ASIA/INDIA – Al centro del “Día de la Constitución” la lección de los agricultores: luchar contra las leyes injustas

 26 total views,  1 views today

Nueva Delhi – “El 26 de noviembre se celebra el Día de la Constitución en la India. Debemos interiorizar la letra y el espíritu que nuestros padres constituyentes nos dieron en 1949. Esta gran Carta debe ser respetada, protegida y aplicada en todos sus detalles, para todos y cada uno de los ciudadanos de nuestro país y especialmente para aquellos cuyos derechos y libertades están siendo pisoteados. Así lo escribe a la Agencia Fides el p. Cedric Prakash, jesuita indio, escritor y divulgador, comprometido con la promoción de los derechos humanos y sociales, en la víspera del día en que el pueblo indio conmemora y celebra la adopción de la Carta Constitucional, que tuvo lugar el 26 de noviembre de 1949.
El jesuita continúa: “Gracias a la lucha incansable y a los grandes sacrificios de los campesinos, se han derogado tres leyes. Durante más de un año, con sangre, sudor, trabajo y lágrimas, su protesta ha continuado. No han cedido a las amenazas e intimidaciones, a los comentarios despectivos. El gobierno y una parte de la población les eran hostiles. La mayoría de los medios de comunicación los ignoraron. Pero los agricultores han continuado y han triunfadn. Es una lección que debemos aprender todos.
Además, el padre Prakash señala: “La nación aún tiene muchos problemas críticos y urgentes que abordar. En primer lugar, la tristemente célebre ley antiterrorista “Unlawful Activities Prevention Act” debe ser derogada inmediatamente. Se está utilizando como arma para intimidar y acosar, encarcelar y matar, como hemos visto en el caso del padre Stan Swamy. Se está utilizando para silenciar la disidencia y contra los que defienden la verdad y la justicia, los que defienden los derechos y las libertades consagrados en la Constitución de la India; los que acompañan a los adivasis y los dalits; los que exigen mayor libertad de expresión”.
Según el P. Prakash, “la Ley de Enmienda de la Ciudadanía también debería ser retirada. Estas medidas son descaradamente discriminatorias y contrarias a la letra y el espíritu de la Constitución india”. Recuerda el jesuita: “Tenemos tres proyectos de ley del Código del Trabajo aprobados por el Parlamento en septiembre de 2020 que deben ser abolidos. Los trabajadores ordinarios de nuestro país han sufrido enormemente debido a la pandemia. Varias disposiciones de los Códigos violan los derechos de los trabajadores; además, el proceso por el que se aprobaron fue opaco. Todas las centrales sindicales se han opuesto y han presentado sus objeciones en varias ocasiones. Sin embargo, el gobierno no cede. Los agricultores nos dicen que estos códigos pueden ser derogados si los sindicatos se organizan y se unen”.
El padre Prakash ha pedido que se respetaran los derechos y la dignidad de los adivasis y los habitantes indígenas de los bosques, después de que el Ministerio de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático propusiera modificar la legislación vigente para facilitar las inversiones de las empresas multinacionales y las concesiones estatales para la tala y la minería. “Más de dos millones de habitantes de los bosques corren el riesgo de ser desplazados forzosamente y perder sus medios de vida si pierden su hábitat”. El padre Stan Swamy y otros, recuerda, “lucharon por estos derechos que se negaban a los adivasis”, mientras se destruía el medio ambiente y la preciosa biodiversidad.
Por último, según el P. Prakash, “la Política Nacional de Educación de 2020, en su forma actual, es manifiestamente antidemocrática y anticonstitucional, ya que toma decisiones importantes sobre la educación, un asunto sobre el que tienen competencia los gobiernos estatales. Además, la NEP está diseñada para atender a segmentos de la élite india y excluir a las poblaciones pobres y desfavorecidas”.