OCEANÍA/AUSTRALIA – Atención a los aborígenes y a los refugiados: un compromiso con el bien común

Sydney – “El modo en que nuestra sociedad trata a los aborígenes de Australia y los refugiados, es decir, los primeros y los últimos en llegar a estas tierras, nos desafía a un mayor compromiso con el bien común. El tema de este año de la Semana de la Reconciliación Nacional, “Walk Together in Courage”, nos recordó la importancia fundamental de la verdad en nuestras vidas espirituales y en la vida de nuestra sociedad”. Es lo que recoge una nota enviada a la Agencia Fides por Sandie Cornish, responsable del área de investigación de investigación del Australian Catholic Social Justice Council y docente de Australian Catholic University, ilustrando las iniciativas de la ACSJ en junio de 2019, centrándose en el cuidado y la atención a los aborígenes y a los refugiados.

La profesora explica: “El reconocimiento de nuestro pecado personal y social y del daño que hemos hecho precede y abre el camino al arrepentimiento, a los esfuerzos por hacer las cosas bien, a la conversión y al compromiso de cambiar. El hecho de que nuestros pueblos originales sigan siendo los protagonistas de tantos indicadores socioeconómicos y sanitarios en negativo tiene sus raíces en las injusticias históricas que deben ser reconocidas y abordadas para lograr cambios duraderos”.

“Los eventos de este mes de junio nos empujan a reflexionar sobre los primeros y los últimos de nuestra sociedad: el 3 de junio finalizó la Semana Nacional de Reconciliación, mientras que el 16 de junio comenzará la semana dedicada a los refugiados” , señala la investigadora, que recuerda las palabras del Papa Francisco en su Mensaje para la Jornada Mundial de los Migrantes y Refugiados de 2019: “Jesucristo nos pide que no cedamos a la lógica del mundo, que justifica la injusticia hacia otros para mi propio beneficio o el de mi grupo. El verdadero lema del cristiano es: ¡El último será el primero!”.

“Los pueblos indígenas y los refugiados nos recuerdan que todos deben estar incluidos en el bien común que, a fin de cuentas, es el bien de todos nosotros” . La medida en que esto es cierto es la medida de la justicia de nuestra sociedad”, concluye Cornish.

da: www.fides.org
I contenuti del sito sono pubblicati con Licenza Creative Commons Attribuzione 4.0 Internazionale