Presidente turco declara personas no gratas a 10 diplomáticos

 14 total views,  1 views today

Firmantes dijeron que seguían cumpliendo el artículo 41 de la Convención de Viena.

Captura de pantalla de un video de Medyascope, 10 de marzo de 2020.

Hacia fines de octubre, Turquía se vio sacudida por una crisis después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, dijo haber tomado medidas para expulsar a 10 diplomáticos, incluidos siete aliados de OTAN y socios comerciales de Turquía. La decisión llega después de una declaración del 18 octubre de las embajadas de diez países sobre la detención del filántropo Osman Kavala. Kavala fue arrestado en 2017 por acusaciones cuestionables y sigue tras las rejas. Aún no tiene un juicio justo ni una resolución que lo declare culpable.

La declaración de los embajadores decía:

Today marks four years since the ongoing detention of Osman Kavala began. The continuing delays in his trial, including by merging different cases and creating new ones after a previous acquittal, cast a shadow over respect for democracy, the rule of law and transparency in the Turkish judiciary system.

Together, the embassies of Canada, France, Finland, Denmark, Germany, the Netherlands, New Zealand, Norway, Sweden and the United States of America believe a just and speedy resolution to his case must be in line with Turkey’s international obligations and domestic laws. Noting the rulings of the European Court of Human Rights on the matter, we call for Turkey to secure his urgent release.

Hoy se cumplen cuatro años desde que empezó la detención en curso de Osman Kavala. Las continuas demoras en su juicio, que incluyen acumular diferentes casos y crear otros nuevos luego de una absolución previa, empañan el respeto por la democracia, el estado de derecho y la transparencia en el sistema judicial turco.

Juntas, las embajadas de Canadá, Francia, Finlandia, Dinamarca, Alemania, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Suecia y Estados Unidos de América creen que un resolución justa y expedita debe ir de acuerdo con las obligaciones internacionales y leyes nacionales de Turquía. Teniendo en cuenta las resoluciones de la Corte Europea de Derechos Humanos en la materia, pedimos a Turquía que garantice su urgente liberación.

El lunes 25 de octubre, se evitó la crisis. Los diez signatarios dijeron que cumplían con el artículo 41 de la Convención de Viena. Desde su cuenta oficial de Twitter, la embajada de Estados Unidos dijo: «En respuesta a preguntas sobre la declaración del 18 de octubre, Estados Unidos señala que cumple con el artículo 41 de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas».

El presidente Erdoğan saludó la declaración.

«Estas personas reconocerán, entenderán y conocerán Turquía. El día que no conozcan ni entiendan Turquía, se irán», dijo el presidente Erdoğan el 23  de octubre en una manifestación en la provincia turca de Eskişehir. El presidente describió la declaración como “impúdica” y declaró a los diplomáticos «personas no gratas».

«He instruido a nuestro ministro del Exterior: ‘Manejarás inmediatamente la declaración de personas no gratas de estos diez embajadores», explicó el presidente Erdoğan. Al día siguiente de emitida la declaración, los diez embajadores fueron convocados al Ministerio e Asuntos Exteriores y se les acusó de «politizar el caso Kavala», según DW.

En respuesta a la decisión de Erdoğan de expulsar a los diplomáticos, el presidente del Parlamento Europeo, Davis Sassoli tuiteó:

La expulsión de diez embajadores es una señal del giro autoritario del Gobierno turco. No nos intimidarán.

Libertad para Osman Kavala.

“Seguiremos pidiendo a Turquía que cumpla con parámetros democráticos y el estado de derecho a los que el país se comprometió según la Convención Europea de Derechos Humanos”, dijo el jefe de Comunicaciones del Ministerio del Exterior de Noruega, Trude Maaseide.

El lunes 25 de octubre la crisis terminó cuando los diez signatarios de la declaración del 18 de octubre reiteraron su compromiso con el artículo 41 de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas.

Captura de pantalla del artículo 41 de la Convención de Viena.

El caso de Osman Kavala

Kavala es un exitoso hombre de negocios turco que ha apoyado numerosas iniciativas en Turquía desde hace años, incluida la rama turca de Open Society Foundation., Lo detuvieron el 18 de octubre de 2017. Dos semanas después, lo arrestaron acusado de «intentar derrocar el orden constitucional» y de «intentar derrocar al Gobierno» por esu supuesto financiamiento a las protestas de Gezi en 2013. Ha estado en una prisión de máxima seguridad desde noviembre de 2017.

En febrero de 2020, Kavala fue absuelto. Pero horas después, lo acusaron de participar en el intento de golpe de 2016. Aunque lo liberaron un mes después de esta acusación, Kavala siguió detenido acusado de «espionaje político o militar». En enero de 2021, su absolución en el juico del parque Gezi quedó revertida y en el juicio realizado en febrero de 2021 la corte resolvió acumular acusaciones presentadas contra Kavala en el juicio del parque Gezi con el del golpe de 2016, por lo que su detención continuó. Los abogados de Kavala dijeron que la acusación es una presunta ficción que carece de evidencia. Organizaciones internacionales de derechos humanos y grupos de la sociedad civil en Turquía han dicho que el arresto de Kavala tiene motivación política.

La medida de Erdogan de expulsar a los embajadores está haciendo que el mundo conozca más la injusticia que enfrentan Osman Kavala y otros en arbitraria detención en Turquía.

Conozcan a Osman, lean por qué o deben liberar y únete a los llamados para iiberar a Osman Kavala.
👇👇
https://www.hrw.org/news/2021/09/13/turkey-defies-european-court

La declaración de las embajadas se emitió en el cuarto aniversario del arresto de Kavala, y pidió a las autoridades la liberación de Kavala en línea con una resolución de la Corte Europea de Derechos Humanos de diciembre de 2019, que favorecía a Kavala y pedía a Turquía que lo liberara. Por su parte, el Consejo de Europa dijo el 17 de septiembre de 2021, iniciará procedimientos de infracción contra Turquía a fines de noviembre si Kavala no queda en libertad.

La siguiente audiencia de Kavala está programada para el 26 de noviembre, pero el empresario dijo que no participará en la audiencia. El 22 de octubre, Kavala dijo «como un juicio justo no es posible, creo que en adelante mi asistencia a las audiencia y mi defensa no tendría sentido».

En una entrevista con AFP antes del cuarto aniversario de su encarcelamiento, Kavala dijo que no espera que lo liberaran pronto.

I think the real reason behind my continued detention is that it addresses the need of the government to keep alive the fiction that the Gezi Protests were the result of a foreign conspiracy. Since I am accused of being a part of this conspiracy allegedly organized by foreign powers, my release would weaken the fiction in question and this is not something that the government would like.

Creo que la verdadera razón de que siga detenido es que responde a la necesidad del Gobierno de mantener viva la ficción de que las protestas de Gezi fueron el resultado de una conspiración extranjera. Como se me acusa de ser parte de esta conspiración supuestamente organizada por potencias extranjeras, mi liberación debilitaría la ficción en cuestión y esto no es algo que le guste al Gobierno.

El presidente Erdoğan afirma que las protestas del parque Gezi tenían el objetivo de derrocarlo y a su gobierno. Por  tanto, los llamados para liberar a Kavala se perciben como un ataque directo en su contra, escribió Ece Göksedef, periodista de BBC en turco,

Relaciones tensas con Occidente

Las relaciones de Turquía con Occidente, sobre  todo con Estados Unidos, se agriaron en años recientes cuando el país empezó a cercarse al presidente ruso, Vladimir Putin.

Expertos locales sostuvieron que la actual desavenencia diplomática puede alejar a Turquía, que es parte de la OTAN, de sus aliados occidentales. Si se dieran las expulsiones, abriría la desavenencia más profunda con Occidente en los 19 años de Erdoğan en el poder.

La decisión de Erdogan de expulsar a diez embajadores también significaría alejar:

• a 10 miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos
• 7 aliados de la OTAN
• 6 contrapartes de la Unión Europea
• 5 importantes socios comerciales
• 4 potencias de G-7
• 2 Estados con poder de veto del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas
• 1 importante aliado de defensa 🇺🇸

Algunos expertos creen que la decisión de expulsar a los diplomáticos y declararlos personas no gratas fue un intento de distraer de política interna. Ebn medio de una crisis financiera, Turquía atraviesa su peor deterioro económico en años. La depreciación de la lira turca contra monedas extranjeras y que el país esté en la lista gris de la rama financiera del G7 a finales de octubre ha puesto la atención en el gobernante partido Justicia y Desarrollo.

En una entrevista con The New York Times, Soner Cağaptay, director del programa de investigación turco en el Instituto de Washington, dijo: «[Erdoğan] se está dando cuenta de que no podrá darle la vuelta a la economía, así que culpará a Occidente. Es un reconocimiento de que la economía no tiene arreglo».