Legisladores a favor de Pekín en Hong Kong califican de “vergonzosos” los Gay Games

 151 total views,  1 views today

En los juegos participarán 12 000 personas de todo el mundo

Captura de pantalla del video promocional de los Gay Games de Hong Kong.

Este artículo es una versión traducida de dos informes en chino publicados en The Stand News el 10 de junio de 2021. Se publica con modificaciones en Global Voices en virtud de un acuerdo de asociación de contenidos.

Legisladores a favor de Pekín en Hong Kong exigen a las autoridades locales que hagan un deslinde con los preparativos de la ciudad para los Gay Games de Hong Kong (GGHK) en 2022, entre la creciente preocupación del Partido Comunista Chino por el género y la orientación sexual.

En 2016, la comunidad LGBT de Hong Kong ganó una candidatura para organizar los Gay Games, evento deportivo y cultural internacional que promueve la tolerancia hacia la diversidad sexual.

Si todo sigue adelante, será la primera vez que los juegos se celebren en Asia en las cuatro décadas transcurridas desde su debut en San Francisco.

Varios departamentos gubernamentales, como Invest Hong Kong y la Oficina de Turismo de Hong Kong, han apoyado el plan. Esto se debe principalmente a que se espera que los juegos, en los que participarán 12 000 personas de todo el mundo, aporten a la ciudad unos mil millones de dólares hongkoneses (129 millones de dólares).

Los organizadores esperan hasta 75 000 espectadores de todo el mundo para los GGHK.

A pesar de estos argumentos, los legisladores Priscilla Leung y Junius Ho dejaron claro su desagrado por los juegos en una sesión del 9 de junio del Consejo Legislativo de Hong Kong.

Junius Ho dijo:

…residents who support me oppose same-sex marriage. It is your business what you do in your own room, but if you go out and do it in public, it’s disgraceful…after the Gay Games their next step will be legalization of same sex marriage. Officials should not get involved in this. It's civil society’s business if they want to do it, but it’s wrong [for government] to throw money at this. I don’t want to earn such dirty money, it doesn’t matter if we earn HK$1 billion.

…los residentes que me apoyan se oponen al matrimonio entre personas del mismo sexo. Es asunto tuyo lo que hagas en tu habitación, pero si sales y lo haces en público, es vergonzoso… tras los Gay Games, su siguiente paso será la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. Los funcionarios no deberían meterse en esto. Es asunto de la sociedad civil si quieren hacerlo, pero está mal [que el Gobierno] arroje dinero en esto. No quiero ganar un dinero tan sucio, no importa si ganamos mil millones de dólares hongkoneses.

Priscilla Leung coincidió y señaló que los juegos tenían menos que ver con el deporte y más con una campaña de promoción de los derechos del colectivo LGBT que, según ella, podría, dividir a la sociedad.

Sus comentarios se produjeron después de que la legisladora Regina Ip Lau Suk-yee pidió al Gobierno que hiciera más para ayudar a los organizadores de los Gay Game a conseguir las sedes que necesitan. Ip ha expresado su apoyo a la candidatura desde 2016.

Hong Kong liberal, pero no por mucho tiempo.

Las encuestas realizadas en Hong Kong en los últimos años muestran que la mayoría de las personas apoyan al matrimonio entre personas del mismo sexo y la protección legal de los derechos LGBT.

Sin embargo, los partidarios de los legisladores a favor de Pekín están a favor de valores más conservadores, con las relaciones heterosexuales y la reproducción en el centro de la organización social. Estos puntos de vista están en consonancia con la política de educación de género de Pekín de los últimos años.

A principios de 2021, el Ministerio de Educación elaboró una propuesta de política para promover la masculinidad en los jóvenes, en medio de un discurso liderado por el Estado que denuncia la “feminización” de este grupo demográfico. Los medios estatales y a favor del Gobierno se han quejado con frecuencia de la popularidad de las estrellas masculinas de la música y el cine, conocidas por su apariencia “delicada”.

Si bien hasta ahora no ha habido indicios de que los responsables de Hong Kong vayan a intentar bloquear la celebración de los GGHK, los organizadores enfrentan evidentes problemas logísticos.

Por ahora, los GGHK solo han podido encontrar la mitad de los 56 lugares que necesitan para los juegos.

Sin la ayuda de las asociaciones deportivas nacionales, financiadas por el Gobierno, los GGHK solo pueden reservar recintos deportivos con seis meses de antelación, en vez de doce.

Hasta 2020, Hong Kong contaba con el único legislador abiertamente homosexual de Asia Oriental: el legislador independiente Raymond Chan Chi-chuen, que entró en el Consejo Legislativo en 2012. Sin embargo, Chan Chi-chuen abandonó el órgano en 2020, en oposición a lo que consideraba intentos de Pekín de manipular el consejo. Actualmente se encuentra bajo custodia policial acusado de subversión.

La renuncia en masa de legisladores democráticos en noviembre por la decisión de Pekín de destituir a cuatro de sus colegas ha dejado el Consejo Legislativo sin voces opositoras.

Petición de ayuda para los Juegos Gay indigna a algunos legisladores.
Un llamado al Gobierno para que haga más por ayudar a la planificada celebración de los Juegos Gay en Hong Kong el próximo año ha provocado una fuerte reacción de algunos legisladores.
—–
El apoyo al matrimonio gay en Hong Kong está en su punto más alto, pero como ya no tenemos la oportunidad de tener legisladores que realmente representen al pueblo, la discusión está ahora en el nivel de llamar literalmente “sucios” a los homosexuales.

“Respetamos a las personas con diferente orientación sexual. Lo que hagas en tu cuarto, es asunto tuyo. Sin embargo, si lo haces en público, es vergonzoso”, dijo el legislador a favor de Pekín Junius Ho, y desestimó el argumento de que los Gay Games impulsarían la economía y calificó los beneficios de “dinero sucio”.
—–
Hong Kong persigue y encarcela a sus políticos más respetados y progresistas a nivel internacional, pero promueve el gobierno de “patriotas” como Junius Ho, que escupen odio así. Eso está muy de moda en este momento para una ciudad antes conocida como la ciudad mundial de Asia.

Los grupos LGBT+ locales se han unido a las redes sociales para criticar los comentarios de los legisladores pro-Pekín.

En una entrevista con Hong Kong Free Press, el director del Desfile del Orgullo, Wylie Yeo, dijo:

The civil society is really supportive, citizens really support LGBT…We have never had so many businesses supporting Pride Month as this year… it’s just the people remaining in the Legislative Council who is out of touch… they are the ones dividing Hong Kong. The situation now is that because they have turned and twisted the LegCo election system into entirely ‘one country, one system,’ homophobic garbage like them are the only ones remaining in the LegCo.

La sociedad civil es realmente solidaria, los ciudadanos apoyan al colectivo LGBT… nunca hemos tenido tantas empresas que apoyen el Mes del Orgullo como este año… justo la gente que sigue en el Consejo Legislativo está desfasado… son los que dividen a Hong Kong. La situación actual es que, como han convertido y retorcido el sistema electoral del Consejo Legislativo en el principio de “un país, un sistema”, la basura homofóbica como ellos son los únicos que permanecen en el Consejo Legislativo.

Ricky Chu, presidente de la Comisión de Igualdad de Oportunidades del Gobierno, prometió que su organismo seguirá ofreciendo ayuda a los organizadores, e instó al público a no estigmatizar los juegos.