ASIA/TIERRA SANTA – Paneles solares en la Universidad de Belén y en las escuelas católicas, para proteger la “casa común” y concentrar los recursos en las actividades didácticas

 431 total views,  1 views today

Jerusalén – Al iniciarse este año el “Tiempo de la Creación”, época en la que los cristianos de diferentes confesiones de todo el mundo están invitados a rezar y trabajar juntos por el cuidado de la “casa común”, la creciente conciencia ecológica de los bautizados se refleja también en las opciones concretas y operativas de diversas instituciones eclesiales en el marco de sus actividades pastorales, caritativas y educativas. La serie de “acuerdos” estipulados por la Misión Pontificia en Tierra Santa con las instituciones académicas y escolásticas católicas de Tierra Santa para animar a estas instituciones a utilizar fuentes de energía renovables para satisfacer sus necesidades energéticas también forma parte de este marco. En concreto, los acuerdos prevén la puesta en marcha de una serie de proyectos técnicos – financiados gracias a los fondos ofrecidos por la organización benéfica alemana Misereor – que permitirán a las escuelas e instituciones académicas cristianas instalar paneles solares capaces de cubrir hasta la mitad de sus necesidades energéticas. Las primeras instituciones académicas que participan en el proyecto son la Universidad de Belén y dos colegios -la Escuela de los Hermanos de las Escuelas Cristianas y el Colegio Terrasanta- en Beit Hanina, un suburbio de Jerusalén. En un vídeo difundido por el Centro de Medios de Comunicación Cristianos, los representantes de las distintas instituciones escolares y académicas implicadas expresan su satisfacción y agradecimiento por una iniciativa que permitirá a estas instituciones ahorrar recursos financieros destinados a cubrir sus necesidades energéticas, recursos que podrán invertirse en la contratación de nuevo personal y en la mejora de las instalaciones necesarias para apoyar las actividades docentes y educativas.
La Misión Pontificia en Tierra Santa se fundó en 1949 a instancias del Papa Pío XII con el objetivo principal de ayudar a los refugiados palestinos tras la creación del Estado de Israel. La organización sigue promoviendo y apoyando iniciativas caritativas, humanitarias y educativas dirigidas a “los necesitados de Tierra Santa, palestinos e israelíes de todas las edades y creencias”.
“Hoy – ha recordado el papa Francisco durante la Audiencia General celebrada el miércoles 1 de septiembre en el Aula Pablo VI- celebramos la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación”. Añadiendo que este día marca “el inicio del tiempo de la Creación, que finalizará el 4 de octubre, fiesta de San Francisco de Asís”. “Con el patriarca ecuménico Bartolomé y el arzobispo de Canterbury, Justin Welby – ha añadido el Obispo de Roma-, hemos preparado un Mensaje que se publicará en los próximos días. Junto con los hermanos y hermanas de las distintas confesiones cristianas, recemos y trabajemos por nuestra casa común en estos tiempos de grave crisis planetaria”.