ASIA/LÍBANO – Se relajan las medidas anti covid y la Iglesia maronita vuelve a recibir la comunión en la lengua

 75 total views,  1 views today

Beirut – Mientras que en el Líbano la propagación de los contagios de Covid-19 parece estar disminuyendo, en la Iglesia maronita comienzan a eliminarse las medidas de emergencia relativas a las modalidades de administración del sacramento de la Eucaristía introducidas para frenar la pandemia. Un decreto firmado por el cardenal Béchara Boutros Raï, patriarca de Antioquía de los maronitas, ha decretado que durante las liturgias eucarísticas divinas el sacramento de la Eucaristía puede volver a ser administrado y recibido directamente en la lengua y “bajo las dos especies, en línea con nuestra antigua tradición y en armonía con la práctica de las Iglesias orientales”.
Las nuevas disposiciones pastorales, establecidas a principios de septiembre, con ocasión del Sínodo anual de la Iglesia maronita, entraron en vigor ayer, con ocasión de las divinas liturgias eucarísticas celebradas en la solemnidad litúrgica de la Exaltación de la Santa Cruz. La opción de seguir recibiendo la hostia consagrada en la mano puede seguir siendo solicitada “hasta nuevo aviso” por todos aquellos que deseen mantener el alto nivel de precaución garantizado por las medidas adoptadas durante las distintas oleadas de la pandemia.
“En ambos casos”, subraya el decreto patriarcal, “se preserva la santidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo”. Por lo que respecta a las comunidades eclesiales de la diáspora maronita, las modalidades de distribución y recepción de la Eucaristía deben establecerse, en cualquier caso, de acuerdo con las disposiciones de las Conferencias Episcopales de las distintas Iglesias locales. La decisión de la Iglesia maronita de hacer obligatoria la comunión en la mano, tomada el 4 de marzo de 2020, había despertado la polémica y las críticas de algunos sectores de la Iglesia. Varias parroquias han optado por dejar a los individuos la libertad de elegir cómo recibir la Eucaristía.
En los últimos días, el Patriarca Béchara Raï participó en el Congreso Eucarístico Internacional celebrado en Budapest, que concluyó el domingo 12 de septiembre con una celebración eucarística presidida por el Papa Francisco.
El gobierno húngaro, dirigido por el primer ministro Viktor Orbán, ha hecho varias donaciones a la Iglesia maronita en los últimos años. Recientemente, el pasado mes de junio, el gobierno húngaro donó más de dos millones de dólares como contribución a la restauración de un monasterio maronita del siglo XVII en el municipio de Aintoura, donde también se inauguró un centro cultural para impulsar iniciativas que aumenten las oportunidades de empleo, especialmente para las mujeres y los jóvenes, según el sitio web de la embajada húngara en Beirut.