Manuel Machado – a Villaespesa que corría el mundo

Francisco Villaespesa, compañero
a mar, a viento y luz, osado un día…
En la flota gentil de la Poesía,
conmigo capitán y marinero.

Fija la vista en el polar lucero,
de mar y viento y luz en la armonía
tu nave surca aún, mientras la mía
volvió cansada del afán primero.

¿Qué oro a tus piedras? ¿Qué a tus lienzos marco
tallaré dignos, Villaespesa, a hora
de sombras tibias y de paz discreta?…

Oriflama será para tu barco
este dictado, en la invencible prora,
grato a la luz, al viento, al mar: « ¡Poeta! »

Don`t copy text!