ASIA/MYANAMR – Una Iglesia en Sínodo para una Iglesia “en salida” verdaderamente misionera

 25 total views,  4 views today

Mandalay – La Iglesia católica de Myanmar celebra el Sínodo como una oportunidad fructífera para reconsiderar su naturaleza de “Iglesia en salida”, verdaderamente misionera: con este espíritu todas las diócesis católicas de Myanmar han celebrado solemnemente la ceremonia de apertura del camino del Sínodo de los Obispos, que comenzó el 11 de octubre de 2021 y continuará hasta el 31 de octubre de 2023.
Según ha sabido la Agencia Fides, la dimensión íntimamente misionera de este viaje sinodal se ha puesto de manifiesto en la archidiócesis de Mandalay, donde el arzobispo Marco Tin Win, tras la ceremonia de apertura, ha entregado velas encendidas a los participantes en la misa, como signo de “envío en misión”, instándoles a ser “misioneros de la luz de Cristo en vuestras familias, en las ciudades y en la sociedad”.
El padre Robert Kyaw Thu, sacerdote católico birmano de la archidiócesis de Yangon, subraya a la Agencia Fides que “el Sínodo es la mejor manera de mirar hacia dentro, de escarbar en nuestra realidad y de abrir la puerta a la participación y expresión de todos los miembros, para construir y desarrollar una comunidad verdaderamente misionera”.
En declaraciones a la Agencia Fides, los fieles laicos señalan que, “a nuestro entender, la misión y la evangelización en la Iglesia católica de Myanmar no se han desarrollado bien hasta ahora”. Paul Mung Jang, católico laico, comenta que “a veces la Iglesia es vista como una entidad burocrática, alejada de la situación y la vida de la gente en los numerosos pueblos”. Joseph Win Hlaing Oo recibe con alegría “el Sínodo de los Obispos sobre la sinodalidad”, señalando que es “una extraordinaria oportunidad para remodelar la imagen y la vida de la Iglesia católica, aumentando el sentido de pertenencia de todos los bautizados, llamados a la misión”. Otro laico, Joseph Myat Soe Latt, observa que “en Myanmar, aunque los fieles laicos son entusiastas de la misión, a menudo el clero y los dirigentes se contentan con celebrar liturgias, en una pastoral conservadora: hay una verdadera necesidad de caminar juntos, de salir a las calles del mundo para llevar la Buena Noticia del Reino de Dios”. Celebrar y vivir un Sínodo es, pues, una oportunidad para revitalizar la participación de los fieles laicos en la vida de la Iglesia y para implicar a todos los bautizados en la misión evangelizadora – se afirma en la Iglesia birmana.
La Iglesia católica de Myanmar cuenta con unos 700.000 miembros en 16 diócesis, atendidos por unos 1.000 sacerdotes y más de 2.000 religiosos. Tiene muchas vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada. Es una Iglesia comprometida con los pobres y con los últimos.
Myanmar es un país predominantemente budista con una población estimada de 55 millones de personas y 135 grupos étnicos diferentes. El 88% de la población es budista, más del 6% cristiana y alrededor del 4,2% musulmana , así como minorías hindúes y animistas.