon y otro a la archidiócesis de Tokio .
El Departamento de Misioneros de Uamar de la archidiócesis, una oficina que se ocupa específicamente de las relaciones con otras Iglesias, para supervisar sus necesidades y enviar misioneros locales, ha organizado la solemne Celebración Eucarística, el 6 de septiembre, presidida por el Obispo Job Yobi Koo, Vicario Episcopal para las Misiones. De acuerdo con las normas anti Covid-19, solo han podido asistir a la misa una pequeña asamblea de siete sacerdotes, además del obispo Koo y los dos sacerdotes enviados en misión.
En su homilía, monseñor Koo ha destacado el importante papel que desempeña la archidiócesis de Seúl en la labor misionera, contribuyendo al envío de sacerdotes, consagrados y laicos: “El papa Francisco y sus predecesores nos han pedido expresamente que estemos especialmente atentos y dedicados a la labor misionera en Asia Oriental”. Añadiendo que: “Estamos agradecidos de poder enviar a dos sacerdotes como misioneros en estos momentos cruciales en los que hay una gran necesidad de difundir el Evangelio y evangelizar el mundo”. El Obispo ha concluido su homilía bendiciendo a los sacerdotes y subrayando que “responder a la llamada de Dios a las misiones será una oportunidad para crecer y florecer como auténticos discípulos de Dios”.
La diócesis de Luçon es la cuna de San Pedro Enrique Dorie, misionero francés de las Misiones Extranjeras de París , martirizado en Corea en 1866. El sacerdote coreano Peter Lee será destinado a una parroquia de su ciudad natal. La diócesis de Luçon había planeado una peregrinación a Corea siguiendo los pasos de Santa Dorie el año pasado, pero la iniciativa se canceló debido a la pandemia.
El segundo sacerdote misionero llegará a Tokio en un futuro próximo, tras la petición del arzobispo Isao Kikuchi. Actualmente hay ocho sacerdotes diocesanos coreanos que trabajan como misioneros en Japón.
Además, el Departamento de Misioneros de Uamar de la Archidiócesis de Seúl realiza operaciones de apoyo y cooperación misionera en todo el mundo. Ha enviado 250.000 mascarillas anti-Covid donadas el mes pasado para apoyar las misiones en Perú, Panamá y Filipinas a través de los misioneros coreanos en esos países. La Arquidiócesis de Seúl también tiene previsto prestar apoyo a Bolivia y atender las necesidades pastorales de los misioneros coreanos enviados allí.