ASIA/FILIPINAS – La compasión es el camino a seguir durante la pandemia

 33 total views,  1 views today

Manila – El camino indicado por Cristo es la compasión, y es la via que los cristianos están llamados a seguir. Este es el llamamiento realizado por Mons. Marlo Mendoza Peralta, arzobispo de Nueva Segovia , quien ha invitado a los sacerdotes de su diócesis a ser “auténticos pastores, dispensadores de compasión” en medio de las dificultades y el sufrimiento de la pandemia. “Como sacerdotes –ha dicho en una nota enviada a la Agencia Fides- mientras estamos atentos al virus del Covid, no dejemos que nuestros miedos nos paralicen en la acción, olvidando a las personas que nos necesitan”. “No dudéis en afrontar con valentía los retos que plantea la pandemia, tended la mano a los fieles mostrando misericordia y compasión”, ha instado con firmeza. Las restricciones existentes para contener los crecientes casos de Covid-19 deben llevarnos a “encontrar formas creativas de proporcionar atención pastoral y consuelo espiritual a los necesitados”, ha señalado el Arzobispo.
Es necesario partir de la Eucaristía: de hecho, ha dicho que las personas que sufren mucho por la crisis sanitaria y económica “quieren siempre la Eucaristía como fuente de su fortaleza. Esperan que celebremos la misa por ellos, no les decepcionemos”.
El mensaje también recuerda a los sacerdotes la necesidad de dispensar sacramentos como la Reconciliación y la Unción de los Enfermos, especialmente a los enfermos graves o moribundos. El prelado ha instado a los sacerdotes a tomar ejemplo del personal sanitario de primera línea que, a pesar de los temores, sigue atendiendo a los pacientes de Covid-19, observando las medidas sanitarias preventivas. “Si estos médicos y enfermeras siguen prestando atención sanitaria a los pacientes del COVID-19, más podremos y deberemos los sacerdotes cuidar de sus almas”, ha añadido monseñor Peralta.
Escudarse en el miedo, “no puede ser una excusa para negarse a administrar la Unción de los Enfermos. Seamos creativos, ideando formas de proporcionarnos protección adicional y seguir mostrando el rostro de Cristo compasivo a los que nos rodean”, ha dicho con esperanza.
El obispo de Batanes, Mons. Danilo Ulep, también ha animado a los sacerdotes, religiosos y laicos a afrontar la pandemia “con valor y fe”. “Todos estamos llamados a mostrar resiliencia, comunión mutua, auismo y caridad ante esta tragedia”, ha dicho, invitando a los fieles a vivir con espíritu de solidaridad y caridad cristianas entre sí, en comunión espiritual y sentido de fraternidad.