ASIA/FILIPINAS – Elecciones en pandemia, “hay que votar con responsabilidad”, exhortan los líderes católicos

 8 total views,  1 views today

Manila – “Los ciudadanos están llamados a ejercer su derecho al voto con responsabilidad, mientras el país sigue marcado por la pandemia”: es el llamamiento lanzado por varios líderes católicos de Filipinas, mientras el país se prepara para la gran maquinaria electoral que culminará con las elecciones generales del 9 de mayo de 2022, en las que se elegirá al Presidente, al Parlamento y a muchos administradores locales. La intervención de los líderes católicos se produce después de que algunos legisladores hayan declarado públicamente que la votación podría retrasarse si no se supera la pandemia.
A pesar de la pandemia, las elecciones nacionales del próximo año son un momento crucial en la vida social y política del país, al que hay que prestar la máxima atención, ha dicho Mons. Pablo Virgilio David, obispo de Kalookan y presidente electo de la Conferencia Episcopal . Al organizar la votación en un momento de pandemia, hay que tener mucho cuidado para que “la actual crisis sanitaria no sea utilizada por algunos sectores para obstaculizar las elecciones”, ha comentado, añadiendo que “es necesario garantizar la celebración de las elecciones, para que el proceso de preparación se desarrolle respetando la legalidad y los protocolos sanitarios”. Además, ha pedido a las autoridades responsables que garanticen el buen desarrollo de las elecciones, salvaguardando la integridad de las papeletas. El objetivo es que “estas elecciones sean transparentes, honestas, precisas, significativas y pacíficas” ha añadido.
Para ello es absolutamente necesaria la plena participación de la ciudadanía: también los católicos deben implicarse en las actividades y cuestiones políticas, porque “la política es la forma más elevada de caridad” y “el compromiso político es parte integrante de ser ciudadanos responsables”, ha continuado explicando el prelado. “Forma parte de nuestra vida como ciudadanos el apreciar y cuidar el bien común de nuestro país”.
El obispo de Kidapawan, Mons. Jose Collin Bagaforo, director nacional de Cáritas Filipinas, ha abordado el tema de las elecciones durante el lanzamiento de “Halalang Marangal 2022”, una coalición de más de 20 organizaciones, católicas y no católicas, que han decidido trabajar en red para garantizar “una votación responsable y transparente”. Además de Cáritas, la coalición incluye, entre otros, la Comisión Episcopal para los Pueblos Indígenas; la Comisión Episcopal para la Juventud; la Asociación de Superiores Mayores de Filipinas ; la Asociación Educativa Católica de Filipinas; Radio Veritas846. La red pretende llevar a cabo un “discernimiento y una acción conjunta, por el bien del país y la sacralidad del voto”, ha dicho el padre Antonio Labiao, secretario ejecutivo.
Al presentar la iniciativa, Mons. Bagaforo ha dicho: “Nuestra elección política refleja nuestros valores. El acto de votar – ha explicado -, revela quién soy. Los votos emitidos por la gente son un espejo de eso. Nuestro voto es una expresión y afirmación de nuestra dignidad humana, un principio fundamental de la doctrina social católica”. El voto, “es un regalo de Dios para las personas y la forma en que lo usamos es nuestro regalo para nuestro país –ha proseguido-. Es el cumplimiento de la propia responsabilidad de participar e influir en la vida social y política de nuestra nación”. Mientras la nación se ve sacudida por numerosos problemas y desafíos, incluida la pandemia, “los ciudadanos filipinos merecen un líder con corazón de servidor”, ha afirmado, insistiendo en que para ser “un verdadero líder al servicio del pueblo, hay que tener competencia, experiencia, compasión, amabilidad, pasión y perseverancia”. “Un líder eficaz proporciona dirección e inspira a la familia de Dios a trabajar incansablemente para mejorar la condición de todos los filipinos, con un enfoque preferencial en los marginados y excluidos”, ha dicho para concluir Bagaforo.
Agnes Brazal, profesora de la Universidad De La Salle de Manila y de la St. Vincent School of Theology de la capital, ha señalado que “usar el derecho de voto con sabiduría significa participar personalmente en la promoción del Reino de Dios”. Debido a la pandemia, muchos filipinos tienen miedo de registrar sus nombres en la Comisión Electoral. El registro de votantes, que debía finalizar el 30 de septiembre, se ha prorrogado hasta el 31 de octubre, con el fin de ayudar a todos los ciudadanos en el acto de inscribirse en el censo electoral para ejercer su derecho al voto. Según Brazal, todavía existe cierto temor a contraer el virus: “Si no fuera por la pandemia, ya habría más personas registradas.
De cara a las elecciones generales, previstas para el 9 de mayo de 2022, se espera que la Comisión Electoral publique antes de enero de 2022 la lista de candidatos oficiales, incluidos los que se presentan para el cargo de Presidente, Vicepresidente, para los escaños de 12 senadores y para 308 miembros de la Cámara de Representantes.
Luego están las elecciones de 81 gobernadores y vicegobernadores, 780 escaños en los consejos provinciales, 1.634 alcaldes y tenientes de alcalde de los municipios, 13.546 escaños en los consejos municipales. Según la Constitución filipina de 1987, las elecciones generales se celebran cada seis años, el segundo lunes de mayo. En Filipinas, donde el 48% de la población de casi 110 millones de personas es menor de 25 años, cerca del 80% de la población profesa la religión católica.