ASIA/LÍBANO – Obispos maronitas: “satisfacción” por el nuevo gobierno, angustia por la “hemorragia humana” de jóvenes que huyen del país

 9 total views,  1 views today

Beirut – En la “preocupante” situación en la que se encuentra el Líbano, la “máxima prioridad” es intentar detener la fuga de jóvenes que abandonan el país, una verdadera “hemorragia humana” que priva a la nación de sus fuerzas más vitales y creativas. Esta es la alarma lanzada por los obispos de la Iglesia maronita, que han analizado la difícil fase que atraviesa el país durante la reunión celebrada ayer, miércoles 6 de octubre, en la sede patriarcal de Bkerkè, presidida por el patriarca Béchara Boutros Raï.
En el comunicado emitido al finalizar la reunión, los miembros del episcopado maronita expresan su satisfacción por la formación del nuevo gobierno, encabezado por el suní Najib Mikati, que ha dotado a la nación libanesa de un ejecutivo tras una parálisis política de más de un año. También subrayan la necesidad de recuperar el tiempo perdido, optando por soluciones excepcionales e innovadoras ante las urgencias que presionan al país. Los obispos hacen referencia a los múltiples factores de la “crisis económica, habitacional y social que asedia a los libaneses por todas partes, empezando por la escasez de combustible, pasando por el aumento incontrolado de los precios de los alimentos, los medicamentos y otros productos sanitarios, para terminar con la crisis de los servicios escolares y universitarios”.
Al mismo tiempo, la visión de los obispos maronitas sobre las penas del Líbano no se detiene en las contingencias que acosan la vida cotidiana de los libaneses, sino que señala el nuevo éxodo de los jóvenes de la Tierra de los Cedros como el fenómeno potencialmente más devastador para el futuro del Líbano. Según los obispos maronitas, hay que hacer todo lo posible para “restablecer unas condiciones adecuadas de estabilidad que tranquilicen a los jóvenes y les animen a vivir su futuro perseverando en la fe de sus padres y en sus raíces en su tierra natal”.
En el texto difundido al término de su reunión, los obispos hacen referencia también a la visita del primer ministro Mikati a París y a su encuentro con el presidente francés Emmanuel Macron , agradeciendo el “sincero deseo” expresado por los actuales dirigentes franceses de “permanecer al lado del Líbano hasta el final de su calvario”. “Los líderes políticos libaneses – sugieren los obispos maronitas -, están llamados a aprovechar el apoyo francés en los contactos y negociaciones con las organizaciones políticas y financieras internacionales”. Además, los obispos de la Iglesia maronita deploran las injerencias que obstaculizan las investigaciones de la justicia destinadas a determinar las causas de las explosiones que devastaron el puerto de Beirut el 4 de agosto de 2020, reiterando su cercanía y solidaridad con los jueces que están investigando y con las familias de las víctimas.
Por último, refiriéndose al último mes del año litúrgico, antes del tiempo de Adviento que prepara la solemnidad de la Navidad, los obispos maronitas invitan a todos los miembros de la comunidad eclesial a vivir intensamente “con fe y devoción” todas las celebraciones litúrgicas y a intensificar las oraciones y los actos de misericordia hacia los enfermos, los afligidos, las víctimas de las guerras, las calamidades y las epidemias, “pidiendo a Dios que conceda a todos paciencia y fuerza para soportar las dificultades y el sufrimiento”.
Agencia Fides 7/10/2021)