Kazajistán celebra a su líder con dos estatuas más

 46 total views,  2 views today

Nazarbayev dice que prefiere ver más medidas sistémicas para el pueblo

Inauguración de la estatua de Nazarbayev en Turquestán, al sur de Kazajistán. Foto: Gobierno regional de Turquestán.

La ruta desde el recién construido aeropuerto de Turquestán al centro de la ciudad, a través de las áridas planicies del sur de Kazajistán tiene innumerables carteles con mensajes de bienvenida e icónicas imágenes de la antigua Ruta de la Seda. Cada dos o tres carteles habrá uno en el que destaque un retrato del líder del país con una cita suya en kazajo.

Sin embargo, para sorpresa de turistas que llegan por primera vez, el líder en los retratos no es el actual presidente, Kassym-Jomart Tokayev, sino su predecesor, Nursultan Nazarbayev.

El 5 de julio, un día antes que cumpliera 81 años, se develó una estatua de bronce de Nazarbayev en el centro de la ciudad. Al mismo tiempo, en la capital Nursultán, Tokayev develó otra estatua de Nazarbayev, en una muestra de lo dominante e inquebrantable es el culto a la personalidad del llamado “Líder de la Nación” o Elbasy, que gobernó el país durante tres décadas.

Tokayev devela una nueva estatua  de bronce de Nazarbayev en la capital, Nursultán. Foto: Sitio web del presidente de Kazajistán (Akorda.kz).

Turquestán, al igual que Nursultán, fue remodelada, reconstruida y ampliada bajo el mando y supervisión de Nazarbayev.

Después de que la ciudad capital fue trasladada desde la sureña Almaty a la aldea norteña de Tselinograd, la nueva sede del Gobierno se llamó Astaná. Su desarrollo urbano abarcó ostentosos nuevos edificios y una nueva expansión a la “izquierda” del río Yesil. En marzo de 2019, al día siguiente de la inesperada renuncia de Nazarbayev, el presidente interino Tokayev decretó que Astaná cambiara su nombre a Nursultán en honor al expresidente.

En Turquestán, la población local ya estaba disgustada en mayo por la noticia de la construcción de un nuevo monumento para celebrar a Nazarbayev. Los rumores de la construcción de una nueva estatua de bronce del exlíder surgieron en medios en línea.

Además, el 25 de mayo, Bilal Çakıcı, subjefe de la Organización Internacional de Cultura Túrquica, dijo en una declaración pública que se debe celebrar el legado de Elbasy en Turquestán, recientemente nombrada “capital espiritual del mundo túrquico”.

I propose to erect in the center of the spiritual capital of the Turkic world, in the city of Turkistan, a monument to the person who initiated the revival of the city, as well as made an invaluable contribution to the implementation of the idea of ​​Turkic integration: Nursultan Abishevich Nazarbayev.

Propongo erigir en el centro de la capital espiritual del mundo túrquico, en la ciudad de Turquestán, un monumento a la persona que inició el resurgimiento de la ciudad, y que hizo una invaluable contribución a la implementación de la idea de la integración túrquica: Nursultan Abishevich Nazarbayev.

Como suele ocurrir, Nazarbayev dijo públicamente que preferiría medidas que garanticen la prosperidad del pueblo antes que monumentos.

“Este año, Kazajistán celebra 30 años de su independencia. Y el principal regalo para todos nosotros no deberán ser monumentos ni cambios de nombres sino la implementación de medidas sistémicas de alta calidad con el fin de preservar la unidad, estabilidad que garantice el bienestar y la prosperidad de nuestro pueblo”, informó su servicio de prensa.

Antes, Nazarbayev solo accedió a dar su nombre a la universidad de estilo occidental que se inauguró en la capital en 2010, según su servicio de prensa.

“Elbasy no apoya esta idea, ni otros antes. […] Nursultan Abishevich ya ha afirmado varias veces que no necesita esas señales de atención. […] La única vez en la historia en que accedió a dar su nombre a nuevos proyectos fue una universidad y escuelas intelectuales”, dijo su secretario de prensa, Aidos Ukibai.

Durante una visita en mayo, Nazarbayev proclamó el rápido desarrollo de Turquestán, dijo que ha crecido a mayor ritmo que la capital.

I dreamed of reviving the city in the year of the 1500th anniversary of Turkestan. Not even three years have passed since the creation of the Turkestan region and we built 257 [projects]. No one will forget the work done to build the capital. The revival of the city of Turkistan is also an unforgettable event.

Soñé con revivir la ciudad con ocasión de los 1500 años de Turquestán. No han pasado ni tres años desde la creación de la región de Turquestán y ya hemos construido 257 [proyectos]. Nadie olvidará el trabajo que se ha hecho para construir la capital. El resurgimiento de la ciudad de Turquestán es también un acontecimiento inolvidable.

Sin embargo, la velocidad del desarrollo no garantiza la calidad de la construcción, pues los habitantes han señalado después de ver el derrumbe de partes del muro en el nuevo complejo de Karavansaray.

El gobernador regional, Umirzak Shukeyev, desestimó las críticas como irrelevantes.

En 2020, la pandemia de COVID-19 canceló los planes de una grandiosa fiesta por los 80 años de Nazarbayev. Este año, las burocracias central y regional parecen haberlo compensad con dos estatuas.

En resumen, Kazajistán es cada vez más más el país de Nazarbayev. Se lleva el crédito de haber construido la mayor parte de la nada.

“Ahora conducen como si estuvieran en un mundo completamente diferente, en una ciudad diferente, que no existía antes”, dijo Nazarbayev de la ciudad de Turquestán. Pero hubiera podido decirlo sobre cualquier de las ciudades con una calle Nazarbayev, un aeropuerto Nazarbayev o una universidad Nazarbayev.