ASIA/IRAK – El Patriarca Sako a los jóvenes caldeos: en la Iglesia, vivificada por Cristo, vuestra función no es “decorativa”

 11 total views,  1 views today

Bagdad – “Quisiera expresar a cada uno de vosotros mi cercanía y comprensión por las dificultades y urgencias que estáis afrontando, pero también deciros que no hay motivos para desesperar. El Señor nos llama a ser una Iglesia viva y fuerte, una Iglesia que lleva su palabra, su amor y su salvación”. Con estas palabras de consuelo, el cardenal y patriarca iraquí Louis Raphael Sako comenzó su “discurso de bienvenida” a los más de 450 chicos y chicas llegados a Bagdad desde todo Irak para participar en el primer Encuentro de Jóvenes Caldeos, que ha dado inicio el jueves 18 de noviembre en la catedral caldea de San José.
Un encuentro de jóvenes -señaló el Patriarca- convocado como una oportunidad para renovar el encuentro personal con Cristo, y que se pretendía organizar desde hace tiempo, pero que hasta ahora se había hecho inviable debido a los tormentosos acontecimientos del país, la falta de seguridad en los viajes y la pandemia del Covid-19.
En su discurso, el Patriarca recordó a los jóvenes cristianos que en su vida de fe han experimentado el martirio, describiéndolos como “nuestro orgullo”, y destacó en particular que las generaciones más jóvenes en la Iglesia no tienen una “función decorativa”, reiterando que la vida de la Iglesia necesita sus talentos, sus pensamientos y su impulso creativo. En cuanto al encuentro de tres días convocado en Bagdad, el cardenal iraquí expresó su deseo de que se convierta en una oportunidad para ayudar a cada participante a redescubrir las fuentes de su identidad cristiana, de modo que la comunidad eclesiástica pueda también ofrecer más eficazmente su contribución al renacimiento de la nación y al bien común del pueblo iraquí.

El encuentro de jóvenes caldeos durará hasta el domingo 21 de noviembre y tiene como lema la frase “Sois una Iglesia viva”, palabras pronunciadas por el Papa Francisco en Bagdad, en la homilía de la concelebración litúrgica que presidió en la catedral caldea de San José durante su visita pastoral a suelo iraquí. Durante los tres días, en los distintos momentos comunitarios de la agenda, se tratarán algunos temas relacionados con el encuentro con Cristo y la vida eclesial de las jóvenes generaciones caldeas. También se pedirá a los chicos y chicas reunidos en Bagdad que expresen sus expectativas sobre el camino sinodal iniciado en la Iglesia católica con vistas a la próxima Asamblea del Sínodo de los Obispos.
El impresionante éxodo de cristianos de Irak en las últimas décadas ha afectado sobre todo a las generaciones más jóvenes de bautizados. El encuentro de jóvenes convocado por el Patriarcado caldeo representa un intento de hacerse cargo también de este fenómeno, y de interrogarse sobre los tesoros que hay que preservar y las gracias que hay que pedir para ver florecer el milagro de la fe en Cristo en la vida de los chicos y chicas iraquíes.
Agencia Fides 19/11/2021).