Vuoi aiutare economicamente questo sito? Spiacenti, non accettiamo donazioni. Sorry, we ar not for sale. We are not liber, we are free!
Puoi farlo indirettamente acquistando il libro "Debito Formativo" di Valerio Di Stefano.
Oppure, acquisendo un abbonamento Audible per i nostri audiolibri. O per gli e-book su Mondadori Store. Oppure su Kobo.
Oppure... anche no! (Niente monetine da 2 euro, niente pizza o focaccia. Il caffè ci rende nervosi.)


This website is referral for adsterra.com, popcash.net, clickadu.com and iubenda.it!

Please visit our new website audiobookgratis.it and our brand new Encyclopaedia Britannica. It's absolutely free!

Now you can download our classical and etnic music archives in just one clic.

Privacy Policy - Cookie Policy - Termini e condizioni di servizio



Static Wikipedia: Italiano - Inglese - Francese - Spagnolo - Tedesco - Portoghese - Olandese - Polacco -
Russo - CineseTurco - Svedese - Swahili - Afrikaans - Vietnamita - Ebraico - Greco - Arabo - Coreano -
 Finlandese - Winaray - Giapponese - Ungherese - Bulgaro - Farsi - Danese - Hindi -
 Lituano - Lettone - Catalano - Euskera - Esperanto - Estone -Norvegese -Rumeno -

 Static Wikipedia - Other Languages:  aa - aab - als - am - amg - an -  arc- as - ba - bar - bat - bcl -  be - bh - bi - bm - bn - bo - bpy - br - bs - bug -
bxr
 - cdo - ce - ceb - ch - cho - chr - chy - co - cr - crh - cs - csb - cu - cv - cy- diq - dib - dv - dzee - eml  - ext -
 fa - ff - fiu - fj - fo - frp - fur - fy - ga - gan - gd - gl - glk . gn - got - gugv - ha - hak  - hif - ho - hr -
hsb  - hy - hz -ia- id - ie - ig - ii - ik - ilo - io - is - iu - jbo - jv - ka - kaa - kab - kg - ki - kj - kk - kl -
 km - kn - kr - ks - ksh - ku - kv - kw - ky - la - lad - lb - lbe - lg - li - lij - lmo - ln - lomdf - mg - mh -
 mi - mk - ml - mn - mo - mr - mt - mus -my - myv - mzn - na - nh - nap - ne - nds - new -ng - nn - nov -
nrm - nv - ny - oc - om - or - os - pag - pa - pdc - pih - pi - pms - ps - qu - rm - rmy - rn - rw -
 sa- sah - sc -scn - sco -sd - se - sg - sh - si - simple - sk - sl - sm - sn - so - sr - srn - ss - st -
stq - su - szl - ta - te - tet - tg - th - ti - tk - tl - tlh - tn - to - tpi - ts - tt - tum - tw - ty -
udm - ug - uk - ur - uz - ve - vec - vi - vls - vo - wa - war - wo - wuu -xal - xh - yi - yo - za - zea - zu -



Other Static Wikipedia: .org - .it - .net - .eu - com - controversi.org - literaturaespanola.es - Quality articles
Wikipedia for Schools: English - French - Spanish - Portuguese
101 free audiobooks - Stampa Alternativa - The Open DVD - Open Bach Project  - Liber Liber - PunchLibretti d'opera - Audioletture - Audible
Appunti di informatica libera - Conferenze - Audiobook PG - Bach Organ WorksEnglish PG -
Italiano PG - GNUtemberg - Guide LinuxAnonymous PG - Authors - ISO files -
Holy Bible: King James Version -  OnLine Bible - Spanish Reina Valera - French Segond - World English Bible - KJV Concordances - Concordanza Biblica

And don't forget our Wikipedia Dumps: HTML - JSONZIM

Iglesia Católica - Wikipedia, la enciclopedia libre

Iglesia Católica

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Iglesia Católica
Líder Papa Benedicto XVI
Órgano de Gobierno Curia Romana
Miembros* 1.115 millones
(*)= Si se toman en cuenta los bautizados vivos según el Anuario Pontificio Estadístico del 2007

La Iglesia Católica es la institución en que se organiza la comunidad de los cristianos creyentes en el catolicismo. Se trata de la organización no estatal más antigua del mundo. Supone aproximadamente el 55% del total de los cristianos.[cita requerida]

En ocasiones es aludida como Iglesia Católica Apostólica Romana o como Iglesia Católica Romana; algunos que hacen esto sostienen que las iglesias de la Comunión Anglicana y las Iglesias Ortodoxas también son católicas (tanto en sentido etimológico como en todo el contenido del término) y que la única diferencia es no estar bajo la autoridad del Papa, o bien se trata de personas procedentes de países en los que el habla ha adoptado esta expresión debido al uso intenso por parte de comunidades relevantes de anglicanos y otros protestantes y de ortodoxos. Sin embargo, existen Iglesias en plena comunión con el obispo de Roma que, al tener tradiciones litúrgicas distintas, no añaden el término "Romana". Por lo tanto, para englobar a la Iglesia Católica Romana y a las Iglesias orientales católicas, se usará el término más general Iglesia Católica, tal como está en el título del artículo.

En los países en los que el culto católico es mayoritario, a la Iglesia Católica se le conoce normalmente con el término la Iglesia, término que en países como Suecia o Grecia, se aplicaría a la iglesia nacional luterana u ortodoxa respectivamente.

A raíz del Concilio Vaticano II (durante los años 1960), surgen otros términos que hacen referencia a distintas formas de entender la naturaleza y objetivos de la Iglesia Católica, tales como Sacramento de Cristo, Pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo y Esposa de Cristo.

La Iglesia Católica es la rama más grande del cristianismo, y la que tiene una mayor organización.[1] De acuerdo con el Anuario de Estadísticas de la Iglesia, el número de bautizados en el catolicismo a nivel mundial a finales de 2004 era de 1.098.366.000 o aproximadamente una de cada seis personas de la población mundial.[2]

La Iglesia Católica tiene su sede central en el Estado de la Ciudad del Vaticano (Vaticanus Ager, en latín y oficialmente; Stato della Città del Vaticano, en italiano), un enclave dentro de la ciudad de Roma, en la República Italiana. El Estado Vaticano es un estado independiente y reconocido internacionalmente.

Su jefe de estado es el Papa, quien recibe el trato honorífico de Su Santidad (S.S), y que en la actualidad ostenta Benedicto XVI, nombre adoptado por el Cardenal electo Joseph Ratzinger, de origen alemán.

Tabla de contenidos

[editar] Etimología

El término «iglesia» deriva del griego εκκλεσια (ekklesia) (que significa "asamblea") y, como nombre propio, el catecismo católico designa con ese término a la sociedad religiosa fundada por Jesucristo.

El término «católico» proviene del griego καθολικός (katholikós), que significa universal.

Ignacio de Antioquía, discípulo del apóstol Juán y Pablo (Saulo de Tarso), da en el año 110 el testimonio más antiguo de este nombre: "Donde esté el obispo, esté la muchedumbre, así como donde esté Jesucristo esté la Iglesia Católica" (Carta a los Esmirniotas 8:2). En los tres primeros siglos de la Iglesia los cristianos decían "cristiano es mi nombre, católico mi sobrenombre". Posteriormente se usó el término "católico", para distinguirse de otros grupos cristianos cuyas doctrinas diferían de la línea principal (como los gnósticos).

[editar] Características

La Eucaristía.
La Eucaristía.

La Iglesia se ve a sí misma y se proclama como la encargada por Jesucristo para ayudar a recorrer el camino espiritual hacia Dios viviendo el amor recíproco y por medio de la administración de los sacramentos (bautismo, eucaristía, confirmación, penitencia, matrimonio, orden sacerdotal y unción de los enfermos), a través de los cuales Dios otorgaría la gracia al creyente.

La Iglesia Católica considera que tiene encomendada la misión de elaborar, impartir y propagar la enseñanza cristiana, así como la de cuidar de la unidad de los fieles. Debe también disponer la gracia de los sacramentos a sus fieles por medio del ministerio de sus sacerdotes. Además, la Iglesia se manifiesta como una estructura piramidal, en la que debe cuidar de mantener la unidad de todos los fieles y su obediencia a la doctrina oficial.

La autoridad para enseñar o Magisterio de la Iglesia basa sus enseñanzas tanto en las Sagradas Escrituras como en la Sagrada Tradición.

[editar] Notas de la Iglesia

Artículo principal: Notas de la Iglesia

La Iglesia Católica se define a sí misma mediante cuatro notas o características esenciales, cuyo fundamento sitúa en el Evangelio y la enseñanza de Jesucristo contenida en él; estas cuatro notas o características esenciales son:

  • Unidad en cuanto a Fe y Moral de todos sus integrantes, todos ellos bajo la autoridad de la cabeza visible de la Iglesia, el Papa, quien es el obispo de Roma.
  • Santidad al sostener que, aunque todos los miembros de la Iglesia -incluso miembros de alta jerarquía- pueden pecar, la Iglesia como tal está libre de toda mancha, en tanto que es el Cuerpo Místico de Cristo. La Iglesia es Santa porque su fundador Jesus es Santo. Además sólo si la Iglesia es Santa puede dar santidad, y la santidad nos lleva a la presencia de Dios.
  • Catolicidad, entendida como universalidad (del griego katholikos, "universal") y referida al hecho de que la Iglesia está destinada a hacerse presente en todo tiempo, en todo lugar y a todo hombre, a fin de poder anunciar el Evangelio.
  • Apostolicidad, condición que la Iglesia Católica reconoce para sí y para la Iglesia Ortodoxa, al considerar a sus actuales jerarcas como sucesores de Pedro y los demás Apóstoles y herederos de toda su autoridad y poder en la comunidad de los cristianos; esta nota proporciona, a su vez, fundamento a la doctrina de la sucesión apostólica, a través de la cual habría perdurado hasta la actualidad. Esta situación también sostienen para sí las Iglesias Anglicanas que dicen mantener la sucesión apostólica hasta nuestros dias, situación que no es reconocida por la Iglesia Católica.

Según el catolicismo, estas notas se encuentran en todas las Iglesias particulares que engloba la Iglesia Católica, que son las Iglesias particulares de la Iglesia Católica Romana (Rito Latino) y las Iglesias Rituales Autónomas (Ritos Orientales); todas ellas tienen en común las antedichas notas o características esenciales y la autoridad suprema del Supremo Pontífice como vicario de Cristo en la Tierra.

Por lo tanto, la Iglesia Católica se considera a sí misma como heredera de la tradición y la doctrina de la iglesia primitiva fundada por Jesucristo y, por lo tanto, como la única representante legítima de Cristo en la tierra, mediante la figura de los obispos, sucesores sin interrupción (siempre según esta creencia) de los apóstoles, y herederos, por lo tanto, del mandato de Jesús de cuidar de su Iglesia (en el evangelio según Juan 21:17, Jesús le dice a Pedro "Apacienta a mis ovejas"). De allí el lema "Donde está Pedro está la Iglesia" (Ubi Petrus ibi ecclesia).

Asunción de la Virgen, Tiziano, Santa Maria gloriosa dei Frari (Venecia). Un tipo de creencia que separa al Catolicismo del resto del Cristianismo son los Dogmas Marianos.
Asunción de la Virgen, Tiziano, Santa Maria gloriosa dei Frari (Venecia). Un tipo de creencia que separa al Catolicismo del resto del Cristianismo son los Dogmas Marianos.

[editar] Doctrina esencial

La característica más sobresaliente y genuina para distinguir a los católicos es su posición personal respecto al obispo de Roma. Este recibe el título de Papa y se le considera no sólo obispo de su diócesis sino Obispo de la Iglesia Católica entera, es decir, Pastor y Doctor de todos los cristianos debido a que es considerado el sucesor de San Pedro[3] (por las elecciones ininterrumpidas del colegio cardenalicio en el cónclave hasta Benedicto XVI quien es el Papa Nro. 265) y así, Vicario de Cristo.

El Papa goza en la Iglesia Católica de un estatus de jerarquía suprema, poseyendo el primado sobre todos los demás obispos y la plenitud de la potestad de régimen (como se denomina en la Iglesia Católica al poder legislativo, ejecutivo y judicial), la cual puede ejercer de forma universal, inmediata y suprema sobre todos y cada uno de los pastores y de los fieles católicos. La autoridad del obispo de Roma, su jerarquía dentro del Magisterio de la Iglesia es reconocida solo por los católicos, y no así por los cristianos no católicos.

Otras partes del Doctrina Católica sobresalientes y distintivas en relación al resto de los cristianos son la creencia en el Dogma de la Inmaculada Concepción, y en la Asunción de María, madre de Jesús, así como la fe en la autoridad espiritual efectiva de la Iglesia para perdonar pecados y remitir las penas temporales debidas por ellos, mediante el Sacramento de la Penitencia y las indulgencias.

Otro Dogma de fe sobresaliente en la Iglesia Católica es la creencia en la Eucaristía, y en su Transubstanciación ya que el pan y el vino presentados en el Altar se transforman realmente en el cuerpo y en la sangre de Cristo.[4]

[editar] Estructura organizativa

Ver también el anexo Diócesis católicas

La Iglesia Católica tiene miembros en todos los países de la Tierra, aunque su presencia es casi nula en varios de ellos. Es una organización jerárquica en la que el clero ordenado está dividido en obispos, presbíteros y diáconos.

El clero está organizado de forma jerárquica, pero tiene en cuenta la comunión de los fieles. Cada miembro del clero depende de una autoridad superior, pero la autoridad superior debe ejercer su gobierno teniendo en cuenta la comunidad, a través de consultas, reuniones, intercambio de ideas.

Territorialmente, la Iglesia Católica se organiza en diócesis o Iglesias particulares, cada una bajo la autoridad de un obispo; algunas de éstas, de mayor rango, son llamadas archidiócesis. En las iglesias orientales católicas, suelen llamarse eparquías y archieparquías, respectivamente. Actualmente, existen 2776 diócesis, de las cuales 616 son archidiócesis [2]. La diócesis de Roma, que incluye a la Ciudad del Vaticano, es la Sede Papal. Asimismo, existen 9 Patriarcados (3 latinos y 6 de ritos orientales), 9 Exarcados Patriarcales y 5 territorios dependientes de Patriarcas.

Algunos territorios, sin llegar a considerarse diócesis, funcionan en la práctica como tales: son las prelaturas y abadías territoriales, regidas por un prelado o un abad, respectivamente. Actualmente, existen 49 prelaturas territoriales, la mayoría en América del Sur (sobre todo en Brasil y Perú), y 11 abadías territoriales, principalmente en Italia, así como 1 prelatura personal (la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei), con sede en Italia, 35 Ordinariatos Militares y 8 Ordinariatos para los Fieles de Ritos Orientales.

Las diócesis pueden agruparse en provincias eclesiásticas y éstas, a su vez, en regiones eclesiásticas. La archidiócesis que preside una provincia eclesiástica es llamada metropolitana. En ocasiones, la provincia eclesiástica es únicamente la archidiócesis metropolitana. De las 616 archidiócesis existentes, 537 son metropolitanas, 4 son Archieparquías Mayores (una de ellas posee además 2 Exarcados Archiepiscopales, en Ucrania) y las restantes 75 son llamadas Archidiócesis Archiepiscopales.

Los territorios en donde la organización de la Iglesia aún no es suficiente para erigir una diócesis (o una eparquía) son dirigidos por un Vicario (o Exarca) y son llamados Vicariatos (o Exarcados) Apostólicos; actualmente existen 79 Vicariatos Apostólicos, la mayoría en América del Sur y Filipinas, y 17 Exarcados Apostólicos. Si la organización es muy incipiente, se erigen Prefecturas Apostólicas (actualmente existen 45, la mayoría en China). Por razones graves, se erigen Administraciones Apostólicas estables (actualmente existen 9); además, existe la Administración Apostólica Personal de San Juan María Vianney. En los territorios en que la Iglesia aún no ha penetrado oficialmente, se organizan Misiones Independientes sui iuris (actualmente existen 9).

El gobierno de la Iglesia reside en los sacerdotes:

  • Los obispos: se encargan de cada diócesis. Son ayudados por los presbíteros y los diáconos. Ningún obispo, aunque haya sido nombrado cardenal, tiene autoridad sobre otro, sino que cada uno depende directamente del Papa.
  • Los cardenales: ayudan al Papa en la acción pastoral de la Iglesia universal y en la administración del Vaticano y la Curia Romana. Cuando el Papa muere, eligen al sucesor en un cónclave. Colectivamente forman el Colegio Cardenalicio. Los cardenales son elegidos personalmente por el Papa.
  • El Papa: es electo por el Colegio de Cardenales, reunido en cónclave. En 1871, el Concilio Vaticano I hizo énfasis particular sobre la ya existente doctrina de la infalibilidad papal, lo cual ha generado hasta el día de hoy grandes polémicas. Él desarrolla su ministerio coadyuvado por dos grupos de colaboradores: los cardenales y el concilio ecuménico.
  • El concilio ecuménico: asamblea de todos los obispos del mundo presidida por el Papa, es convocado cuando hay que tomar las decisiones más importantes, en materia de fe (dogmas) y de moral.

Los obispos de un país pueden organizarse en una conferencia episcopal (o asamblea de Ordinarios, en Oriente), cuyos cargos son electivos entre los obispos de la misma nación. También existen organizaciones inter-diocesanas que involucran a más de un país. Tenemos así:


Orden, congregación o movimiento Fundador *
Agustinos San Agustín de Hipona 1244
Agustinos Recoletos San Agustín de Hipona 1588
Betlemitas San Pedro de San José de Betancur 1656
Benedictinos San Benito de Nursia 529
Camino Neocatecumenal (Grupo de fieles) Carmen Hernández, Kiko Argüello 1964
Jesuitas (Compañía de Jesús) San Ignacio de Loyola 1534
Marianistas Beato Guillermo José Chaminade 1817
Clarisas Santa Clara de Asís 1212
Claretianos San Antonio María Claret 1849
Combonianos San Daniel Comboni 1877
Redentoristas San Alfonso María de Ligorio 1732
Hijas de San José Protectoras de la Infancia María Luisa Villalón 1895
Dominicos** Santo Domingo de Guzmán 1215
Franciscanos*** San Francisco de Asís 1209
Franciscanos de la penitencia**** San Francisco de Asís 1221
Franciscanos de Cruz Blanca*** Isidoro Lezcano 1975
Franciscanos Capuchinos*** Fray Mateo de Bascio 1525
Carmelitas (calzados) San Bartolomé del Monte Carmelo siglo XII
Carmelitas Descalzos San Juan de la Cruz 1562
Carmelitas Descalzas Santa Teresa de Jesús o de Ávila 1562
Cartujos Bruno de Colonia 1101
Clérigos de San Viator Padre Luis Querbes 1831
Companyia de Maria Santa Joanna de Lestonnac 1607
Comunión y Liberación R. P. Luigi Giussani 1954
Congregación de la Santa Cruz Beato Basilio Moreau 1837
Escolapios San José de Calasanz 1597
Estigmatinos P. Gaspar Bertoni 1816
Heraldos del Evangelio P. Juan Clá Días 1960
Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones Madre Carmen 1884
Hermanos de las Escuelas Cristianas San Juan Bautista de La Salle 1725
Hermanas Hospitalarias Benito Menni 1908
Hijas de María Auxiliadora Santa María Mazzarello 1872
Hijas de María Santísima del Huerto P. Antonio María Gianelli 1868
Hijas de San Camilo Luis Tezza 1892
Institución Teresiana Beato Pedro Poveda Castroverde 1921
Instituto de Santa Mariana de Jesús Hna. Mercedes de Jesús Molina
Javerianos P. Guido Ma Conforti 1895
Jesuitas Ignacio de Loyola 1540
Legionarios de Cristo R. P. Marcial Maciel 1941
Lumen Dei R. P. Rodrigo Molina 1966
Mercedarios San Pedro Nolasco 1218
Maristas (Hermanos Maristas de la Enseñanza) San Marcelino Champagnat 1817
Maristas (Sociedad de María - Padres Maristas) Padre Juan Pedro Colin 1816
Misioneras de la Caridad Madre Teresa de Calcuta 1950
Misioneros de la Preciosa Sangre San Gaspar del Búfalo 1815
Misioneros del Espíritu Santo Concepción Cabrera y Félix Rougier 1914
Misioneros Javerianos de Yarumal Miguel Angel Builes 1927
Schönstatt R. P. Josef Kentenich 1914
Nazarenas Carmelitas Descalzas Hna. Antonia Lucía del Espíritu Santo 1720
Orden de los Servitas San Alejo y los Siete Santos Fundadores 1251
Orden de los Mínimos San Francisco de Paula
Orden de los Camilos San Camilo de Lelis 1591
Orden de Teatinos San Cayetano de Thiene 1525
Orden de San Agustín S. S. Inocencio IV 1243
Trapenses (cistercienses) San Bernardo de Claraval
Orden Hospitalaria de San Juan de Dios San Juan de Dios
Opus Dei San Josemaría Escrivá de Balaguer 1928
Pasionistas San Pablo de la Cruz 1720
Ursulinas de la unión romana Santa Ángela de Mérici 1535
Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres Hna. María Lupita García Zavala 1901
Sacramentinos San Pedro Julián Eymard 1856
Salesianos San Juan Bosco 1874
Sodalicio de Vida Cristiana Luis Fernando Figari 1971
Trinitarios San Juan de Mata
Vicentinos***** San Vicente de Paúl 1625
Acción Católica Varios movimientos 1821-1831
(*)= Año de fundación
(**)= Orden de predicadores, orden de predicadoras y tercera orden
(***)= Orden de frailes menores observantes, capuchinos y conventuales
(****)= Tercera Orden u Orden franciscana seglar
(*****)= Congregación de la misión

[editar] Congregaciones y órdenes

Las órdenes religiosas no pertenecen a la organización jerárquica de la Iglesia. Ellas pueden ser de dos tipos:

  • Órdenes religiosas de derecho diocesano: dependen del obispo de la diócesis en la que han sido reconocidas.
  • Órdenes religiosas de derecho pontificio: dependen directamente del Papa, aunque deben trabajar en comunión con los obispos de las diócesis en que actúan.

Las congregaciones y órdenes religiosas son establecidas conforme a los tres votos básicos de pobreza, castidad y obediencia. Su fundación es de orden divino conforme lo debe demostrar la santidad del fundador y el mandato celestial expreso, que se concreta en constituciones que han de ser obedecidas en la letra y el corazón. Después del renacimiento, los nuevos movimientos fundados dejan de recibir el nombre orden y se llaman congregaciones. No todas las congregaciones hacen el voto de pobreza, algunas hacen sólo un compromiso de pobreza utilitaria.

Dentro de la Iglesia se encuentran muchas órdenes religiosas monásticas de frailes y monjas, así como también congregaciones e Institutos de vida religiosa. Sus miembros suelen hacer los votos de obediencia, pobreza y castidad; de todos modos los votos a realizar quedan a disposición de la cada institución. Todos ellos dedican sus vidas enteramente a Dios. Otras prácticas religiosas incluyen el ayuno, la meditación, la oración, la penitencia y la peregrinación.

La finalidad fundamental de los miembros de las órdenes y congregaciones es salvar su propia alma y ser ejemplo salvífico para toda la sociedad precisamente con su pobreza, castidad y obediencia, vividas conforme al carisma específico de la constitución de cada orden o congregación. Ejemplos de congregaciones con mayor presencia de elementos:

[editar] Historia

Artículo principal: Historia del Cristianismo

Según la doctrina católica, Jesús fundó una comunidad cristiana jerárquicamente organizada y con autoridad, dirigida por los apóstoles (el primero de los cuales era San Pedro). Posteriormente (según los Hechos de los apóstoles), los apóstoles y los primeros seguidores de Jesús estructuraron una iglesia organizada, al repartir responsabilidades entre obispos, presbíteros y diáconos, a medida que iban propagando el cristianismo.

Una carta escrita poco después del año 100 por san Ignacio de Antioquía a los de Esmirna (capítulo 8) es el texto más antiguo que se conserva en el cual se usa el término ἡ καθολική ἐκκλησία (la Iglesia católica o universal).[cita requerida] De esta Iglesia él evidentemente excluía a los herejes, contra los cuales usó palabras muy fuertes: "fieras en forma humana - hombres a quienes no sólo no deberíais recibir, sino, si fuera posible, ni tan sólo tener tratos con ellos" (capítulo 4).

Adentro de esta Iglesia católica, el obispo de Roma llegó a tener una importancia particularmente grande. Según algunos, esto fue por motivos políticos: Roma fue la capital del Imperio Romano hasta que el Emperador Constantino I el Grande hizo de Constantinopla la nueva capital, el 11 de Mayo de 330[cita requerida]. Otros atribuyen esta importancia al hecho, reconocido entonces por todos, que el obispo de Roma era sucesor de san Pedro, a quien, según el Evangelio de Lucas 22:32, Jesús eligió para la misión de confirmar en la fe a sus compañeros. Incluso en el primero siglo, cuando todavía vivía el Apóstol Juan, el papa Clemente, obispo de Roma 89-97, escribió a la comunidad cristiana de Corinto para resolver un problema interno de esa Iglesia particular.

La tradición que San Pedro fue a Roma y ahí murió martirizado se basa también en esta carta de san Clemente, que menciona su martirio (capítulo 5), en la carta de San Ignacio de Antioquía a los Romanos ("No os mando nada, cosa que hicieron Pedro y Pablo." – capítulo 4), y en la obra de c. 175-185 Contra las herejías (libro III, 1.3.1) de San Ireneo de Lyon, donde dice: "Como sería demasiado largo enumerar las sucesiones de todas las Iglesias en este volumen, indicaremos sobre todo las de las más antiguas y de todos conocidas, la de la Iglesia fundada y constituida en Roma por los dos gloriosísimos Apóstoles Pedro y Pablo, la que desde los Apóstoles conserva la Tradición y «la fe anunciada» (Rom 1,8) a los hombres por los sucesores de los Apóstoles que llegan hasta nosotros".

El Concilio de Nicea I (325) condenó el Arrianismo excluyendo de la Iglesia los seguidores de esta opinión teológica. Otros Concilios también definieron más precisamente la fe católica y excluyeron a otros grupos, en particular los Concilios de Éfeso (431) y de Calcedonia (451)[cita requerida].

[editar] Edad Media

La Iglesia Católica, que en su momento abarcó todo el territorio del Imperio Romano (desde Hispania hasta Siria), adquirió en gran parte su forma actual luego del todavía insoluble Gran Cisma entre sus porciones de Occidente y Oriente (cuya iglesia, aún denominada como "Católica Ortodoxa", pasaría a ser conocida solo por esta última palabra) ocurrido en el año 1054 a causa de las rivalidades entre los patriarcados de Roma y Constantinopla y, teológicamente, alrededor de la cláusula filioque.

El rechazo de la autoridad papal por causas de independencia política y económica y el rechazo de Martín Lutero al hecho de que se cobrara dinero por las indulgencias, provocó el surgimiento del protestantismo en 1517, otro importante cisma siguió con el surgimiento de la Iglesia Anglicana (nacida del Acta de Supremacía inglesa en 1534).

[editar] Contrarreforma

Artículo principal: Contrarreforma

Como respuesta a la Reforma Protestante propugnada por Martin Lutero y otros, la Iglesia Católica Romana realiza una serie de reformas en su interior, las cuales reciben colectivamente el nombre de Contrarreforma.

[editar] Contemporaneidad

Cronología

1869, Concilio Vaticano I.

1870; desaparición de los Estados Pontificios.

1878, comienzo del Pontificado de León XIII.

1891, León XIII promulga la encíclica Rerum Novarum, primera encíclica social de la Iglesia Católica, que trata del problema obrero.

1903, comienzo del pontificado de San Pío X.

1903, comienzo del pontificado de Benedicto XV.

1907, lucha contra el modernismo.

1917, promulgación de un nuevo Código de Derecho Canónico.

1919, el Vaticano participa del Tratado de Versalles, al finalizar la Primera Guerra Mundial.

1922, comienzo del pontificado de Pío XI.

1929, se firman los Pactos de Letrán, con lo cual nace el Estado soberano de la Ciudad del Vaticano.

1958, inicio del pontificado de Juan XXIII.

1962, Concilio Vaticano II.

1963, inicio del Pontificado de Pablo VI, quien continua con el Concilio y la obra de Juan XXIII.

1978, se inicia el pontificado de Juan Pablo II. Orientado especialmente a la puesta en práctica de las conclusiones del Concilio Vaticano II.

El papa Juan Pablo II destacó por su apertura al diálogo entre religiones y su carisma entre la juventud católica.
El papa Juan Pablo II destacó por su apertura al diálogo entre religiones y su carisma entre la juventud católica.
El papa Benedicto XVI, actualmente la cabeza de la Iglesia Católica, es considerado un prominente teólogo.
El papa Benedicto XVI, actualmente la cabeza de la Iglesia Católica, es considerado un prominente teólogo.

2000, jubileo del nuevo milenio, decretado y celebrado por Juan Pablo II, quien pidió perdón por los errores de los "hijos de la Iglesia".

2005, se inicia el papado de Benedicto XVI. Sigue abierto a otras religiones y se concibe como una continuación del papado de Juan Pablo II.

[editar] Financiación

La contribución del Estado al sostenimiento económico de la Iglesia Católica tiene explicaciones diversas según la historia y cultura de cada país, y en cada caso tiene un alcance diferente.

En España, las aportaciones del Estado a la Iglesia, establecidas por ley, van destinadas a fines tales como la conservación del patrimonio histórico-artístico, a la enseñanza concertada y a las obras sociales promovidas por la Iglesia. Además de las donaciones directas de los fieles, la contribución a la Iglesia se ha venido realizando hasta 2007 mediante un sistema mixto entre la asignación tributaria voluntaria (vía Declaración de la Renta), exenciones de impuestos (IVA) y un sistema de dotación presupuestaria, mediante el cual el Estado completaba anualmente los ingresos acordados si no se alcanzaban por vía tributaria. Hasta 2007 cada contribuyente en su declaración de la renta podía elegir asignar un 0,52% de sus impuestos al sostenimiento económico de la Iglesia Católica, «a otros fines sociales», a ambos o a ninguno. El 1 de enero de 2007 entró en vigor un nuevo acuerdo entre Conferencia Episcopal Española y el Gobierno español, por el que se pasa de una asignación voluntaria en la declaración de la renta del 0,52% al 0,7% sin que el Estado complete un mínimo de asignación, como anteriormente sucedía, buscando potenciar la autofinanciación. Se sustituye por tanto el sistema de dotación presupuestaria por uno basado en la asignación tributaria. También desaparecen las exenciones de la Iglesia Católica al IVA.

En Alemania la relación Iglesia-Estado es mayor por el predominio del Partido Democrata-Cristiano durante muchos años. A los católicos que se declaran como tales les gravan en forma de impuesto sus donaciones (la Iglesia Evangélica también). Para evitar esto muchos alemanes han dejado expresamente la Iglesia, ya que los que no profesan la religión no contribuyen.

En Chile, además de las limosnas y colectas en cada iglesia o a nivel nacional, los fieles y cualquier persona en general tienen la posibilidad de donar voluntariamente a la Iglesia el 1% de sus ingresos mensuales, inscribiéndose en la parroquia correspondiente.

En México la Iglesia Católica está totalmente separada del Estado y no recibe aportaciones por parte de éste. Anteriormente, recibía ingresos importantes durante la Colonia, de sus grandes propiedades y del dinero que le daban los fieles. Esto continuó luego de la independencia hasta que el presidente Benito Juárez (a finales del siglo XIX) decretó la amortización de los bienes del clero y separó legalmente la Iglesia del Estado. Anteriormente la iglesia hacía préstamos y cobraba cierto interés por ello. A partir de Juárez, las iglesias se sostienen únicamente con limosnas voluntarias de sus fieles. Lugares como templos, catedrales, monasterios, basílicas y conventos (especialmente los expropiados por el Juarismo y el Callismo) fueron expropiados. Actualmente pertenecen al gobierno federal y son encargados en comodato a las asociaciones religiosas. Los obispos no tienen jubilación por parte del Estado.

En Argentina los obispos ordenados antes de 1994 reciben un haber salarial y luego jubilatorio, asignado y pagado directamente por el Estado argentino, equivalente al de un juez de primera instancia (aproximadamente 1300 euros mensuales).[cita requerida]

[editar] Número de católicos

Según el Anuario Pontificio 2008, el número de católicos en el mundo en el año 2006, último contabilizado, era de 1.131 millones.

La Iglesia Católica contabiliza como católicos a todos los bautizados en la Iglesia que no hayan hecho acto formal de defección de ella, incluso si no asisten a sus actos, no reciben sus sacramentos, no bautizan a sus hijos, no viven de acuerdo a sus enseñanzas y no reconocen las enseñanzas básicas de la fe, incluso rechazándolas de plano. Según la Iglesia a pesar de todo esto los cuenta como miembros porque no se considera un grupo de perfectos, que siempre observen todos los mandamientos, sino de pecadores, como se expresa litúrgicamente durante la misa.

Así mismo, en los países donde el catolicismo es la religión tradicional y mayoritaria, el bautismo ha dejado de ser únicamente un Sacramento para convertirse mayormente en un mero acto social. Para la Iglesia todos los bautizados son considerados miembros de la Iglesia a todos los efectos, tantos derechos como deberes. Lo mismo sucede con la primera comunión. También puede que sea un acto social para ciertos grupos sociales el matrimonio eclesiástico, pero quienes lo hacen son adultos que actúan sin más presión que la costumbre y son responsables de sus actos (no era así cuando, en regímenes políticos católicos, el matrimonio eclesiástico era la única forma para los bautizados de legalizar la unión conyugal,- y la unión de hecho un delito). Pero celebrar la primera comunión o el matrimonio eclesiástico, con o sin sincera devoción, no es lo que los hace católicos, sino el bautismo; y el no celebrarlos tampoco automáticamente excluye de la Iglesia, finalmente depende de cada católico y su fe la forma en que se recibe cada sacramento.

Es posible la defección de la Iglesia por «un acto formal» (cánones 1086 y 1124 del Código de Derecho Canónico). La naturaleza de tal acto formal está explicada clara y precisamente en la carta circular 10279/2006 del 13 de marzo de 2006 dirigida por el Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos a los Presidentes de las Conferencias Episcopales.

El acto debe concretarse en:

a) la decisión interna de salir de la Iglesia Católica por un acto de apostasía, herejía o cisma;
b) la actuación y manifestación externa de esta decisión;
c) la recepción por la autoridad eclesiástica competente de la decisión.

Si falta este acto formal de defección de la Iglesia, nadie queda excluido de ella, ni siquiera por los actos más graves de infidelidad: "la herejía formal o (menos aún) material, el cisma y la apostasía no constituyen a solas un acto formal de defección, si no son concretizados externamente y si no son manifestados en la debida manera a la autoridad eclesiástica" (citada carta del Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos).

La excomunión es una pena medicinal (canon 1312 del Código de Derecho Canónico), una medida finalizada a la conversión, no a la exclusión. Por eso sólo inhabilita para tomar parte de lleno en las actividades de la comunidad (canon 1331), pero el excomulgado sigue siendo considerado miembro de la Iglesia.

En Alemania 1,78 millones de católicos, con una declaración hecha delante de la autoridad civil y reconocida por los obispos, han «salido de la Iglesia» desde 1990 para evitar el impuesto eclesiástico (que de promedio se eleva a 9 % de la renta imponible): 143.500 en 1990, 192.766 en 1992, 168.244 en 1995, 101.252 en 2004, año en el cual 141.567 protestantes hicieron el mismo paso.[3]

El aludido documento de la Santa Sede del 2006 observa que un acto meramente jurídico-administrativo de abandono externo de la Iglesia puede coexistir con la voluntad de perseverar en la comunión de la fe; y que la herejía formal o (menos aún) material, el cisma y la apostasía no constituyen a solas un acto formal de defección, si no son concretados externamente y si no son manifestados en la debida manera a la autoridad eclesiástica. Sólo si se pone el acto en forma personal, consciente y libre por escrito delante del propio Ordinario o cura párroco, puede realizarse el acto formal de defección. En efecto, son muchos los actos de infidelidad (por ejemplo, el matrimonio civil de un divorciado o de una divorciada) que evidentemente no siempre implican la voluntad de abandonar la Iglesia.

En otros países, mientras generalmente las personas se alejan de la Iglesia sin desear cortar formalmente su conexión con ella, algunas asociaciones de ateos o escépticos y algunos grupos protestantes animan a entregar declaraciones de apostasía o herejía. Sólo con la carta circular del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos del 13 de marzo de 2006 se hizo totalmente claro el procedimiento eclesiástico a seguir en estos casos.

La doctrina de la Iglesia exige de los fieles la aceptación del Magisterio (la doctrina oficial), siendo delito de herejía "la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la duda pertinaz sobre la misma" (canon 751 del Código de Derecho Canónico). Actualmente, sólo se inician acciones disciplinarias contra los teólogos que, mientras se declaran católicos, defienden, con cierta influencia, ideas alternativas en esos terrenos, privándolos de la autoridad de enseñar con el título de profesores de teología católica, pero no respecto a los fieles comunes, por mucha que sea su relevancia pública, contra los cuales puede aplicar sólo penas espirituales.

Un gran número de bautizados no están de acuerdo por completo en temas de moral sexual oficiales de la Iglesia, según revelan frecuentes encuestas de opinión. El no estar de acuerdo en un tema no excluye al bautizado de la Iglesia. Algunos críticos opinan que quienes no aceptan todos los principios del catolicismo no deberían llamarse católicos, los que no realizan el acto formal de defección pueden con total libertad personal considerarse todavía dentro de la Iglesia, al igual que aquellos católicos cuyas infidelidades intelectuales y morales son mucho menos notables y otros que se declaran católicos sólo como una etiqueta de identidad cultural.

[editar] Distribución en el mundo

Artículo principal: Iglesia Católica por país
Mapa que muestra el porcentaje de católicos en los diferentes países.
Mapa que muestra el porcentaje de católicos en los diferentes países.

El número total teórico de católicos, si se toman como tales a los bautizados, en el mundo es de más de mil millones, concentrándose en los continentes de Europa y América y en países en vías de desarrollo. En los últimos años, ha habido un aumento de católicos con respecto a la población en África [4].

En Europa, los bautizados como católicos son mayoritarios en la población de los siguientes países: Andorra, Austria, Bélgica, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, España, Francia, Gibraltar, Hungría, Irlanda, Italia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Mónaco, Polonia, Portugal, San Marino. En Alemania, República Checa, Países Bajos, Suiza, e Irlanda del Norte, están representados por números similares a los de los protestantes.

En los países de habla inglesa y en general en la Mancomunidad Británica de Naciones (en inglés, Commonwealth of Nations) el catolicismo no ha prosperado a raíz del desconocimiento histórico de Enrique VIII a la autoridad espiritual del Vaticano.

La mayor parte de la población de América Latina se considera católica en mayor o menor grado, (exceptuando Cuba, en donde el catolicismo se extiende a poco más de la mitad de la población).

En Asia, los países católicos como Filipinas (influido por ser una ex colonia española) y Timor Oriental (ex colonia portuguesa) están rodeados de países musulmanes; en otros, como Líbano, sólo lo son la mitad de la población y en Palestina y Siria, hay pequeñas minorías destacables, y algo menos aún en Corea, India, y Vietnam.

En África, los católicos mayoritarios en la población de sus países están en Angola, Burundi, Cabo Verde, Congo, Guinea Ecuatorial, Lesoto, Reunión, Santo Tomé y Príncipe y Seychelles. El total de seguidores se sitúa en más de 100 millones.


[editar] Compromiso social de la Iglesia católica

La Iglesia católica actualmente atiende a su compromiso social, misioneros religiosos y laicos, mujeres y hombres viajan a diferentes países en forma regular realizando obras sociales tanto materiales como de apoyo moral y espiritual, la agrupación católica de mayor presencia mundial, número de obras y número de elementos es Cáritas, la cual realiza diferentes labores humanitarias y guía proyectos humanos, con presencia en los 5 continentes. En todos los países y diócesis del mundo la Iglesia lleva a cabo algún tipo de obra social. La cantidad de Fundaciones o Pastorales parroquiales de ayuda es innumerable, y lo abarca prácticamente todo: desde colegios, dispensarios, centros de acogida para niños y ancianos, hasta hospitales, centros de rehabilitación de toda índole, leproserías, etc.

[editar] Iglesias católicas de rito oriental

Artículo principal: Iglesias orientales católicas
Iglesias orientales católicas
Categorías
Iglesias patriarcales
Iglesia Católica Maronita
Iglesia Católica Copta
Iglesia Católica Armenia
Iglesia Católica Siria
Iglesia Católica Caldea
Iglesia Greco-Católica Melquita
Iglesias archiepiscopales mayores
Son similares a las patriarcales, pero el Arzobispo Mayor, después de ser elegido por el Sínodo, debe ser confirmado por el Papa antes de ser entronizado.

Iglesia Greco-Católica Ucraniana
Iglesia Greco-Católica Rumana
Iglesia Católica Siro-Malabar
Iglesia Católica Siro-Malankara

Iglesias metropolitanas sui iuris
Los metropolitanos son elegidos por el Papa a partir de una lista de tres candidatos enviada por el Concilio de obispos.

Iglesia Católica Etíope
Iglesia Católica Bizantina en América
Iglesia Greco-Católica Eslovaca

Otras iglesias orientales sui iuris
Iglesias con jerarquía propia: Sin Sínodo ni Concilio de obispos ya que tienen una o dos diócesis, sus jerarquías son elegidas por el obispo de Roma.

Iglesia Católica Bizantina Búlgara
Iglesia Católica Bizantina Húngara
Iglesia Católica Bizantina Ítalo-Albanesa
Iglesia Católica Bizantina Griega
Iglesia Católica Bizantina Rutena
Iglesia Greco-Católica de la Eparquía de Križevci
Iglesia Greco-Católica Macedonia

Iglesias sin jerarquía propia: Tras finalizar la era comunista no se les ha nombrado todavía un obispo propio.

Iglesia Católica Bizantina Albanesa
Iglesia Católica Bizantina Rusa
Iglesia Greco-Católica Bielorrusa

La división entre las iglesias de oriente y occidente dio lugar a la existencia de comunidades de ritos orientales que se mantuvieron o entraron en plena comunión con la iglesia de Roma, conservando su liturgia, pero que en algunos casos se han latinizado en algún grado. Algunas nunca han estado en cisma con la iglesia de Roma (como la iglesia Maronita y la ítalo-albanesa) y otras han surgido de divisiones de las iglesias Ortodoxas o de las antiguas iglesias nacionales de oriente.

En el pasado fueron también llamadas uniatas pero hoy el término es considerado despectivo e inexacto. Regularmente constituyen minorías en países donde su contraparte ortodoxa predomina (como en Grecia, Serbia, Bulgaria, Armenia y Rusia), otras son minorías junto con sus contrapartes ortodoxas en países donde predomina otra religión (melquitas en Siria, caldeos en Iraq, malankaras en la India, etc.) y otras no tienen contraparte en cisma con Roma (maronitas e ítalo-albaneses), también debido a la migración muchos católicos orientales viven hoy en países occidentales (Australia, América del Norte, Argentina, Brasil, Francia, etc).

Son consideradas iglesias sui iuris y están en un plano de igualdad con el rito latino, como afirmó el Concilio Vaticano II a través del documento Orientalium Ecclesiarum. Los fieles de estas iglesias están fuera de las jurisdicciones de los obispos latinos, excepto en los casos donde no tengan una jurisdicción propia. De la misma manera los católicos latinos están fuera de las jurisdicciones de los obispos orientales, excepto en Eritrea, país donde no existe jerarquía latina, en parte de Etiopía, en las diócesis siro-malabares que están fuera del estado de Kerala en la India y en algunas parroquias de las eparquías ítalo-albanesas de Italia.

La organización eclesial de las iglesias orientales católicas está gobernada por el Código de Cánones de las Iglesias Orientales, que fue promulgado por el papa Juan Pablo II el 18 de octubre de 1990 y entró en vigor el 1 de octubre de 1991.

Las Iglesias patriarcales eligen su propio patriarca a través de su Sínodo patriarcal, el cual luego de ser elegido es inmediatamente proclamado y entronizado sin intervención del Papa a quien luego le remite la comunión eclesial En su propio territorio canónico sus obispos son elegidos por el Sínodo Patriarcal tomándolos de una lista de candidatos previamente aprobada por la Santa Sede. También los santos Sínodos pueden erigir diócesis dentro de su territorio canónico, pero no en países occidentales.

En el caso de la Iglesia greco-católica rusa, los dos exarcados apostólicos existentes en Rusia y China antes de las revoluciones marxistas en esos países no han sido aún reactivados por la Santa Sede, dependiendo los fieles en Rusia de los obispos latinos y ucranianos, en China la iglesia continúa en las "catacumbas", las pocas parroquias existentes en países occidentales dependen de obispos latinos.

La Iglesia católica bizantina en América (aunque es parte de la Iglesia católica rutena, lo mismo que el exarcado de la República Checa y la Eparquía de Mukachevo, constituye una jurisdicción independiente, no existiendo en la práctica ningún órgano que reúna a estas jurisdicciones rutenas, como tampoco existe para las jurisdicciones que constituyen, por ejemplo, la Iglesia católica bizantina griega o la Iglesia católica ítalo-albanesa).

En el caso de la iglesia albanesa, la Santa Sede ha reactivado la administración apostólica del Sur de Albania que a pesar de ser catalogada como de rito oriental, tiene un obispo latino y la mayoría de sus escasos fieles son también de este rito.

La iglesia bielorrusa es la más floreciente de las tres, pero debido a las diferencias con el Patriarcado Ortodoxo de Moscú, la Santa Sede no le ha nombrado aún jeraquía, dependiendo sus fieles directamente de la Congregación para la Iglesia Oriental.

Existió una pequeña comunidad católica bizantina georgiana, pero nunca fue erigida en iglesia ni incluida en la lista oficial de ritos orientales publicada en el Anuario Pontificio.

La Santa Sede ha erigido también cinco ordinariatos para los fieles de rito oriental desprovistos de un ordinario de su propio rito, estos ordinariatos se encargan de la atención espiritual de católicos orientales de ritos sin jerarquía organizada en la Argentina, Francia, Austria, Polonia y Brasil, dependiendo de los arzobispos latinos de Buenos Aires, París, Viena, Varsovia y Río de Janeiro respectivamente.

[editar] Críticas

La Iglesia Católica ha recibido muchas críticas a lo largo de su historia. Entre ellas se puede mencionar la Inquisición, por la cual se torturaba y se entregaba a la justicia del brazo secular a las personas, católicas (pues la Inquisición no tenía ni tiene jurisdicción sobre no-católicos), que no abjuraran de las doctrinas contrarias a la Iglesia Católica. Como ejemplo se puede mencionar la Inquisición Española, creada en 1478 por una bula papal con la finalidad de combatir las prácticas judaizantes de los judeoconversos españoles, esto es, de los "cristianos nuevos" que mantenían la fe judía de sus mayores.

[editar] Notas

  1. Major Branches of Religions. adherents.com. Consultado el 2006-09-14.
  2. Central Statistics Office (2006). Statistical Yearbook of the Church 2004. Libreria Editrice Vaticana. ISBN 88-209-7817-2. [1]
  3. Lumen Gentium, 8
  4. Catecismo de la Iglesia Católica, 1376

[editar] Véase también

[editar] Enlaces externos

  • Vaticano Página oficial de la Santa Sede

[editar] Noticias Católicas

Otros enlaces católicos

Críticas del catolicismo


Defensa del catolicismo

Historia de la Iglesia

Vida de la Caridad