ASIA/INDONESIA – El obispo de Flores: “El auge de las vocaciones nace de la fe vivida en la familia”

Maumere – “Nuestra Iglesia local hoy es una Iglesia misionera. Tenemos más de 500 sacerdotes y religiosos enviados como misioneros a Indonesia y al mundo. Somos una Iglesia bendecida por el Señor con muchas vocaciones a la vida sacerdotal y consagrada. Pero la cuna de estas vocaciones es la familia: nuestras familias católicas viven la fe con devoción y profundidad, se acercan a los sacramentos, practican la caridad. Este es el entorno donde la semilla de la llamada de Dios puede brotar”, dice a la Agencia Fides el obispo de Maumere, monseñor Ewaldus Martinus Sedu, quien relata la vida de la comunidad católica local en la diócesis ubicada en la isla indonesia de Flores.

La isla, en el centro del archipiélago, en la provincia de Nusa Tenggara Oriental, se considera “el corazón católico de Indonesia”, un país predominantemente musulmán . El obispo dirige una comunidad diocesana que cuenta con más del 87% de la población católica y explica a Fides: “En nuestra comunidad hay numerosas congregaciones religiosas masculinas y femeninas: verbitas, pasionistas, jesuitas, franciscanos, camilianos, somascos, rogacionistas, vocacionistas y muchos otros. La comunidad es viva y es dinámica y las vocaciones a la vida consagrada están floreciendo. En Maumere tenemos uno de los Seminarios Católicos entre los más grandes del mundo, con más de mil estudiantes. Estamos comprometidos en el trabajo de la educación, en el trabajo social, pero lo más importante es el testimonio del Evangelio en la familia. Todo viene de allí”.

La iglesia de Indonesia constituye hoy alrededor del 3% de la población. En el archipiélago de 17.000 islas, cuenta con unos 8 millones de católicos, divididos en 37 diócesis. Los cristianos de otras denominaciones son alrededor del 6% de la población.

da: www.fides.org
I contenuti del sito sono pubblicati con Licenza Creative Commons Attribuzione 4.0 Internazionale