ASIA/IRAQ – Dolor y condolencias de la Iglesia caldea por las víctimas del incendio en el hospital de Nassiriya

 176 total views,  1 views today

Bagdad – El Cardenal Louis Raphael Sako, Patriarca de Babilonia de los Caldeos, ha expresado en nombre de toda la Iglesia caldea, “profunda tristeza y dolor” por la tragedia ocurrida el lunes 12 de julio en el Hospital “Imam al Hussein” de Nassiriya, donde un incendio ha causado la muerte de al menos 92 personas presentes en la estructura reservada a los pacientes de Covid-19. En un breve mensaje, difundido por los órganos oficiales del Patriarcado, se expresa el pésame y la solidaridad a las familias de las víctimas, encomendando las almas de los fallecidos a la infinita misericordia de Dios en la oración.
El breve texto expresa también la esperanza de que esta enésima catástrofe en el país – que también ha causado un centenar de heridos e intoxicados – contribuya a “despertar la conciencia de los funcionarios iraquíes” y les induzca a dejar de lado su “incomprensible oposición”, a unir fuerzas y a asumir sus responsabilidades en esta “difícil fase”, para ayudar al país a ponerse en pie y a superar las emergencias y los problemas económicos y sociales que atormentan la vida cotidiana de la población.
El martes 13 de julio, el Papa Francisco también hizo saber que estaba “profundamente entristecido” por la noticia de la tragedia de Nassiriya, que le llegó mientras era atendido en el Hospital Agostino Gemelli de Roma por las secuelas de la operación a la que fue sometido el domingo 4 de julio. En un telegrama enviado en nombre del Pontífice por el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, al Arzobispo Mitja Leskovar, Nuncio Apostólico en Irak, el Papa expresa su “cercanía espiritual a todos los afectados por el trágico incendio en la sala de aislamiento Covid del hospital al-Hussein de Nassiriya”. El Papa Francisco – se lee en el telegrama -, “reza especialmente por los fallecidos y por el consuelo de sus familiares y amigos que lloran su pérdida”, invocando sobre los pacientes, el personal y los cuidadores del hospital, “bendiciones de Dios de consuelo, fuerza y paz”,
Tras la tragedia, informan los medios de comunicación locales, se han emitido órdenes de detención contra 13 personas, entre ellas el responsable provincial de salud, Saddam Sahib al-Tawil.