En Azerbaiyán, silencio se cierne cuando miembro de la comunidad LGBTQ+ es víctima de atentado mortal

 7 total views,  1 views today

Autoridades investigan a bloguera por incitar abiertamente al odio

«Se necesita una base legal clara para combatir la violencia contra la mujer» del Parlamento Europeo (CC BY-NC-ND 2.0).

La comunidad LGTBQ+ de Azerbaiyán nunca lo ha tenido fácil. Pero estas últimas semanas han sido especialmente traumáticas. Apenas un mes después tras los ataques contra algunos miembros de la comunidad LGTBQ+, la historia de una joven trans asesinada en agosto encendió aún más la discusión acerca de las profundas raíces de la homofobia del país, la falta de medidas de protección y apoyo para la gente LGTBQ+, y el fracaso del Gobierno al actuar en medio de la violencia y el odio.

La víctima más reciente ha sido Nuray, mujer trans de 27 años. Su cuerpo quemado fue hallado el 22 de agosto en uno de los distritos residenciales de la capital. La Policía identificó al asesino como Mirshahid Mehdiyev, de 36 años, que fue arrestado junto a otro hombre acusado de cómplice en el crimen.

Poco después de la identificación de la víctima, un grupo de miembros de la comunidad LGTBQ+ organizaron una protesta ante la oficina policial del distrito y el edificio del defensor del pueblo. También pidieron al Ministerio de Interior que tomase medidas contra la bloguera Huseynova, cuyos recientes videos han ganado popularidad tras pedir abiertamente violencia contra los miembros de la comunidad trans, incluida Nuray.

Huseynova rápidamente rechazó las acusaciones. Según OC Media, la bloguera dijo que iba a poner «fin a esta vergüenza», refiriéndose a los miembros de la comunidad transgénero, y que aquellos como Nuray deberían ser aplastados como moscas.

Los videos de la bloguera poniendo en el punto de mira a miembros de la comunidad LGTBQ+ son habituales. Más recientemente, en uno de sus transmisiones en directo de Instagram, Huseynova pidió a las fuerzas de la ley locales que mirasen a otro lado ante un crimen de odio. «Nos basta con una señal, solo digan y nosotros, el pueblo, los echaremos poco a poco».

La mal llamada bloguera, y fascista Sevinj Huseynova pide a la gente que eche a la comunidad trans y a las agencias del Estado que hagan la vista gorda con respecto a los crímenes que van a cometer un grupo de personas en Azerbaiyán.

En otro video, Huseynova jura destruir a las mujeres trans cada vez que se las encuentre, y pide a sus espectadores que hagan lo propio. «Desde aquí llamo a nuestros hombres, hermanos, y mujeres, a que les den una paliza cuando las vean».

En respuesta a las preguntas de los medios, Elshad Hajiyev, portavoz del Ministerio de Interior, dijo que el ministerio está al tanto de los videos y que está investigando.

Incitar a la violencia está castigado en el Código de Ofensas Administrativas, así como en el Código Penal, artículo 283.1. En una entrevista con JamNews, el abogado Samed Rahimli explicó que si se declara culpable a alguien de incitar al odio y la hostilidad en los medios, por motivos étnicos, religiosos, raciales, o sociales, el perpetrador puede enfrentar una multa de entre 8000 y 12 000 manats (entre 4700 y 7060 dólares estadounidenses), trabajo correccional de hasta dos años, o pena de cárcel de hasta cuatro años. Y en casos en que estos crímenes se cometan con violencia, o amenazas y violencia, la pena de cárcel puede llegar a los cinco años.

Al 8 de septiembre, Sevinc Huseynova volvió privada su cuenta de Instagram, y abrió una segunda cuenta, también privada, en caso de que eliminen la original, que cuenta con 18 000 seguidores.