Web Analytics

Static Wikipedia: Esperanto - Napoletano - Siciliano - Estone - Quality - New - Chinese Standard  - Simple English - Catalan - Gallego - Euskera
Wikipedia for Schools: English - French - Spanish - Portuguese
101 free audiobooks - Stampa Alternativa - The Open DVD - Open Bach Project

Opas sobre Endesa

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Sede de Endesa, entonces la mayor empresa energética española eléctrica.
Sede de Endesa, entonces la mayor empresa energética española eléctrica.

Las ofertas públicas de adquisición (OPA) sobre Endesa son un conjunto de opas y movimientos bursátiles llevados a cabo desde el 2005, para hacerse con el control de Endesa, la mayor empresa eléctrica española, por parte de diversas empresas (Gas Natural, E.ON, Acciona y Enel).

Tabla de contenidos

[editar] Antecedentes

Ya en 2001, Endesa e Iberdrola llevaron a cabo un intento fallido de fusión, y a finales de 2002, Gas Natural intentó una operación similar al tratar de hacerse con el control de Iberdrola mediante una OPA hostil. La maniobra, valorada en 15.000 millones de euros, fue rechazada por cuestiones regulatorias a principios de 2003[1] ...

[editar] La opa de Gas Natural (2005 -)

En 2005, un informe favorable de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) (presidida por una ex diputada del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), cuyo cargo es de designación política) autorizaba la oferta pública de adquisición de Gas Natural sobre Endesa.

La operación pronto se vio envuelta en polémica. Mientras que desde la oposición se asoció esta aprobación con la buena relación entre el gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y La Caixa, máxima accionista de Gas Natural, dicha asociación fue negada por el gobierno. Así, El Ministro José Montilla negó la relación entre esta operación y la condonación por parte de La Caixa de una deuda de más de 6 millones de euros al PSC, tal y como defienden el Partido Popular (PP) y medios afines. Por otro lado, sectores políticamente opuestos al PP han criticado su postura, arguyendo que estas prácticas de condonación de deudas se han reproducido con todos los partidos del hemiciclo, y vinculando el rechazo del PP al origen catalán de Gas Natural.

Por su parte, Endesa presentó el 23 de noviembre ante los Juzgados de Primera Instancia de Madrid una demanda contra Gas Natural e Iberdrola por estimar que el acuerdo suscrito entre ambas empresas en el marco de la opa hostil sobre la eléctrica, y que tiene por objeto la venta de activos de Endesa, 'es nulo de pleno derecho al ser su causa ilícita'. [2]

[editar] La contraopa de E.ON (2006 -)

En febrero de 2006, la eléctrica alemana E.ON se incorporaba a la pugna como caballero blanco y realizaba una contra-OPA sobre Endesa, mejorando la anterior oferta en un 30% y ofreciendo 27,5 euros por acción[3] . La directiva presidida por Manuel Pizarro rechazó ambas ofertas y apostó por su propio proyecto. Sin embargo, dado que en junio de 2007 se procederá a la liberalización del sector, haciendo claves las economías de escala, el sector eléctrico está en un proceso de consolidación, siendo esperables fusiones y adquisiciones.

El origen extranjero de E.ON, participada además por el estado alemán, fue fuente de más polémica. Por un lado, desde sectores partidarios de la opa se ha descalificado la oposición de ciertos sectores españolistas a dejar el sector energético en manos de empresas radicadas en Cataluña, pero no a permitir su compra por parte de empresas extranjeras. Así, el político catalán Carod Rovira llegó a calificarlo de "catalonofobia empresarial" [4]

Este hecho también se ha calificado como el efecto negativo de la extranjerización: la compra y control del sector de forma total o parcial por parte de empresas privadas extranjeras. La privatización en los países subdesarrollados tiende a provocar que las empresas sean compradas por multinacionales extranjeras, de forma que a bajo costo (pues la mano de obra es más barata) recogen los mismos beneficios, los cuales no se reinvierten en dicho país productor sino que la multinacional los invierte en su propio país o bien en comprar otras empresas en otros países, continuando así la cadena.

[editar] Medidas del Gobierno, la Comisión Europea y el Tribunal Supremo

El Consejo de Ministros de España aprobó en febrero un Real Decreto [5] que da nuevas competencias a la CNE para que estudie y pueda decidir acerca de las fusiones energéticas en general y en concreto la opa de E.ON sobre Endesa [6] . La comisión de la energía, ante la posibilidad de que la adquisición por una empresa alemana dañase el ya de por sí dependiente sector energético español puso varias condiciones a E.ON para la adquisición, entre ellas:[7]

  • Obligación de que Endesa mantenga su marca durante un periodo de cinco años
  • Prohibición de venta de activos en los dos archipiélagos y Ceuta y Melilla en cinco años
  • Obligación de utilizar carbón nacional
  • Obligación no adoptar decisiones estratégicas sobre Endesa que afecten a la seguridad de suministro contrarias a la legislación española.

Por ello, la Comisión Europea abrió un proceso de infracción contra España por este aumento de competencias que se interpreta como un intento de obstaculizar la oferta de la energética alemana [8] . Desde el gobierno, sin embargo, se afirma que las competencias dadas no son mayores que las que tienen aún muchos países europeos cuyas políticas energéticas están fuertemente blindadas como Francia o la propia Alemania (E. ON no podría ser comprada, por ejemplo, por una empresa española) y que, por tanto, se trataría de equiparar la capacidad de intervención de España para defender sus intereses energéticos al nivel del resto de países de la Unión.

Mientras, el Tribunal Supremo paralizó cautelarmente la autorización del Consejo de Ministros sobre la opa de Gas Natural sobre Endesa para evitar daños "sustanciales e irreversibles" en un auto fechado el 28 de abril. Esta decisión está basada en los informes del Servicio de Defensa de la Competencia, de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y del Tribunal de Defensa de la Competencia de España (TDC) y sostiene que es muy probable que la operación suponga un "grave perjuicio para el mantenimiento de la competencia en la práctica totalidad de los mercados concernidos". [9]

El proceso de infracción se saldó en febrero de 2008 con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de mano de la comisaria de la Competencia Europea Neelie Kroes que culpa al gobierno español de no haber retirado las condiciones de la CNE y del ministro de economía Solbes, lo que da la razón a la Comisión Europea. España rápidamente respondió de mano del ministro de economía, primero la contradicción entre la ley energética comunitaria, que permite a los países aducir razones de estrategia nacional para poner condiciones a una operación en el sector, pero que en la práctica no acepta ningún margen "razonable"[7] y segundo, que esta decisión sentará precedente puesto que mientras España y Reino Unido tienen un sector energético más o menos libre, en Francia y Alemania esta fuertemente protegido de hecho en Francia gran parte del capital energético es propiedad del Estado.

[editar] Opa de Acciona y Enel (noviembre de 2006 -)

La oferta de E.ON, sin embargo, se vio en apuros debido a la entrada en el accionariado de la eléctrica por parte de otras empresas. El 25 de noviembre de 2006, la constructora española Acciona anunció la compra de un 10%, con el deseo de ampliarlo hasta un 25, todo ello gracias a la ayuda del Santander[10] . Finalmente, el 27 de febrero de 2007, la empresa italiana Enel, participada por el estado italiano, compró un 10% de Endesa[11] y manifestó su intención de ampliar su participación un 7% adicional[12] .

Con un 35-40% del accionariado opuestos al proyecto de E.ON, un 3% en manos de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), y por tanto, neutral, E.ON necesita de un gran consenso entre el resto de accionistas y de una alta participación para cumplir los requisitos de su opa: superar el 50% del capital y levantar la restricción de los derechos políticos, que impiden a un solo accionista tener más del 10% del derecho a voto. Sin embargo, el presidente de E.ON, Wulf Bernotat, ha manifestado que E.On podría estar interesada en la opa aunque no se logren tales objetivos. [13]

[editar] Final de la operación

El 5 de octubre de 2007, la italiana Enel y la española Acciona se hacían con el 92% del capital de Endesa, culminando así la operación y con el acuerdo de la alemana E.ON.[14]

[editar] Referencias