Gobierno anuncia regulaciones de medios que restringirían libertad de expresión en Turquía

 27 total views,  1 views today

Anuncian nuevas medidas para regular desinformación y medios financiados desde el extranjero

“El periodismo no es un delito”. Captura de pantalla de un video de YouTube de un informe de AFP, 3 de mayo de , 2017.

Varias declaraciones del Gobierno emitidas hacia fines de julio en Turquía indican un mayor deterioro en la libertad de medios.

El 21 de julio, el presidente Recep Tayyip Erdoğan dijo en una entrevista que el Gobierno tenía la intención de presentar nuevas regulaciones para combatir un “terror de mentiras” mientras se refería a noticias falsas que se difunden en plataformas de medios sociales. El mismo día, el director del Directorado de Comunicación Presidencial anunció planes para regular plataformas de medios locales con financiamiento extranjero “para asegurar el acceso de la gente a noticias correcta”.

Las nuevas regulaciones, que se esperaban en el tercer trimestre del año, se dirigirá a una cuantas plataformas de noticias independientes en línea que quedan en Turquía. La medida recibió la condena de Media Freedom Rapid Response, proyecto que sigue, supervisa y reacciona a violaciones de la libertad de prensa y de medios en Estados miembros de la Unión Europea y países candidatos, y organizaciones asociadas, como Article 19, la Asociación de Periodistas Europeos, el Comité para Proteger Periodistas y otros. Según la declaración de estas organizaciones, emitida el 23 de julio, las nuevas medidas son una “clara medida para reprimir más los medios libres en Turquía con el control del contenido”.

Regulaciones a la información equivocada

Cuando respondía preguntas al final de su visita a la separatista República Turca del Norte de Chipre, el presidente turco explicó que el Gobierno planeaba implantar medidas como graves sanciones penales por difundir noticias falsas por medios sociales y tradicionales. Las medidas se debatirán en la sesión parlamentaria del tercer trimestre del año, y en el contexto de una ley de medios sociales ya existente desde 2020.

“Hemos realizado un estudio sobre experiencia internacional sobre este terrorismo de mentiras, los pasos que se dan, las regulaciones y sanciones que existen. La situación en Turquía es grave. Como la oposición turca ha convertido este terrorismo de mentiras en su única herramienta política. Es por eso que en Turquía, la situación es mucho peor y una gran amenaza a nuestra democracia”, dijo el presidente Erdoğan en la entrevista.

Por su parte, Fahrettin Altun, jefe del Directorado de Comunicaciones mencionó una amenaza diferente en su declaración:

In an environment in which some foreign leaders openly express their intentions and efforts to shape  Turkish politics, we cannot interpret read into any foreign state or institution providing various funds to the media sector independently of such interests and goals. Everyone should rest assured that our democracy will not be a sitting target under the pretext of press freedom or for any other reasons. We will not allow fifth column activities under new disguises.

En un ambiente en que algunos líderes extranjeros expresan abiertamente sus intenciones y esfuerzo para dar forma a la políticas, no podemos interpretar que ningún Estado o institución extranjera proporcione fondos al sector de medios, independientemente de esos intereses y objetivos. Tobos deben tener la seguridad de que nuestra democracia no será un blanco fijo bajo el pretexto de libertad de prensa o por cualquier otra razón. No permitiremos actividades de quinta con nuevo disfraz.

Las restricciones planeadas llegan en un momento en que , Oda TV, plataforma noticiosa local en línea, publicó la noticia sobre plataformas de medios con financiación extrajera en Turquía, algo que ningún medio mencionado en la noticia niegan o esconden. Oda TV se dirigió específicamente a Medyascope, popular televisora en línea y plataforma de noticias, fundada por el veterano periodista Ruşen Çakır.

En julio, el presidente Erdoğan también señaló planes de crear una nueva agencia de supervisión para medios sociales. Otros funcionarios del gobernante partido Justicia y Desarrollo (AKP) dijeron que la nueva agencia se parecerá al Consejo Supremo de Radio y Televisión (RTÜK), agencia gubernamental conocida por censurar a los medios independientes. El 17 de julio, Mahir Ünal, vicepresidente de AKP, equiparó la lucha contra la desinformación en medios sociales con “combatir el terrorismo”.

“No podemos describir el terrorismo como una estructura basada en violencia armada. El principal objetivo del terrorismo es crear caos y eliminar la idea de orden”, dijo Ünal para justificar su declaración, basada en la experiencia de la Unión Europea para combatir la desinformación en línea dentro de los Estados miembros. El funcionario del partido no menciona a qué medidas específicas de la Unión Europea se refería.

Un paso hacia más control

En diálogo con Al-Monitor, Kadri Gürsel, miembro de la junta de Reporteros sin Fronteras, dijo que el “ecosistema de medios” en Turquía “se caracteriza por las devastadoras consecuencias de la presión autoritaria del gobierno de Erdoğan”, que pretende “tomar toma control total o indirecto del Gobierno sobre los medios tradicionales”. Las medidas recién anunciadas son un “último intento de terminar con los medios independientes que se están volviendo más influyentes que nunca, pues los medios controlados por el Gobierno se vuelven obsoletos”, dijo Gürsel.

El Gobierno no solo busca controlar los medios. Los informes de ataques en curso contra periodistas en Turquía también siguen a toda velocidad. En junio, a Bülent Kılıç, fotógrafo de AFP, lo golpearon en la cara, lo presionaron contra el suelo antes de detenerlo cuando cubría la intervención policial durante la marcha del Orgullo en Estambul. El 20 de julio, al menos 20 periodistas sufrieron violencia policial durante la conmemoración por las 33 personas que murieron en 2015 en la provincia de Suruç de Gaziantep por un ataque suicida con bomba del Estado Islámico.

Cada vez que veas que ataquen, transgredan o lancen gas lacrimógeno a periodistas en Turquía, recuerda que es TU derecho a la información al que atacan, infringen y lanzan gas lacrimógeno, sin importar dónde estás.
Protege tu fuente de información.

Se informa que fue el trato más duro de los policías a los periodistas a la fecha. En diálogo con el Instituto Internacional de Prensa, el periodista independiente Emre Orman dijo “estamos acostumbrados a que nos empujen con escudos policiales, y hasta que nos tiren balas de goma directamente. Pero por primera vez, desde las protestas de Gezi, se sentía como si nos apuntaran directamente con balas de goma”.

Tras las agresiones, el coordinador del programa de Turquía de IPI, Renan Akyavaş, declaró: “El número de casos en los que la Policía turca hace uso excesivo de la fuerza y la violencia contra periodistas ha aumentado considerablemente en los últimos meses. Los periodistas son responsables de brindar al público noticias objetivas y cualquier intento de impedirles que cubran los acontecimientos públicos es una clara violación del derecho del público a acceder a la información”, en declaración emitida el 21 de julio.

Últimamente, los periodistas que han salido de Turquía también han sido cada vez más objeto de ataques. El caso más reciente es el del periodista turco exiliado Erk Acarer. Según su propio relato, fue atacado en el patio de su casa en Berlín.

Atacan a periodista turco exiliado en su casa en Alemania.
Los atacantes golpearon a Erk Acarer con puños y cuchillos, lo amenazaron para que deje de escribir
.
————–
Periodista turco Erk Acarer fue brutalmente atacado en su casa en Alemania ayer. El Instituto Internacional de Prensa pide a las autoridades que hagan rendir cuenta a los responsables de este ataque.

Can Dündar, otro periodista turco exiliado en Alemania desde 2016, dijo que los ataques eran un mensaje de Turquía a Alemania:

Me atacaron con cuchillos y puños dentro de mi casa en Berlín.
——
Mensaje directo a Alemania de Erdoğan:
“Tengo un largo brazo. Podemos atacar a un periodista disidente hasta en Berlín”.
Erk Acarer
Heiko Maas, ministro de Relaciones Exteriores de Alemania
Amnistía Alemania
Deutsche Welle
Der Spiegel
Zeit Online
Fondo de Cultura Turquía-Alemania
BILD
Andreas Gorgen, responsable del Departamento de Cultura y Comunicación deñ Ministerio de Relaciones Exteriores
Centro de Respuestas a Crisis
Welt

En diciembre de 2020, Dündar fue sentenciado en ausencia a 27 años de cárcel. En junio de 2021, una corte de Turquía dijo que buscaría una notificación roja de Interpol para su extradición a Turquía.

Después del ataque, se dice que un usuario de Instagram con eo nombre de “jitemkurt” [la cuenta no está activa desde la publicación] difundió una lista de 21 periodistas que viven en Europa. Otro periodista turco, Celal Başlangıç, cuyo nombre estaba en la presunta lista, dijoa Arti TV que hay otra lista que la Policía alemana le mencionó en su visita a su hogar en Colonia en julio. “Agentes de la Policía alemana que fueron a mi casa mencionaron una tercera lista que consiste de 55 disidentes de Erdoğan y dijo que mi nombre estaba en esa lista”, dijo Başlangıç en una entrevista.

El presidente de la Federación de Periodistas Alemanes (DJV), Frank Überall, pidió al ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, que “dejara perfectamente claro al embajador [de Turquía en Alemania] que eran delitos inaceptables”.

En diálogo con Al-Monitor, Erk Acarer dijo, “Si no hay acción decisiva, podrían venir más ataques para intimidar y silenciar a los periodistas acá”.