OCEANÍA/PAPÚA NUEVA GUINEA – Prioridad a la formación misionera de los niños

 17 total views,  1 views today

Port Moresby – En el camino de la evangelización en Papúa Nueva Guinea es importante dar prioridad a la formación de los niños: es lo que se desprende de un taller organizado en Port Moresby por la Pontificia Unión Misional. En el encuentro, promovido en las últimas semanas por el director nacional de las Obras Misionales Pontificias en Papúa Nueva Guinea, el P. Victor Roche, los presentes también pudieron conocer, a través de una conexión en la plataforma Zoom, al nuevo secretario general de la Pontificia Unión Misional, el P. Dihn Ahn Nhue Nguyen, OFM Conv.
En la reunión se debatieron los retos de la nueva evangelización en relación con la situación de Papúa Nueva Guinea. Los participantes profundizaron en el tema de la formación permanente en la fe para grupos de niños, jóvenes, estudiantes y adultos. En las ponencias y en el debate posterior, surgió la necesidad de reforzar el trabajo pastoral con los niños, poniendo en marcha iniciativas y programas para ellos en las distintas parroquias, y aprovechando las iniciativas promovidas por la Obra Pontificia de la Infancia Misionera .
La reunión dio a los presentes la oportunidad de desarrollar propuestas de proyectos, individualmente y en grupos, y luego compartirlas con todos. El padre Thomas Waiaken, de la diócesis de Wabag, dijo que había organizado el movimiento “niños que ayudan a niños” en su parroquia, enseñándoles a “comportarse y amar como Jesus y rezar por otros niños y hacer el bien a los demás, como una misión que hay que llevar a cabo día a día”. Este enfoque pastoral, explicó, ha dado lugar a iniciativas prácticas de colaboración fructífera con el gobierno local en relación con la protección de la infancia y el apoyo a los niños más pobres.
Simon Allis, director de Servicios de la Infancia y la Familia para la Protección de la Vida Familiar, subrayó a los presentes que “la colaboración entre las autoridades civiles y la Iglesia es un aspecto vital para la protección de los niños y el desarrollo de la sociedad”.
La reunión también sirvió para aclarar la misión principal de las OMP y el papel y las responsabilidades del director diocesano de las OMP.
P. Jack Pinocy, secretario de la Nunciatura Apostólica, que presidió la misa de clausura, exhortó a todos “a estar unidos en Cristo, a vivir para Él y a construir la Iglesia allí donde seáis enviados”. Transmitiendo el mensaje del Nuncio Apostólico, monseñor Fermín Emilio Sosa Rodríguez, el P. Pinocy invitó a los presentes a “ser fieles a la misión recibida, con espíritu de responsabilidad porque así damos un testimonio y una contribución a la evangelización”. “La misión de las Obras Misionales Pontificias es llevar a la gente a Cristo”, concluyó.