ASIA/INDIA – Los obispos dicen al gobierno: “No a las leyes anti-conversión”

 41 total views,  1 views today

Nueva Delhi – Una delegación de obispos indios, católicos y de otras confesiones cristianas, se reunió con los ministros federales para pedir la derogación de las leyes anti-conversión, aprobadas por los gobiernos de algunos estados de la Federación India. Según ha sabido la Agencia Fides, entre los presentes en la delegación se encontraban Mons. Anil Joseph Thomas Couto, arzobispo de Delhi, Mons. Kuriakose Bharanikulangara, de la archidiócesis de Faridabad, de la Iglesia siro-malabar de rito oriental, y Mons. Subodh C. Mondal, de la Iglesia metodista de la India en el área episcopal de Delhi, que mantuvieron una reunión especial con Mukhtar Abbas Naqvi, ministro federal de Asuntos de las Minorías, y John Barla, subsecretario. La delegación, que se reunió con las autoridades el 28 de septiembre, estaba formada por 50 líderes cristianos en representación de varias confesiones diferentes. En nombre de todos ellos, Mons. Couto presentó un Memorándum con diversas cuestiones que afectan a las minorías cristianas en el país y el tema de la libertad religiosa.
Las leyes anti-conversión, vigentes en varios estados indios, prohíben la conversión religiosa por la fuerza o mediante engaño y constituyen un delito castigado con diversas penas. Algunos de los estados que han promulgado leyes para prohibir las conversiones religiosas son Odisha, Uttar Pradesh, Arunachal Pradesh, Chhattisgarh, Gujarat, Jharkhand, Himachal Pradesh, Madhya Pradesh y Uttrakhand.
Según los obispos, las leyes anti-conversión violan la letra y el espíritu de la Constitución india, que establece la libertad de practicar, promover y propagar la propia religión según la conciencia y la libertad.
En este momento, otro estado, Karnataka, en el sur de la India, está planeando promulgar una ley similar. El 28 de septiembre, el ministro jefe del estado, Basavaraj Bommai, emitió una orden que restringía la “conversión religiosa forzada”, aunque los diez obispos de Karnataka se habían reunido con él en los días anteriores, esperando que no se procediera a ninguna nueva normativa.
Karnataka es un vasto estado del sur de la India gobernado por el partido nacionalista hindú Bharatiya Janata . Siguiendo una ideología predominante en el BJP , los nacionalistas hindúes querrían transformar la India de un estado secular a un estado teocrático hindú. Actualmente, el BJP gobierna los estados de Himachal Pradesh, Uttar Pradesh y Madhya Pradesh, que ya han promulgado leyes anti-conversión bastante polémicas.
La delegación de obispos expresó a los ministros federales su preocupación por las nuevas restricciones legales que limitan o impiden la posibilidad de realizar donaciones extranjeras para obras de caridad destinadas a las comunidades pobres y vulnerables del país. El ministro Naqvi destacó el patrimonio cultural compartido y el legado de convivencia entre las distintas comunidades religiosas. También dijo que “cualquier intento de perturbar este tejido de unidad y armonía dañará el alma de la India”.
La delegación también informó al gobierno federal de los reiterados actos de violencia contra los cristianos y de los incidentes de destrucción o saqueo de iglesias en todo el país. En un caso reciente, el 17 de septiembre, cinco familias cristianas del distrito de Kandhamal, en el estado de Odisha, sufrieron abusos y violencia por parte de los hindúes y al menos una casa perteneciente a un cristiano fue incendiada. “En la mayoría de los casos, la policía y los funcionarios del gobierno no prestan mucha atención a las denuncias de los cristianos”. También en este caso, los ministros aseguraron a los líderes cristianos que estudiarían el asunto.
La delegación informó al gobierno sobre la discriminación de los dalits cristianos y musulmanes, que no pueden disfrutar de los beneficios concedidos por el gobierno a los dalits en general, que se refieren al trabajo y a otras medidas de bienestar.
Por último, los líderes de las Iglesias pidieron al gobierno federal contribuciones para crear una universidad cristiana federal, con fondos públicos y privados, pensando en ella como un gran centro educativo en beneficio de todos los ciudadanos, de cualquier cultura, etnia o religión.
Según el censo indio de 2011, hay 966 millones de hindúes, cerca del 80% de la población india estimada en 1.300 millones de personas. Hay 172 millones de musulmanes y 29 millones de cristianos