Web Analytics

Static Wikipedia: Esperanto - Napoletano - Siciliano - Estone - Quality - New - Chinese Standard  - Simple English - Catalan - Gallego - Euskera
Wikipedia for Schools: English - French - Spanish - Portuguese
101 free audiobooks - Stampa Alternativa - The Open DVD - Open Bach Project

Alfonso V de Portugal

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Retrato del rey Alfonso V de Portugal
Retrato del rey Alfonso V de Portugal

Alfonso V de Avis, apodado el Africano (Palácio Real, Sintra, 15 de enero de 1432 - Sintra, 28 de agosto de 1481) fue el duodécimo rey de Portugal. Era el hijo mayor del rey Eduardo I y de su esposa, la infanta Leonor de Aragón. Alfonso V tenía seis años cuando sucedió a su padre en 1438.

Durante su minoría de edad, Alfonso quedó bajo la regencia de su madre, de acuerdo con los últimos deseos de su padre. Además de mujer, su madre era extranjera por lo que su popularidad era muy baja. El único aliado de la reina era Alfonso, hijo ilegítimo de su abuelo Juan I el de Buena Memoria y conde de Barcelos. Al año siguiente, las Cortes decidieron reemplazar en la regencia a la reina por Pedro, duque de Coimbra, tío del joven rey. La política de Pedro se centró en desarrollar las grandes casas nobles, reinos dentro del reino y en concentrar el poder en la persona del rey. El país prosperó bajo su gobierno pero no de una forma pacífica, ya que sus leyes se enfrentaban con las ambiciones de los nobles poderosos.

El conde de Barcelos, enemigo personal del duque de Coimbra, se convirtió en el tío favorito del rey lo que le permitió aumentar su poder. En 1442, el rey concedió a Alfonso el título de duque de Braganza. Con este título y las tierras que le pertenecían se convirtió en el hombre más poderosos de Portugal y uno de los más ricos de Europa.

Para asegurar su posición como regente, Pedro casó en 1445 a su hija, Isabel de Coimbra, con el rey Alfonso V. De este matrimonio nacieron dos hijos:

Pero el 9 de junio de 1448, al alcanzar el rey su mayoría de edad, Pedro tuvo que entregar todo su poder a Alfonso V. El 15 de septiembre de ese mismo año, Alfonso V anuló todas las leyes y edictos que se habían aprobado durante la regencia. La situación se volvió inestable y, en los años siguientes, Alfonso declaró la guerra a Pedro y derrotó a su ejército en la batalla de Alfarrobeira. En la contienda, su tío y a la vez suegro falleció.

A partir de entonces, Alfonso centró su atención en el norte de África. Durante el reinado de su abuelo (Juan I), se conquistó Ceuta y ahora el rey quería ampliar sus conquistas. El ejército del rey conquistó Alcacer Ceguer (1458), Tánger (ganada y perdida varias veces entre 1460 y 1464) y Arzila (1470). Estas conquistas le proporcionaron al rey el apodo de el Africano.

El rey dio apoyo a las exploración del Océano Atlántico, lideradas por su tio, el infante Enrique el Navegante pero, tras la muerte de Enrique en 1460 dejó de prestar atención a estas expediciones. Administrativamente, Alfonso V fue un rey ausente ya que no desarrolló ni las leyes ni el comercio, prefiriendo seguir con las legislaciones dictadas por su padre y su abuelo.

Cuando finalizaron las campañas africanas, Alfonso V encontró nuevos frentes bélicos en la Península Ibérica. En la vecina Castilla, se estaba gestando un escándalo político con implicaciones reales. El rey Enrique IV se estaba muriendo sin dejar herederos. De sus dos matrimonios sólo había nacido una hija, Juana. Pero la paternidad del rey se había puesto en cuestión ya que se decía que era impotente y que la reina Juana de Portugal (hermana de Alfonso) había mantenido una relación amorosa con un noble, Beltrán de la Cueva.

El nacimiento de la princesa en 1462, llamada abiertamente la Beltraneja, provocó el divorcio de sus padres. Nunca se la había considerado hija legítima y mientras su padre agonizaba nadie la tomaba en cuenta como heredera al trono. Su tía, Isabel estaba destinada a tomar el poder. Pero Alfonso V deseaba interferir en la sucesión castellana. En 1475 se casó con su sobrina Juana la Beltraneja a la que consideraba legítima heredera al trono. Se proclamó a sí mismo rey de Castilla y León y se preparó para defender los derechos de su esposa. Pero los años siguientes fue derrotado en la batalla de Toro por su primo Fernando II de Aragón, esposo de Isabel.

Se trasladó a Francia buscando la ayuda del rey Luis XI pero, decepcionado por el monarca francés, regresó a Portugal en 1477. Desilusionado y deprimido, se sumió en una profunda melancolía y terminó abdicando en su hijo Juan. Se retiró a un monasterio en Sintra en el que murió en 1481. Su muerte fue llorada por el pueblo que amaba al rey y por los nobles que empezaban a temer a su sucesor.


Predecesor:
Eduardo I
Rey de Portugal
1438-1481
Sucesor:
Juan II

[editar] Enlaces externos