Después de que Twitter etiquetó a medios serbios progubernamentales: Es importante saber quién controla y ejerce presión sobre los medios

 5 total views,  1 views today

La cadena pública serbia RTS dejó de usar Twitter en señal de protesta

Perfiles de Twitter calificdos como «Medio que coopera con el Gobierno en Serbia» (en serbio: «Медиј који сарађује са владом Србијa). Composición de Global Voices (CC BY).

Este artículo de Mihaela Šljukić Bandović apareció originalmente en Istinomer, iniciativa de verificación de datos del Centro para Investigación, Transparencia y Rendición de Cuentas (CRTA). Publicamos una aversión editada como parte de un acuerdo para compartir contenido con Global Voices.

Después de borrar más de 8500 cuentas en 2020 que promovió el presidente Aleksandar Vucic y el Partido Progresista Serbio, Twitter les dio otro dolor de cabeza cuando calificó los tuits como medios controlado por el Gobierno de Serbia. En respuesta a las acusaciones de autoridades serbias de que esto es censura, Twitter dijo a Istinomer que era importante para los usuarios de Twitter saber cuándo el Estado ejerce control sobre contenido editorial a través de recursos financieros y que explicara sus pautas al hacer esas distinciones.

Ha pasado mucho tiempo desde que la escena de medios serbios se vio alterada después de la decisión de Twitter de calificar esas cuentas como “medio que coopera con el Gobierno [en] Serbia”.

Twitter aplicó esta etiqueta a la cadena pública RTS, la cadena pública regional Radio Television Vojvodina, el diario Politika, la agencia de noticias Tanjug, el medio en línea B92, TV Prva, TV Pink, TV Hepi y los tabloides Kurir e Informer.

Informer diario independiente
Otros guardan silencio. Escribimos de manera diferente, audaz, con actitud.
Diario Kurir, últimas noticias de la política, el deporte, el mundo de los famosos, los escándalos
.
———————-
Bien hecho, Twitter. Kurir e Informer, dos tabloides a favor del régimen 🇷🇸 están ahora marcados claramente por ser medios cercanos al Gobierno serbio.

Aunque algunos creen que Twitter solamente confirmó algo que es de conocimiento común en Serbia y lo que es visible en supervisión de medios locales y organizaciones no gubernamentales internacionales, el Gobierno  los medios calificados acusaron a Twitter de censura, expresaron que es un ataque a la libertad de medios. El diario Novosti informó que el presidente Aleksandar Vučić dijo que esta calificación es un «arma política en manos de la CIA o el Pentágono».

Istinomer pidió a Twitter que definiera los criterio y metodología para calificar a los medios afiliados al Gobierno. La oficina de prensa de la empresa dijo que distinguen entre medios financiados con fondos públicos y los medios controlados por Gobiernos o Estados, pues su “atención es calificar a los medios controlados por el Estado que no son libres de presiones políticas y gubernamentales”.

Los medios afiliados al Estado están definidos como medios en los que el «Estado ejerce control sobre contenido editorial a través de recursos financieros y presiones políticas directas o indirectas, o el control sobre producción y distribución”. Twitter continuó:

We believe it is important for people using Twitter to know when media are controlled by the government as regards financing and editorial content. This control is exercised either through self-censorship or by announcing information under government directive. We will not publish the list of all accounts which are labelled as state-affiliated, to prevent the states that want to avoid this labelling to open new accounts in order to trick the system.

Creemos que es importante que la gente que usa Twitter sepa cuándo los medios están controlados por el Gobierno con respecto a financiamiento y contenido editorial . Este control se ejerce a través de autocensura o con anuncios de información según directivas gubernamentales. No publicaremos la lista de todas las cuentas calificada como afiliadas al Estado, para evitar que los Estados que quieran evitar esta calificación para evitar que los Estados que no quieran esta calificación abran nuevas cuentas para engañar al sistema.

La empresa afirma que ha consultado a «muchos interesados, incluidos académicos e investigadores, Gobierno, organizaciones expertas y quienes utilizan sus servicios», y en su opinión, esta calificación de cuentas es «eficiente, ya que proporciona contexto e información a los usuarios sobre el origen de la cuenta y su posible intención».

Aunque no han enumerado específicamente la metodología aplicada, Twitter señala que para calificar a los medios como controlados por el Estado usa como fuentes los informes de numerosas organizaciones de expertos, como el Índice de Libertad de los Medios de Reporteros sin Fronteras y Freedom House. En un informe reciente, Reporteros sin Fronteras afirma que «Serbia es un país con instituciones débiles que es presa de las noticias falsas difundidas por los medios respaldados por el Gobierno», mientras que Freedom House critica a Serbia por la «propaganda progubernamental, que contribuyó a la amplia victoria electoral del Partido Progresista Serbio».

Danilo Krivokapic, director de la Fundación Share, que promueve derechos digitales, dijo a Istinomer que era de suma importancia que esta plataforma anunciara los motivos de su decisión. En su opinión, no se trata de una «censura clásica», ya que Twitter no recomienda ni mejora las cuentas ni los tuits, los medios siguen pudiendo publicar contenidos sin problemas, y sus seguidores tienen pleno acceso a los tuits.

Krivokapic continuó:

Twitter, and other platforms too, have been justifying for too long that they are nothing more than intermediaries in informing, without any liability for it, but numerous side pressure have caused them to change their practice and have more responsibility for their users. At the beginning of this year Twitter blocked the then American President Trump, and Facebook has, along with its partnership organizations, started labelling fake news more seriously so I believe this Twitter decision came from that. It is reasonable in that sense to first label the media that depend of government, since such influence is the most obvious and prevalent, but we have to have all information on how such decisions were made so we could have confidence in such system.

Twitter y otras plataformas han estado justificando durante demasiado tiempo que no son más que intermediarios en la información, sin ninguna responsabilidad, pero numerosas presiones laterales han hecho que cambien su práctica y tengan más responsabilidad con sus usuarios. A principios de 2021, Twitter bloqueó al entonces presidente estadounidense Trump, y Facebook, junto con sus organizaciones asociadas, ha empezado a etiquetar las noticias falsas con más seriedad, así que creo que esta decisión de Twitter viene de ahí. En este sentido, es razonable calificar primero a los medios que dependen del Gobierno, ya que esa influencia es la más obvia y prevalente, pero tenemos que tener toda la información sobre cómo se tomaron esas decisiones para poder tener confianza en el sistema.

Twitter empezó con la práctica de calificar a medios controlados por el Gobierno o el Estado en agosto de 2020. Se centró primero en China, Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos. En febrero de 2021 la práctica se extendió a otros 15 países, Canadá, Cuba, Ecuador, Alemania, Honduras, Indonesia, Irán, Italia, Japón, Arabia Saudita, España, Tailandia, Turquía, Emiratos Árabes Unidos y Serbia.

Aunque han usado la misma narrativa de censura, los principales medios rusos y chinos que fueron calificados por Twitter como medios afiliados al Gobierno, como RTS, dejaron de usar ese medio social en señal de protesta.

Para hacer más dramática la situación, el presidente Vucic dijo que podía esperar a que Twitter cerrara su cuenta y lo convirtiera en otro Trump. Este comentario dio la vuelta al mundo, hast en The Washington Post, que lo describe como «líder autocrático serbio».

El presidente Vucic preguntó por qué estaba mal que algunos medios hubieran cooperado con el Gobierno. Hasta felicitó a los medios «opuestos a la red obediente», dijo que Twitter realmente halagaba a esos medios ya que no habían optado por cooperar con «magnates, ladrones y criminales». En sus palabras, el Gobierno no pagaba a la mayoría de esos medios, «mientras que sí pagan a Voice of America y a la BBC, pero no los han calificado como medios afiliados al Gobierno».

El Ministerio de Cultura e Información emitió un comunicado en el que expresaba su sorpresa por las acciones de Twitter, y señaló:

Министарство не улази у то шта је навело овај вишејезични сајт да од размене мишљења и слободе говора, што сами истичу, стигне до цензуре појединих медија у нашој земљи али скреће пажњу да је обележавање медија и њихових уредника или руководства, небитно од кога да долази, непожељно и да не води демократском дијалогу којем ми као друштво тежимо.

El Ministerio no comenta qué es lo que ha llevado a este sitio multilingüe [Twitter] a pasar de su posición declarada de promover el intercambio de opiniones y la libertad de expresión a censurar a algunos medios en nuestro país, pero subraya que calificar a los medios y a sus editores o directivos, independientemente de quién lo haga, no es deseable y no conduce al diálogo democrático como objetivo en nuestra sociedad.

Radiotelevisión Serbia también usó el argumento de la financiación. En su extenso comunicado de prensa, emitido el 18 de agosto, subrayó que a los usuarios de Twitter no les habían advertido que Voice of America, Radio Free Europe y Deutsche Welle estaban completamente financiadas por el presupuesto estatal, ya que el Estado era su fundador, mientras que la Radiotelevisión Serbia estaba calificada como «afiliada» aunque no estaba financiada por el presupuesto estatal. En cuanto a otros criterios, como se menciona en el comunicado de prensa, al analizar el contenido que Radiotelevisión Serbia había publicado en Twitter, el algoritmo informático no pudo establecer que el contenido se hiciera bajo presión ni influencia del Gobierno de Serbia. Por ello, la televisora estimó que la decisión de Twitter era «infundada y política», por lo que dejó de publicar sus contenidos en ese medio social (@rts_vesti).